Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 2 de septiembre de 2012

Jok – Dibujante de Historietas – Autor de Camulus



Invitado de Hoy: Jok – Dibujante de Historietas – Autor de Camulus
 
Hola ¿Quién eres? Preséntate con tus palabras, por favor.


Hola, qué tal. Yo soy Jok, un austero realizador de historietas, ocasional ilustrador, mediocre marcador lateral y aceptable vecino. Poco más.
Pero… Esto lo digo siempre, fijate que a este blog lo van a leer miles ¡millones de personas de todas partes del mundo! Y tal vez quieran saber de donde venís, ¿De donde sos?
Bueno... ¡cuánta presión! Yo siempre pienso que estos datos insustanciosos aburren al lector. En fin. Soy un hombre sensible de Almagro, ahora radicado en Floresta. Porteño de cabo a rabo y discreto bailarín de todos los ritmos que se pasan en un casamiento.
¡Esa! ¿Cómo empezaste a aficionarte a la Historieta?
Desde muy chico le pedía a mi hermana mayor que me leyera las historietas infantiles que circulaban a veces por casa. “Pasá el dedito por el globo” le pedía (y ella bufaba). Casi aprendí a leer así. Y ya hacía historietas desde antes de aprender a escribir. Bueno, en realidad escribía con los dibujos, si es que se entiende la noción.
Sí, se entiende perfecto. ¿Y cuando sentiste el impulso de empezar con el dibujo?
Desde siempre, sinceramente no recuerdo haber “empezado”.
¿Qué temas te gustan en los  dibujos y las historietas?
Últimamente, y en plena madurez, me encuentro muy cercano a los temas y géneros que supieron fascinarme en la niñez. La ciencia ficción, la aventura, el terror y la fantasía heroica son mis preferidos. Por suerte, actualmente me encuentro desarrollando muchos trabajos y proyectos dentro de esas temáticas.




Humm ya me vas hablar de eso. ¿Cuál es tu aspiración? ¿Fama?
Je je je je, me da risa la palabra. Nunca la relacionaría con la historieta. Mi aspiración tiene que ver con conseguir cierto tipo de regularidad o continuidad en el desarrollo de mis proyectos, mis propias historias junto a los guionistas y dibujantes con los que trabajo usualmente. Sería un golazo, pero es muy difícil y todavía no tengo los canales bien trazados. Ojalá se me dé.
 ¿Qué es lo que te hace juzgar si una historieta es buena o mala?
¡Siento que acá me tengo que jugar! Suele suceder que a las historietas las agarrás por primera vez por el dibujo. Pero la segunda, tercera y cuarta, es por el guión. ¿Salí bien?
No está nada mal. ¿Qué es la Historieta para vos?
Es un medio con muchísimas posibilidades. Todavía explotado a medias y con mucho por explorar. Ha dado grandes obras y muchas cosas olvidables. Y es una gran disciplina para expresar y comunicar (dosifique a gusto, yo estoy en la vereda de la comunicación). Además de todo, permite describir mundos interiores (como en las novelas) y exteriores (como en el cine) con gran precisión. Esto último lo dijo Liniers por la tele y es así nomás.
¿Crees que hay público para lo que haces?
Es un tema difícil, porque no sé si los dibujantes estamos calificados para contestar esta pregunta. Pero haré de cuenta que estamos en un café entre amigos y voy a arriesgar desde la impunidad de un pocillo. Yo creo que todavía no se ha conseguido una masa crítica de lectores en Argentina que puedan bancar la producción y la edición de una historieta de cabo a rabo (en libro y mucho menos en revista). Sin embargo, la creciente oferta da la sensación de que hubiera habido un pequeño crecimiento en el público y en la atención de otros medios. O es eso, o es que ha crecido nuestro voluntarismo.
Puede ser ¿Participás en las ferias de historietas? Eventos como el ANIMATE?
No estoy yendo mucho a las ferias de historietas en este momento. Pero, justamente, fuí gentilmente invitado por Rubén Meriggi al último Animate. Estuve con mis compañeros de Camulus dibujando para el público un rato. La pasamos bien con los muchachos, nos conocemos desde hace rato.





