Se ha producido un error en este gadget.

martes, 18 de septiembre de 2012

María del Pilar Jorge - Escritora



Invitada de hoy: María del Pilar Jorge - Escritora


Hola ¿Quién eres? Preséntate con tus palabras, por favor.
Bueno, soy María del Pilar Jorge, nací en Buenos Aires y tengo dos hijos. Soy abogada y desde siempre me gustó escribir.
¡Abogada! Eso no lo sabía. ¿Cómo empezaste a aficionarte en la CF?
Empecé a aficionarme a la narrativa y a la ciencia ficción de chica y casi sin saberlo: antes de aprender a escribir, ya me inventaba historias. A la hora de elegir un regalo, siempre pedía libros. Leí casi todos los cuentos y novelas que salieron editados en la colección Robin Hood. Después leí a H.G. Wells (me impactaron “La Guerra de los Mundos” y “El hombre invisible”). Leí algunas de las novelas de Julio Verne, Crónicas Marcianas de Ray Bradbury, amén de pilas de historietas y comics que por suerte también cayeron en mis manos. Más tarde, leí a casi todos los demás: Asimov, Clarke, Dick, Aldiss, Ursula K. Le Guin, Gardini. Bueno, la lista es larga y todavía me faltan muchos libros por leer.
Sí, a mi también. ¿Y cuando sentiste el impulso de escribir?
Tendría aproximadamente ocho años cuando intenté, por primera vez, “dibujar” mis relatos como si fueran historietas y poco a poco empecé a ponerles diálogo. Aún guardo aquellos viejos garabatos. Ya en la adolescencia, escribí algunos cuentos, pero mi pasión por la narrativa pareció frenarse cuando comencé a estudiar abogacía. Pero en realidad, un poco después terminé descubriendo que en los momentos más inesperados escribía un poema en el margen de algún apunte, y más tarde engendré la idea de dos novelas, una que coquetea con el género fantástico y la otra que es una historia de ciencia ficción.
¿Qué temas te gusta abordar en tus cuentos?
Para contar mis historias, me gusta usar a la fantasía, a la ciencia ficción e incluso la narrativa realista. Los temas que me interesan abarcan desde anécdotas cotidianas hasta conflictos sociales. Pero, sobre todas las cosas, me fascina la “otredad”, la visión del hombre desde el punto de vista de un no humano, de un alien, de un androide.

Sí es cierto y ahora que rememoro tus cuentos, eso está presente en todos. ¿Cuál es tu aspiración? ¿Fama?
Es una pregunta complicada: ¿a quién no le gusta la fama? No, no pretendo tanto, solo ser leída y que mis lectores disfruten con lo que descubren en mis relatos.

