martes, 7 de abril de 2020

Juan Rozz – Escritor y cuentista



                                      Entrevistado de Hoy

Juan Rozz – Escritor y cuentista

¿Quién eres? Preséntate con tus palabras, por favor.                 

Niño eterno, aprendiz de la vida, amigo de los amigos “a rajatabla”, escritor, cuentista, novelista inédito, atorrante, aventurero, anarquista, camarada y compañero... ¡y esperanzado! Como Cyrano… “Mi placer es molestar, amo ser aborrecido”

¡Bien! ¿Estudiaste o sos autodidacta?

La vida es un eterno aprendizaje. En muchas cosas, soy autodidacta, y el mundo es el mayor proveedor de conocimiento.
Pero formalmente, cursé un par de carreras Universitarias sin completarlas: económicas, periodismo… formación empresarial en España… (¡Esa la terminé, pero nunca retiré el título!) y hasta una extraña “Diplomatura en Comercialización Frutihortícola”, por la UNLZ.  (Una “Macriada”, que abandoné corriendo cuando me dijeron que los “egresados titulados” eran “COHORTES” … ¡Berp!)
 Este año pensaba cursar una “Maestría en Seguridad Bancaria”, también por la UNLZ. Pero el Corona la dejó para mejor oportunidad… después otras más holísticas: Quiropráctico (otro título “a lo pirro”, sin retirar, en España), Maestro Reiki (ídem…pero el Instituto, y mis Maestros son grandes amigos), digito-punturista- masajista (shiatsu y tui –na)… y alguna cosa más de la cual no quiero recordarme…



¿Cómo empezaste a aficionarte a la Historieta?


A los 6 años, cuando los muchos libros de cuentos de Editorial Sigmar que tenía, ya no me alcanzaron. Vi SUPERMAN, BATMAN, y La Legión de Super Héroes del Siglo XXIII en el kiosco de la esquina…  y el: ¡comprármela, comprármela! fue inmediato. (Charlando, descubrimos con Quique -Alcatena-, que nos sucedió lo mismo en el mismo momento… y con Gabriel – Bianchini- que leímos completo “Leyendas Universales” a la misma edad, pero con 10 años de diferencia.

 Por algún arte del destino yo caí con Paturuzú. Más el Libro de Oro y después las de Columba. Los superhéroes fueron un gran invento. Generan fascinación en los niños. ¿Por qué será?

Casualmente, lo mío fue al revés. Empecé con las de Superman porque de una u otra forma visto en los dibujitos de los 50s que pasaban en los albores de la TV, en 1962, cuando tenía 6 años. De allí a Batman, hubo un paso. Papá leía fotonovelas e Intervalo. Y la vieja le decía: ¡dejá de leer esas porquerías! Y a mí, me quedaba eso grabado…

El viejo, alguna vez me trajo alguna Patoruzú, o Patoruzito… y mamá retrucándole: traéle el Billiquen al nene, y no esas porquerías. Pasaron unos años, y a los 11, le tomé el gustito al Álbum de Oro de Patoruzú. Aunque me parecían medio “grasas” … (yo leía a Lobsang Rampa desde los 9…era un pibito de Barrio Norte.)  Por suerte, nos mudamos a “Buedo”, y me hice hombrecito (¡jajaja!) e hincha del Ciclón.

Cuando empecé a laburar (a los 15, y estudiar de noche) en la oficina descubrí las de Columba (tan vilipendiadas por mamá) y a Héctor Oesterheld con “Roland El Corsario”, “Kabul de Bengala” y “Tres por la Ley” … la primera de Robin que me fascinó fue un unitario “Borceguíes claveteados y corbata Dior”. Y el GILGAMESH de Leo Gioser y Lucho… que me volaba la cabeza. Así, el pasado “pro yanqui” fue. Fantomas, la amenaza invisible, había sido lo último leído, a los 14.