Ya que estamos, hablame de Camulus. Siempre recuerdo con cariño cuando supe de él en la Magma.
Ah, Camulus es un personaje con gran potencial y adaptable a varios formatos. No por nada ha sobrevivido 15 años. Yo creo que se debe a la vitalidad que le han sabido insuflar sus creadores Jorge Blanco y Pablete García. Siempre es una alegría tener la posibilidad de volver sobre este personaje. Y siempre se presta para hacer algo nuevo.
¿Por qué pensás que no prosperó la revista Magma?
Es difícil de decir ya que no estuve involucrado en la cocina de la publicación. Presumo que ocurrió aquello de no alcanzar la cantidad necesaria de lectores para sostenerla. Pero desconozco las razones concretas. Rubén Meriggi la ha coordinado con mucho esfuerzo y le ha brindado a Camulus un trato deferente (siempre lo hizo). Ojalá hubiera durado hasta hoy ya que era una buena posibilidad para desarrollar (y leer) material vinculado a la aventura. Y, además, conformaba un rincón a la medida de Camulus. Por suerte, actualmente Camulus ha encontrado una nueva casa en la revista Héroes, de Universo Retro.
¿Tienes un e-zine favorito?
No, mea culpa. No consumo nuevas publicaciones en formato electrónico, sólo scans de lo que ha salido en papel.  Pero está mal esto que hago, ojo.
¿Hay algún autor contemporáneo que sigas?
Contemporáneos a mí, si, me gustan varios. Primero, mis viejos compañeros de La Productora (Aón, Gervasio, Mallea y Mosquito), a quienes les profeso una gran y sincera admiración. Luego, me llama la atención el trabajo de Marcos Vergara, del Matías Bergara de Uruguay, de mi amigo Santullo como guionista, el de Dante Ginevra, Pablo Túnica, Salvador Sanz, El Bruno y me gusta mucho lo que hacen Max Aguirre y Tute. Gustavo Sala me enloquece, ya desde la época de los fanzines. Federico Baert y Caio de San Nicolás son dos mostros cada uno en lo suyo. También me copan Bobillo, Juan Ferreyra  y me pareció muy logrado el libro “Mi Buenos Aires Querido” de Ale Farías.  Y seguro que me olvido de algún amigo y me voy a auto flagelar por no haberlo nombrado. ¡Te pido perdón desde acá, amigo olvidado!








¿Cuál es tu autor favorito?
Alan Moore y Mignola. Ponéle. Quedaba bien meter a un francés, pero bueh. También, siempre me fascinó el laburo de Meglia y el de Quique Alcatena. Son como un faro. Y Wood como creador de personajes me parece incomparable. Último párrafo para Mazzitelli, de quien me gusta mucho-mucho absolutamente todo lo que he leído de él.
Te referís a Robin Wood, seguro, porque puede confundirse con Wallace Wood. ¿Es así?
Si, Robin Wood. Si querés escribir una aventura, ¡tenés que pasar por ahí!
¿Según tu parecer, Los autores de Historieta colaboran entre sí o son individuos aislados?
Mi experiencia es de cooperación continua. Pero sé que es un trabajo que se relaciona con lo individual.
¿Y como es trabajar en equipo en un mismo proyecto?
El trabajo en equipo genera una sinergia irremplazable en el enfoque individual. Hay una dinámica que va y viene que yo juzgo más estimulante que el resultado del trabajo en sí. Sólo se necesita tener el ego entrenado. He probado todo tipo de colaboraciones, desde el clásico guión/dibujo hasta el guión a dos manos y dibujo con rubros compartidos (bocetos, tintas, lápices y color entrecruzados y combinados de cualquier manera). Siempre me predispone bien la búsqueda de colaboración creativa, y los resultados me han resultado mayormente alentadores. El trabajo puramente individual es muy cansador y, en mi experiencia, se corre el riesgo de quedarse a pata en alguna parte del proceso. Cuando uno labura solo en un proyecto, el aburrimiento de uno mismo esta ahí, agazapado. En mi humilde y austera experiencia, claro. Hay muchos autores integrales que hacen excelentes laburos solos.
¿Qué opinas de los guionistas y escritores?
Yo creo que los guionistas son más necesarios de lo que los dibujantes pensamos. Creer que se puede contar una buena historia con el cuidado que merece en su estructura y armado sin un guionista, es un error muy fiero. Y bastante usual.
Sí, totalmente de acuerdo. ¿Es importante la divulgación de las novedades sobre Historieta?
Si hay algo que la Historieta necesita es difusión continua y por todos lados. Para abrir el juego. Los historietistas necesitamos lectores, son el recurso vital de lo que hacemos.
¿Qué opinas de la autoedición?
Es una salida muy válida para aprender, expresarse y comunicarse. Y es adictiva y difícil de abandonar. También es un caldo de cultivo para la autocomplacencia, ojo. Es jodido escaparle a esa trampa. Durante mucho tiempo, la autoedición fue para mí parte integral de la experiencia de hacer una historieta. Y estaré eternamente agradecido al entrenamiento que me dio haber sido parte de La Productora. La autoedición fue la recta final de mi formación, que aún no ha terminado (para bien o para mal). Para cerrar, Oswal (mi Maestro) siempre decía que el original es la publicación. Un argumento demoledor.
¿Te animás a opinar sobre algún editor?