 ¿Qué es lo que te hace juzgar si un relato es bueno o malo?
Bueno, pienso que cuando decimos que un cuento es bueno o malo corremos el riesgo de dejar de ser objetivos y dejarnos llevar por lo que nos gusta o nos deja de gustar a nosotros. Por eso, prefiero no juzgar los relatos ajenos; eso se lo dejo a los críticos. En cuanto a mis relatos, me doy cuenta de que estoy escribiendo algo que puede llegar a ser bueno cuando me sale “de un tirón”. Por supuesto, después tengo que trabajar en él para adecentarlo.
Que interesante esto, también se lo escuché decir a otros escritores. A mí nunca me pasó porque soy de tener los cuentos muchísimo tiempo en la cabeza y cuando intentó pasarlos al mundo real nunca son lo que imaginaba. Pero sí, una vez escribí un cuento de un tirón ¿Y sabés cual fue? El primero que me publicaron en axxón, un “elseworld” como decimos los historietistas, de El Eternauta. ¿Estás de acuerdo con los filtros de edición? ¿Quién debería realizarlos?
No estoy familiarizada con el término, pero interpreto que te referís al criterio que emplean los editores para determinar si una obra es o no publicable. Si con los “filtros de edición” se procura mejorar la calidad de los libros editados, estoy de acuerdo que se los emplee. Ahora, si hablamos de la preferencia sobre publicar libros de fantasía a libros de ciencia ficción, por considerar que las novelas de fantasía son más vendibles, desde el lugar de escritores tenemos la posibilidad de trabajar para mejorar la calidad de lo que producimos. Por supuesto, esa no es la única salida, está la opción de  autoeditarnos, pero si lo que pretendemos es despertar el interés de los lectores en nuestra obra, no podemos prescindir de la figura del editor.
¿Alguna vez autoeditaste?
Hasta hora nunca lo intenté. Soy una persona muy exigente conmigo misma y siento que todavía me quedan bastantes cosas por corregir y mejorar. Los dos libros de no ficción que escribí —“Retomando el camino” y “Premoniciones y sexto sentido”— no son autoedición, sino que fueron publicados por ediciones Andrómeda. La oportunidad de haberlos escrito se la debo a Sergio Gaut vel Hartman. “Retomando el camino” enfoca un tema que le interesó en su momento a la editorial, Sergio consideró que yo tenía la capacidad para escribirlo y me dio la oportunidad de hacerlo. El otro libro nació de una idea sobre la que yo tenía hacía muchísimo tiempo ganas de escribir, a ediciones Andrómeda le gustó y bueno, me pude dar la satisfacción de escribir también ese libro. Para mí fue una gran oportunidad, y aunque no descarto del todo que en algún momento reincida en escribir otro libro sobre esa temática, lo que más me gusta es escribir ficciones.   

¿Qué opinas de los neologismos?
En cuanto a los neologismos, me parecen un excelente recurso. No nos olvidemos que en nuestro idioma, palabras que en una época comenzaron siendo usadas como neologismos, hace tiempo que ya han sido incorporadas al lenguaje. Considero que su empleo en una narración le da al texto una pátina de espontaneidad. En cuanto a los que tomamos de otro idioma, en la medida en que se trate de expresiones conocidas popularmente, no veo la dificultad en utilizarlos. Lo hermoso de la ciencia ficción es que a la hora de crear nuevos universos, podemos incorporar nuevos neologismos que surgen de nuestra imaginación y nos permiten describir lugares más impresionantes. El único riesgo de su empleo, es que si abusamos de ellos puede suceder que un relato interesante se transforme en un texto incomprensible.
Es cierto. ¿Qué es la CF para vos?
La ciencia ficción para mí es un recurso para enfocar al mundo y a la realidad utilizando otra mirada, que me permite proyectarme más allá del momento presente, pero sin olvidarme de lo que existe y tenemos en este mundo que hoy nos toca vivir.
Excelente respuesta y coincido con ella. ¿Cuál de tus cuentos te es más querido? ¿Por qué?
No tengo un cuento “más querido”, todos lo son a su manera. Para no ser latosa y terminar mencionándolos a casi todos, me voy a limitar a dos de ellos. Quiero a “Una simple cuestión de supervivencia” porque, además de que me dio mucho trabajo escribirlo, por primera vez conseguí hacer una cierta crítica social y quiero a “Claro de Luna”, por los mismos motivos.
¿Y dónde podemos leer esos cuentos?
El cuento “Una simple cuestión de supervivencia” salió seleccionado para integrar la Antología Visiones 2009, que edita la Asociación Española de Fantasía Ciencia Ficción y Terror. Se trata de un cuento largo y espero que en algún momento pueda editarlo, aquí, en Argentina. El cuento “Claro de Luna” salió publicado el año pasado en la revista SUSANA de Susana Giménez y recientemente lo he subido a mi blog http://anillosinvisibles.blogspot.com/
¿Crees que hay lectores para lo que escribís?
Sí, aunque a veces me parezca mentira, parece que hay lectores para lo que escribo y me emociono mucho cuando alguien me comenta que le gustan mis cuentos.
Sí, es re lindo eso. ¿Tienes un e-zine favorito?
Si, uno es el primer e –zine que me atrapó y me llevó de las narices hasta que terminé cayendo en una serie de lugares interesantes, como el viejo Taller7 de ccf, donde vos y yo nos conocimos. Después de eso, ya no pude abandonar a la ciencia ficción. Por supuesto, me refiero a la revista Axxón. También es mi favorita la revista NM, de Santiago Oviedo, que fue el primer editor que me dio la oportunidad de publicar mis cuentos más largos
Es verdad, uno nunca puede olvidar al primer editor que nos publicó. Sí, son dos columnas impresionantes, Axxón y NM y hay otras como Cuásar y Próxima por mencionar sólo las de Argentina. En España la siguen peleando chicos como Javier Arnau, José Joaquín ramos de francisco y Los de la TERBI- Hace poco tiraron la toalla BEM on Line y el grupo Ajec. ¿Cuáles pensás que son las razones de la caída de tantos grupos de Cf que empezaron con todas las ganas?
Sobre lo que pasó en BEM on Line y en el grupo Ajec solo sé lo que dijo la gente que dirigía a esos grupos en el momento en que anunciaron que ya no podían continuar más. La gente del Grupo Ajec hizo referencia a la mala situación económica de la editorial y al descenso de las ventas en papel. En Bem on line se habló de la necesidad de desarrollar otros proyectos personales. Haciendo una generalización, pienso que los problemas económicos son uno de los  factores que más inciden en la duración  de un grupo, ya sea de Cf o de otra naturaleza. Los problemas económicos causan crisis sociales y crisis individuales e, incidentalmente, influyen para que las personas se aboquen a otros tipos de proyectos. Otra circunstancia que supongo también debe influir bastante es la evolución de Internet en los últimos años y el desarrollo acelerado de las redes sociales. Pero pienso que los motivos del cierre de los grupos de Cf pueden ser múltiples.