También me hice de la Fede, y luego Peruca, entre los 16 y 22. Y en el tren, alternaba leer hojas sueltas de El Capital (para poder esconderlas o descartarlas) y D´artagnan o El Tony, dentro de un cuaderno Arte grande, para esconderlas, y que los amigos “comprometidos” no me gastaran con el “¿esa porquería leés?" ¡Jajaja!



 ¿Cuándo sentiste el impulso de empezar a escribir?

Creo que escribía mentalmente cuando jugaba con los soldaditos, a los 6… y armaba montañas con frazadas marrones, valles con servilletas verdes… lagos con bolsas azules… extraterrestres con las piezas de ajedrez… (hoy disfruto mucho cuando veo -a escondidas- a mi nieta Isabella (7) hacer lo mismo. Me divierte como ella, que es “guerrera” y no “princesa”, arma castillos caseros, donde las “barbies” maquilladas de “GI-Joe” combaten con seres imaginarios.) … más en la Escuela Primaria, era el eterno seleccionado para cuanto concurso literario había… pero solo ganaba los internos. Cabotaje lo mío.

Te entiendo, yo hacía lo mismo. Grandes sagas con los muñequitos de La Guerra de las galaxias. ¿Qué temas te gusta tratar en las historias?

Casi siempre, me voy a la base histórica. Pero en realidad, todos.

 ¿Cuál es tu aspiración? ¿Fama?

¡Jajaja! ¡Sí, FAMA…como en los viejos avisos de las revistas! ¡SEA ESCRITOR! (Ah, no, era... ¡dibujante!) Pero no, la verdad que no. Solo intentar que me lean. (¡Y si gusta, o sirve para algo bueno, mejor!)


Ja ja ja, Si mostraban a un dibujante como si fuera Hugh Helfner, ¿Qué es lo que te hace juzgar si una historia es buena o mala?

¡NADA! ¿Quién joraca soy yo, o es cualquiera, para juzgar a otro, o el laburo de otro? A lo sumo, me gustará o no… (también opinión variable en tiempo, espacio y madurez… inmensas “porquerías” del pasado, hoy me resultan obras de arte… y viceversa)

¡Interesante respuesta! ¿Qué es la Historieta para vos?

Debe ser EL CINE DE LOS MÁS HUMILDES



Cierto, y también la voz. Solo necesitas un lápiz y una hoja para expresarte. ¿Crees que hay público para lo que haces?

Siempre hay un roto para un descosido.

¿Hay algún autor contemporáneo que sigas?

Un amigo me dijo una vez describiéndome: “Jota, sos tan inconstante que no podés tener adicciones” … por lo tanto, no.
Alguna vez, seguí mucho, muchísimo, a Wilbur Smith, pero no en todo. Tal vez siga a todos, y a ninguno.



 ¿Cuál es tu autor favorito?

Roberto Arlt, (al que buscaba desesperadamente cuando había poco y nada de él por ahí, en los 70s y 80s,) el Gordo Soriano (un genio), el Turco Asís (cuando era Oberdán Rocamora), Don Julio (que prologó las obras completas de Arlt, diciendo que de seguro de haberlo conocido, le habría descerrajado su temible: “rajá Turrito, rajá”…), Shakespeare (que nos alimenta a todos, pero todos, aún sin saberlo); Charles Bukowsky siempre… y el próximo que voy a leer… ¡Ahhh… y el atorrante irreverente irlandés-celtíbero políglota anarquista hippie punk libertario escéptico de Néstor Barrón! (¡deliciosamente mordaz!)

Je, je. ¿Los guionistas colaboran entre sí o son individuos aislados?