¡Si, claro! He tenido muy buenas experiencias con Marcelo Pulido de Historieteca Editorial, con Javier Doeyo y recientemente con Pictus. Tuve mucha suerte, de verdad.
¿Ves televisión?
Si, muy poco. Me gustaría ver más.
¿Qué opinas sobre los adelantos tecnológicos en la vida diaria?
Algunos están sobrevalorados y tienden la trampa del hábito compulsivo. Otros salvan vidas, claro. Y otros sólo nos hacen la cotidianeidad más cómoda, aunque eso no siempre sea bueno. Soy un viejo choto, ya sé.
¿Qué pensás de las nuevas formas de comunicación? ¿Y las redes sociales?
Las redes sociales generan oportunidades que hace diez años no existían y un canal de expresión para todas las personas con acceso a internet. Y nuevas formas de socializar, a las que hay que estar atentos. Pero no dejo de pensar que no se llegan a aprovechar al máximo.  Me llama mucho la atención el hábito de compartir intimidades y los tristemente célebres comentarios agresivos (por doquier). Cuando el uso de estas herramientas se banaliza al extremo, se opaca  un poco la potencialidad que se vislumbra (y disfruta) en estas nuevas redes.
Pensar que en mi época había que encarar a las minas y llamar por teléfono de línea. “¿Familia Mengano? ¿Se encontraría Flavia por ahí?... em... un amigo, si”.
Ahora los chicos siguen aventuras a través de juegos de video o historias en cine condicionadas por el merchandising ¿Pensás que eso reemplazará a los comics?
A pesar de la aparición de nuevos soportes, siguen existiendo medios como el teatro y la radio... la historieta debería poder entrar en ese lote. Hay un desarrollo de los dispositivos del ocio y un aumento del consumo de material de entretenimiento que, creo yo, reduce la amenaza que algunos medios avancen sobre otros. Seguramente convivirán (por ejemplo, en las jugueterías te ofrecen la Wii, pero también se venden peluches, autitos y muñecas. Y la feria del libro se llena hasta las manos y rompe records. Con esto quiero decir que lo nuevo no siempre reemplaza a lo viejo).
Aunque si hay que destacar que la historieta es una actividad en franca retracción (cosa que no ocurrió con otros medios de comunicación, que supieron resguardar un lugar y sobrevivir dignamente). Es difícil diagnosticar porqué, pero no creo que sea por culpa de los nuevos estímulos.
Es más, me juego media ficha a que los nuevos teléfonos (con pantallas más grandes) podrían hacer volver la lectura de historietas en el transporte público, por ejemplo. Me fui al carajo, ya sé. Pero a mi favor puedo citar que con Santullo hemos trabajado contenidos de historieta para celulares en España y, en su momento, funcionó.
No, no creo que exageres. Hay una educación equivocada respecto a cultura y folklore. No es nada malo ni vergonzoso leer historietas. Pero hay que girar la copa de a poco e insistiendo. Fijate que hoy día los hijos de unos pelotudos que no saben nada están en todas las revistas y se habla de ellos en los diarios. A mucha gente, esto no les hace interesarse, pero a la gente sin instrucción que viene molida del trabajo, sin dinero para salir a la plaza, le queda prender la tele y comerse esa basura. Ya no tiene ganas de pensar solo descansar y pasar un rato tranquilo, por esta razón consume eso casi sin darse cuenta. Yo lo llamo condicionamiento. ¿Por  que pensás que en la opinión general, la Historieta es tan infravalorada?
Por desconocimiento y por que, por varios motivos, cuesta llegar al público general o masivo con un contenido de historieta. Mea culpa para nosotros, los realizadores. Trillo pudo romper con eso, Liniers también. Los humoristas pueden romper con eso y llegar con fuerza. Pero a otros se nos hace muy cuesta arriba, hoy es casi impensable llegar a un público amplio con una historieta de género.
¿Y cual pensás que fue la clave de Trillo o Liniers?