¡Te acordás de Taller Siete! Muchísimos nos conocimos ahí, no solo como personas, también a través de nuestros relatos. Eran muy copados Raquel y Vicente moderando. Nos leíamos un montón de cuentos todas las semanas y los comentarios eran más entretenidos e instructivos aún. ¿Extrañas Taller Siete? ¿Participaste o participás en otro taller Literario?
¿Te acordás cómo leíamos y nos corregíamos? Aquellas famosas consignas a mí me resultaron muy útiles; lo disfruté mucho y, en el primer momento, el cierre del taller Siete me afectó bastante. Después, me puse a escribir la versión final de mi primera novela de ciencia ficción, que fue una manera positiva de capitalizar lo que había aprendido con ustedes. En cuanto a otros talleres literarios y de narrativa, en realidad,  ya antes que cerrara el Taller Siete, yo ya participaba, paralelamente, en alguno que otro. Concurrí a los del Centro Cultural San Martín y los del Centro Cultural Rojas, asistí un tiempo a los talleres de narrativa que dicta Marcelo Demarco y tomé clases, en forma particular, con Sergio. También hice varios cursos en el Malba y en el primer cuatrimestre de este año, para no perder la costumbre, asistí a otro taller de narrativa. Siempre se aprende algo nuevo.


¿Hay algún autor contemporáneo que sigas?
Entre los autores argentinos, a Carlos Gardini, a quien considero un excelente escritor y a Angélica Gorodischer. La primera novela que leí de ella fue Floreros de alabastro, alfombras de bokhara, y después fui por más y seguí con Kalpa Imperial. Entre los autores extranjeros Paul Auster me resulta un autor muy interesante.
¿Cuál es tu autor favorito?
Bueno, además de los que te nombré, Tolkien, Cordwainer Smith, Ray Bradbury, Gibson, Lem, Ursula K. Le Guin, Borges, Cortázar, Abelardo Castillo. 

Tus lecturas son variadas ¿Ese es el mejor alimento para el escritor?
Bueno, la lectura variada te amplía el campo de visión de la realidad. En este aspecto, te confieso que también me gusta el género policial, y que Raymond Chandler es también uno de mis autores favoritos. Pero me preguntaste si la lectura es el mejor alimento para el escritor. Te diría que es uno de los mejores, pero no es único: las experiencias que nos ofrece la vida son el mayor alimento con el que contamos aquellos a quienes nos gusta escribir.