La verdad, es que no lo sé. Yo, como no soy nada, y puedo ser de todo, no creo necesitar aislarme para guionar. Es más, necesito del contacto para enriquecer las ideas. El chiste, la mirada inteligente… creo que hay quien necesita escribir aislado, y desconfía hasta de su sombra. Yo no… y si largo una idea que creo maravillosa, en voz alta, para sentirme todo un pavo real a pluma abierta, y alguien la aprovecha… ¡mejor! ¡Debía de ser buena en serio! Total, puedo tener tantas más… (¡Jí!)
Y como dice el amigo Alberto Salafranque: ya todo está inventado, ya todo está escrito…
Si sos generoso con el Universo, él también lo será contigo.




¿Qué opinas de los dibujantes?
¡Qué son dibujantes!
Parafraseando a Bonavena, cuando decía que era “el hijo menor de la patria” -porque los hijos mayores, eran San Martín, Belgrano y Moreno: “Son los hijos menores del arte”.
Unos genios de Arte Mayor, que bregan por ser reconocidos por lo que son, genios, y poder vivir y sobrevivir de su arte.

¿Es importante la divulgación de las novedades sobre Historieta?

LO ES. Pero más importante, estimo, es “recrear” el semillero de lectores de Historieta. Bregar por que haya un nicho de lectores de historieta. Pero para lograrlo, hay que trabajar y mucho. Ofrecer el producto, tentar al consumidor, inventar al lector… dorarle la píldora, ponerle el anzuelo, arregocijarle la papariola… regalarle el primero (y si es necesario, el segundo y el tercero…) para que se hagan adictos, allí, donde no hay nada, o muy poco; y son por eso terreno fértil para la mística de la Historieta.



¿Y de los eventos? Esas reuniones de cultura pop como Crack Bang Boom, Dibujados, ¿Comicon? ¿Planeta H?

¡Ésa es una pregunta con trampa! Te debo haber contado que no me banco las aglomeraciones, colas, ruidos, ni mucha gente alrededor. Hasta hace pocos años, nunca había ido a ninguno, ni siquiera me seducía ir a la Feria del Libro. ¡Mucha gente!

Por lo tanto, no les había tomado el gusto, ni comprendía su importancia, ni su existencia. Para mí, eran una trampa para "venderte" cosas que no querías.

Yo era de la generación del kiosco… ¡ni siquiera de la Tienda de “Cómics”! (¡de la época de la HISTORIETA!) Cada vez que tuve que ir a una “feria” por temas laborales, (de computación, electrónica, entrepreneurs, o lo que fuera) las sufrí… incluso las “Del Libro”, que comencé a visitar cuando conocí a Felipe Ávila y José Massaroli.

 ¡Y terminé de Escudero de José en Comicópolis en 2015!...

 ¡O acompañándote a conseguir el espacio para PLANETA H! Y allí a tener que terminar explicando la diferencia entre “comic e historieta” a los Comuneros de la Comuna 8, o de Cultura del Ministerio. Creo que me salió rápido y explícito: ¿Como se le dice al FUTBOL acá, normalmente o bien atorrante? Futbol, fóbal, pelota… ¿y en Estados Unidos? Soccer… ¿y en Italia? ¡Calcio!... Bueno… ¿Entendés la diferencia Comic – Historieta?

¡Por supuesto, que ahora le tomé el gustito al tema “Evento”! ¡Jajaja!



¿Qué opinás de la autoedición?