Ante todo, un talento descomunal. Pero, además, hay autores que tienen la capacidad de captar la atención del público en general. Ese es un talento aparte. Estos “artistas médium” han desarrollado antenas que pescan lo que está flotando en el inconsciente colectivo y tienen la capacidad de volcarlo.  Es una cualidad que vale la pena observar para analizar, aunque sea imposible de imitar.
¿Cuál es tu opinión acerca de la propuesta de ley para incentivar la historieta nacional para la que se están juntando firmas?
No estoy interiorizado sobre los detalles, aunque sí leí la ley. Pero me falta información para opinar. Desde luego que la iniciativa es buena, pero me gustaría despejar algunas dudas sobre la instrumentación.
¿Y respecto a la idea de agremiarse para conseguir la pensión o jubilación para los dibujantes?
Es difícil, pero sería bueno estar un poco más organizados. Me avergüenza no estar involucrado, pero llevo encima muchos años de desgaste con la actividad asociativa vinculada a la historieta y demás. Y me quedé sin nafta para seguir participando de reuniones, etcétera. Te estoy confesando una miseria, ojo, no me estoy jactando sino todo lo contrario. Yo creo que eventualmente a todos nos llega el momento de elegir entre “la movida” y la obra. En su momento, formé parte activa de la Asociación de Historietistas Independientes, allá a fines de los noventa. Y estábamos bajo el ala de la CTA y todo, pero quienes integrábamos la asociación estábamos lejos de profesionalizarnos y no nos fue posible aprovechar esa oportunidad.
¡Qué pena! ¿Imaginás que algún día conquistaremos el espacio como en Star Trek?
No estoy muy al tanto de Star Trek, nunca me pude enganchar. Pido disculpas a los leales fanáticos de la serie. Sí me resulta atractiva la idea de varias razas interactuando en un comité (o federación) como si fuera la AFA. Jejeje, la AFA intergaláctica, ¡te estoy tirando una buena idea acá! En vez de jugarse el mundial se jugaría “El Cósmico”, jejejej. Perdón.
Si hubiese un holocausto climático o ecológico ¿Qué harías?
Me moriría al toque, claro. Si se pudre todo, los historietistas cagamos fuego primero. No sabemos hacer nada en el mundo real. Y somos, en general, inservibles para pelear o treparnos a los árboles. Y cazando jabalíes ni te digo.
¿Cuál es tu película de COMIC favorita?
Las Batman de Nolan, lejos. Igual no vi toooodas las películas basadas en historietas, pero Nolan es un gran autor (junto a su hermano). Una historia de Violencia de Cronenberg también me gustó muchísimo (aunque no leí la novela gráfica en la que se basa).
¿Crees que los autores de Historieta son nerds o ratones de biblioteca despegados de la realidad?
Debe haber de todo, ¿no? Pero sí, pareciera que es un laburo que produce leves dificultades sociales, ocasionales limaduras serias y distanciamiento del mundo real. Me hago cargo.
¡Já! ¡Já! ¡No es para tanto! ¿Cuál fue la última historieta que leíste?
Una de la agencia paranormal de Hellboy, pero sin Hellboy. “La máquina universal”, con un dibujante que me gustó mucho (Guy Davis) y un guión que me sorprendió gratamente. Muy redondita.
¿Pensás que alguien leerá este diálogo?
Si, yo. Me voy a fijar a ver si trastocaron los conceptos para generar titulares con punch como, por ejemplo, “Los humoristas sufren de limaduras serias” o “En una catástrofe los primeros que mueren son los inútiles de los trekkies” o algo así. No son malos títulos, ¡Ojo!
La verdad es que contestar estas preguntas me afiló el bocho y eso casi siempre es bienvenido.



2 comentarios:

  1. ¡Grande, Jok! Excelente el portfolio que acompaña al reportaje.

    ResponderEliminar
  2. Oh! Quique! me agarra taquicardia, Quique! Sos un mostro en todos los rubros. Me debo un café con vos!

    ResponderEliminar