Un mal necesario. Pero que adolece de errores y utopías. Al no poder cumplir con todos los roles de la promoción y la logística de ventas, solo llega a un público muy reducido. Al principio, familiares y amigos, y con suerte… ¡es un buen negocio para las alicaídas pequeñas imprentas!
Deberíamos reconvertir la supremacía de la Editorial clásica, y crear Cooperativas Editoriales (aún cuando sean “caseras”) con roles determinados para cada área de las publicaciones, y reparto equitativo de excedentes acorde al trabajo de cada participante… con una cuota parte LÓGICA de utilidad para el conjunto editorial y su crecimiento.
Esa es la idea de El Caburé – Cooperativa Editorial. Ello sería lo ideal. Más voy comprobando que es muy difícil de lograr. Se filtran en la idea Cooperativa vicios muy arraigados en la sociedad de consumo que hacen que los proyectos naveguen en aguas turbulentas, y por qué no, algunas turbias.
Todes tenemos nuestro ego, y nuestro enanito facho que a veces sale a pasear cuando no debe, y donde no debe.  El error, siempre, es el Factor Humano.
Hay veces en que llegaría a darles la razón a aquellos Editores rígidos y soberbios, que intentan que el artista sea servil a su poder.
Con cada avatar no utópico que tuvo la creación de “Historias de Desaparecidos y Aparecidos”, me alcanzó para comprender que es un camino sinuoso…pero no imposible. Solo que tienen que congeniarse en él los que solo piensen en el bien común como único medio, y compromiso PRINCIPAL. Y que se llegue a buen puerto sin brillo personalista, sino colectivo. Difícil logro.
El mundo “panelístico” ha comido la cabeza de la mayoría de las personas, y se tejen discusiones increíbles e inconcebibles a diario, aún entre buenos amigos.  Como en algún post al respecto hace poco puso Quique Alcatena, refiriéndose a las labores colectivas: “Todo bien, peeeero… ¿quién le pone el cascabel al gato?

Sip. El tema ahí es la falta de autocrítica a la hora de presentar un trabajo. Yo me encontrado con la humildad de tipos muy grosos con su arte y la intolerancia de gente que se conforma con un dibujo muy básico. Claro que a la imprenta no le importa nada mientras pagues, ja, ja ¿Te animás a opinar sobre algún editor?

No conozco bien a muchos. Solo superficialmente, y no es medida. Pero, por ejemplo, MARIO PAZOS, de Patagonia Sur, que es un amigo, amante y defensor de lo que hace, fue un ejemplo para mí desde cuando lo conocí en 2008… y lo acompañé luego de un Simposio en Cholila, por unos días, en su “Editorial Ambulante” por la Patagonia. Parecía uno de esos personajes que tan bien describían el Gordo Soriano o Sorín, en sus historias mínimas. Y es harto feliz con ello. Un ejemplo de editar “lo que no da plata grande” pero nos es tan necesario al corazón.
 Y los otros, son PAULA VARELA Y NÉSTOR BARRÓN, y su Casa Editorial Primavera Revólver. Dos utópicos aventureros que un día deben haber decidido que en vez de hacer unas “vacaciones all inclusive” querían convertir su casa en una Editorial. Y en el mismo tiempo de vida que tiene “El Caburé”, (menos de un año) editaron 9 Revistas y un libro… a pulmón, poniendo el pecho… y siempre, con resultado incierto… como si manejaran una epidemia de coronavirus… ¡pero sin pandemia de ventas! Bendito el reino de esos Editores, porque ellos serán los alquimistas de sus propias utopías.
Ahhh… y me olvidaba de… FELIPE RICARDO ÁVILA, un todo terreno, un fuera de serie, loco como una cabra, utópico, discutidor, apasionado, múltiple, amigo, y enconado adversario a la vez… que me contagió el gustito de meterme en este mundo, ya con 50 pirulos.
¡A TODOS ELLOS, SALUTE! Y mi eterno recuerdo a Felipe.




¡Por supuesto, Felipe! Se lo extraña mucho de verdad. ¿Ves televisión?

Ya casi poco y nada. No tengo tiempo. Unos minutos al desayuno, por ahí. Pero como ahora, en re-economía de guerra cortamos el cable, y solo uso internet, la TV es un mal menor casi desaparecido para mí.

¿Sos docente? ¿Qué podés contar sobre eso?

¿Docente? No, no puedo decirlo. Desarrollé y di algunos Cursos para Acompañantes de Personas Mayores en España y aquí, pero como formador. Y otros de Reiki y Masajes Terapéuticos… pero no puedo sentirme “docente”. Tampoco “Maestro” de nada (título pomposo de los “4to Nivel de reiki”, como yo)
 Sí Aprendiz de la vida, de la que “solo sé que no sé nada”.
Ahhh… docente, tal vez… en una época enseñé martingalas in situ, para sacarle la diaria al Casino, durante un año. Yugo sin cadenas, más terrible que el peor de los laburos, vea.

¡Tremendo! ¿Qué opinas sobre los adelantos tecnológicos en la vida diaria?

Están allí para servirnos de ellos, pero no para que ellos se sirvan de nosotros.



Já, já. Tenemos una secretaria y un espía trabajando dentro de cada celular. Los que hacen esos aparatos son paranoicos. ¿Qué pensás de las nuevas formas de comunicación? ¿Y las redes sociales?

¡He creado un monstruooooo…! – dijo el Dr. Frankenstein.
Y su loca creación, con pedazos de radio, diario, y tv; teatro, monólogo y hedonismo onanista; enciclopedia y chusma de barrio, buenas y malas intenciones, está transformando, mientras muta, la historia de la Humanidad. Y las redes sociales, parte del aquelarre de las brujas de lo virtual, son un gran Baile de Máscaras Venecianas, donde luego, al salir a la diaria realidad del asfalto, las trasnochadas cenicientas regresan a fregar sus paupérrimas cacerolas.

Ahora los chicos siguen aventuras a través de juegos de video o historias en cine condicionadas por el merchandising ¿Pensás que eso reemplazará a los comics?

Unos son soportes de los otros. Y es difícil hoy decir si fue primero el huevo o la gallina. En este parámetro, a veces primero fue el huevo, a veces la gallina. Es como sucedió con esos guiones de cine, que luego se convirtieron en libros; lo que ocurre con los juegos de video, y tantas otras expresiones del ocio o la cultura. Creo que lo MULTIMEDIA es el futuro. Y unos se retroalimentarán de los otros.
Más, nunca nadie tiene la certeza de dónde saltará la liebre. Lo cierto, es que si no tenés con qué cebarla, difícilmente la puedas meter en la cacerola.

¿Pensás que, en la opinión general, la Historieta es infravalorada?

¡Ugh!... ¿LO QUÉ?

 Bueno, ja, ja. ¿Imaginás que algún día conquistaremos el espacio como en Star Trek?

Todavía no pude conquistar mis botas nuevas… ¡que hasta me sacan ampollas! ¡Conquistaremos somos muchos… jajaja!



Si hubiese un holocausto climático o ecológico ¿Qué harías?

Lo que estoy haciendo durante el Coronavirus. Ayudar, auxiliar, difundir, organizar… ¡Obedecer al mando natural, o dirigir a los perdidos en la borrasca! ¡Amo ser Capitán de Tormentas!
 Lo demás me aburrió siempre… hasta la “cómoda seguridad del tener para ser…”, que casualmente mis parejas, nunca terminaron de entender. Y por ello marcharon, o me alejé.

¿Cuál es tu película basada en historietas o manga favorita?

¡Heavy Metal, Universo de Fantasía! ¡Y las narices-aspiradoras!

Si, es buenísima esa película. ¿Crees que la gente aficionada a la historieta, cosplay, covers etc. son nerds o ratones de biblioteca despegados de la realidad?

Hay de todo, en la viña del señor. ¡Encasillarlos, sería tan fútil como resistirse a los BORG!

¡Por supuesto! ¿Cuál fue la última historieta que leíste?

¡La que estoy escribiendo! ¡Jajaja! Hace un ratito, “NUEVO MUNDO” del LOCO BARREIRO y el CHURRIQUE BRECCIA, justamente, para enviársela a Jorge Gallardo Runín, en Chile, que está dibujando un autoconclusivo corto mío, TRAPALANDA.

¿Pensás que alguien leerá este diálogo?


” Tengo esperaaaanzaaas… no las pierdo porque soy un ganador…” – me dijo un día Baglietto, que le había dicho Abonizio, en compás de tango.




viernes, 3 de abril de 2020

Ruben Galusso – Pintor Autodidacta


Invitado de Hoy: Ruben Galusso – Pintor Autodidacta


¿Quién eres? Preséntate con tus palabras, por favor.

Mi nombre es Rubén Galusso, nacido en Uruguay año 1945, y radicado en Argentina en 1976

Aunque has pasado la mayor parte de tu vida en Argentina. ¿Viajas a Uruguay con frecuencia?

Antes cuando trabajaba lo hacía cada vez que podía, ahora que dispongo de mi tiempo y además tengo a mi madre con sus 98 años, viajo cada cuatro meses, mas o menos.

¿Estudiaste o sos autodidacta?

Autodidacta, aunque todos los así llamados hemos aprendido mucho mirando y estudiando a los grandes maestros

Es impresionante tu arte, a veces parece hiperrealismo. ¿Cómo empezaste a aficionarte a la pintura?

Desde muy niño compartía dos amores; la tecnología y el dibujo, pero la pintura tardó muchos años en mí, recién por el año 1986, más o menos hago mis primeros intentos con el color


 Hay gente con instinto para el color. Yo también tardé mucho en animarme con el color. Antes había tardado en animarme a entintar, ja, ja. ¿Cuándo sentiste el impulso de empezar con el dibujo?

Como dije, la tecnología (electrónica, me sirvió para vivir), pero el dibujo era desde niño mi verdadera pasión.
De muy niño dibujaba, hacía unos muñequitos con la forma parecida a un fósforo, con bracitos y piernas y con ellos armaba grandes escenas.
Fue en el colegio (Colegio Sagrada Familia) donde ví por primera vez un mini curso de dibujo, ellos editaban una revista mensual, y en ella en una de sus páginas publicaban el conocido “muñeco” con las formas del cuerpo, proporciones, y cómo moverlo, era una delicia...

¿Qué temas te gustan en los dibujos?

Figurativo, fundamentalmente en los que hay figura humana

 ¿Cuál es tu aspiración? ¿Fama?

Mi aspiración siempre fue, y sigue siendo dibujar cada vez mejor, y obtener un cierto reconocimiento por mi esfuerzo que es mucho, ya que intentar dibujar seriamente, recién se dió aquí en Argentina, por lo que llegué realmente muy tarde a mi mayor pasión

¿Qué es lo que te hace juzgar si una pintura es buena o mala?

Muchas cosas, composición, el uso del color, quizás no tanto el sí está técnicamente impecable, pero sí, lo que pueda transmitirme como mensaje estético o si me cuenta una historia...

Cierto, lo impactante es que la obra diga algo. ¿Crees que hay público para lo que haces?

Siempre se encuentra el público o el lugar donde uno puede “acomodarse”

¿Hay algún pintor contemporáneo que sigas?

Veo muchos por la web, pero no memorizo sus nombres

 ¿Cuál es tu autor favorito?

¿En historieta?, muchos también; Harold Foster, Salinas padre, Berni Wrightson, Breccia, Hugo Pratt por nombrar unos poquísimos...pero son muchos más 

Ah, Conoces mucho, ¿Hay entre esos historietistas alguno de los maestros a los que te referías antes?

En historieta o ilustración, ya que creo no se considera a Foster como historietista porque no usa los globitos de diálogo, me apasionó siempre su técnica.
Me volvía loco el conocimiento para la figura y las grandes escenas.

Y como me compraban libros de la colección Robin Hood, y sin saber que muchos años después  iba  a ser mi maestro, las tapas de Pablo Pereyra me mostraban la calidad de esas ilustraciones, eran una gran enseñanza

Y en pintura fuí un enamorado de Molina Campos, que lo conocí gracias a los almanaques de Alpargatas Rueda..donde también ví publicadas muchas ilustraciones de Luis José Medrano que me pasaba horas mirando tanto su dibujo como esas escenas (rioplatenses, somos lo mismo) tan nuestras que era lo que me gustaba...quería representar eso.

El gran maestro Blanes y las escenas de Pedro Figari...también podía ver, siempre a través de almanaques que se editaban en Uruguay, reproducciones de los grandes de la pintura universal y aunque no entendía nada, me impactaron por el resto de mi vida
Vuelvo a repetir; nombro estos nada más, ya que uno mira a muchos y va tomando cosas de cada uno.

Me gustaba mucho además alguien desconocido aquí, que era un dibujante humorístico y caricaturista político, apodado “Peloduro”, (Julio E.Suárez), uruguayo, por utilizar personajes totalmente barriales.


¿Los pintores colaboran entre sí o son individuos aislados?

La verdad no te sabría contestar, hace años no frecuento a otros pintores, pero no tengo idea que sean muy colaboradores, todos en este mundo del dibujo somos muy solitarios

¿Qué opinas de los historietistas?

Son en general buena gente...un poco locos… pero lindos personajes, es un mundo que amo más que el de la plástica

¿Ves televisión?

NO

¿Qué opinas sobre los adelantos tecnológicos en la vida diaria?

Son herramientas maravillosas impensables en mi juventud, pero veo que el ser humano o no las aprovecha, o se deja “dominar” por ellas...lo veo en los fotógrafos, obsesionados por más y más caro equipo, teléfonos con funciones maravillosas utilizados para potenciar la estupidez, programas de pintura digital en que casi todos hacen lo mismo, pero ojo, es lo digital una herramienta maravillosa si se la sabe usar.

¿Qué pensás de las nuevas formas de comunicación? ¿Y las redes sociales?

Opino lo mismo que lo dicho anteriormente.
Podemos comunicarnos con cualquier persona en cualquier parte del mundo, enviar y compartir archivos de manera impensada hace pocos años...pero ¿qué vemos? miles de mensajes estúpidos que nos llenan el teléfono...etc. Etc. etc. somos realmente el homo sapiens?

Ahora los chicos siguen aventuras a través de juegos de video o historias en cine condicionadas por el merchandising ¿Pensás que eso reemplazará a las ilustraciones?

No lo sé, el avance es tan vertiginoso que me resulta imposible pensar en un futuro, pero que nos meten (o les meten) en la cabeza toda ideología de supermúsculos, combate y destrucción mezclados con chicas muy bien formadas y siempre poco vestidas utilizando a la mujer como un producto más, de un sistema dominante, de eso no tengo dudas

Sip ese estereotipo se usó muchísimo. Pero tengo que acotar que te veías forzado a dibujar eso. Era increíble la diferencia de respuesta cuando dibujabas una chica normal y cuando dibujabas una chica tipo Frazzeta. ¿La Historieta es infravalorada?

Siempre se la consideraba como arte menor, y además si tengo en cuenta lo anteriormente expresado, pero existe otra historieta donde se cuentan historias con compromiso, incluso en una aventura … se puede contar una historia de aventuras, misterio pero que nos deje algo...realmente no sabría medir cómo está valorada hoy la historieta

¿Imaginás que algún día conquistaremos el espacio?


Si hubiese un holocausto climático o ecológico ¿Qué harías?

Por suerte dada mi edad, espero no llegar a verlo, pero que va a llegar, sin dudas. Y en caso de llegar, tratar de estar los últimos minutos con la o las personas que quiero

¿Crees que los autores de Historieta son nerds o ratones de biblioteca despegados de la realidad?

Hay de todo como en todos los rubros

¿Cuál fue la última historieta que leíste?

Completas, las de José Massaroli; La Vuelta de Obligado y Dorrego, también algunas de  Peiró que me gusta mucho, y he releido “Evaristo” de Carlos Sampayo y F.Solano López

¿Pensás que alguien leerá este diálogo?

Espero que uno o dos...