Según tu parecer, Los autores de Cf colaboran entre sí o son individuos aislados?
Mirá, a mi me parece que la manera de ser de los autores de Cf y la de los autores en general está influida por la personalidad, las ocupaciones y los tiempos de cada uno. Nunca va a ser igual la colaboración de alguien que cuenta con mucho tiempo libre que la que te brinde una persona que, además de escribir, tiene otras ocupaciones que le consumen mucho tiempo. Pero me parece que eso nos pasa a todos los que escribimos. Cuando estaba en el Taller Siete me gustaba mucho colaborar y si bien actualmente no lo hago, cuando alguien me ha pedido opinión sobre algún texto, se la he brindado. En cuanto a los demás autores de Cf, en lo personal he encontrado colaboración en la mayoría de los grupos que conozco: en el Taller7, por supuesto, la colaboración era una constante, en el grupo Heliconia hay colaboración y en las tertulias de Cf he descubierto que el intercambiar ideas y el espíritu de colaboración también está presente.
 ¿Qué opinas de los ilustradores?
Me fascina el trabajo de los ilustradores, especialmente el de los ilustradores de ciencia ficción. Por supuesto que su función, ya sea en una revista, en un comic, o en un libro, es muy importante. La primera visión de una historia es la primera imagen que vemos de ella, ya sea la de la tapa o las contenidas en los textos. Muy en el fondo, soy una ilustradora frustrada.
¡Qué cosa! Siempre hay tiempo para comenzar, je, je. ¿Es importante la divulgación de las novedades CF?
Por supuesto que es importante: tanto para a nosotros, ya que nos permite estar actualizados con las novedades, y nos mantiene conectados, como para el público en general. La difusión es un buen recurso para que más gente se acerque a la lectura de la ciencia ficción.
¿Qué opinás de la autoedición?
Creo que la autoedición surge como una necesidad de los nuevos escritores y opino que bien utilizada, es una manera de darse a conocer. Por supuesto, para eso es necesario tener en cuenta varias cosas. Debemos hacerlo cuando estamos seguros de que un libro nuestro es realmente bueno y no queremos esperar a un certamen. El móvil que la justifica tiene que estar centrado más en lograr la difusión de la obra que en la obtención de un rédito comercial. Si especulamos con que nos vamos a hacer famosos con ese libro, corremos el riesgo de deprimirnos si nuestro sueño no se hace realidad. En lo que se refiere a cuantos de nuestros libros estamos dispuestos a editar, personalmente pienso que hay que ser muy prudente y no auto editarse todo lo que uno escribe. Porque el problema es que si el libro no es lo suficientemente bueno, ese recurso puede jugarnos en contra.
 Por eso, la mirada del otro, de la figura del editor es muy importante y necesitamos de ese tercero para que evalúe nuestra obra con una visión objetiva, porque para los que escribimos, lo que terminamos de escribir siempre nos parece lo mejor
¿Te animás a opinar sobre algún editor que te haya publicado? ¿O no te haya publicado?
Sobre editores tengo que mencionar a Santiago Oviedo, que como ya dije antes, fue el primero que publicó mis cuentos largos y esa oportunidad fue uno de mis mejores estímulos. También a Carletti, que publicó mis primeras microficciones en Axxón y a Sergio Gaut vel Hartman quien siempre me ha tenido en cuenta en sus proyectos.
Recuerdo de hablar en las tertulias que sos una gran admiradora de Sergio. ¿Es así o sólo me pareció?
Bueno, cuando ingresé al Taller Siete, allá por fines del año 2005,   Sergio daba clases en el club de lectura Ucronía que funcionaba en la Biblioteca Gálvez. Sergio me invitó a concurrir y asistí a la Biblioteca Gálvez durante un  poco más de un año. Todo lo que sé sobre la obra de Cordwainer Smith lo aprendí gracias a Sergio. En cuanto a que lo admiro, sí, es cierto. Admiro su gran capacidad de trabajo y su fecundidad literaria; es un maestro muy exigente y tiene un gran ojo crítico a la hora de señalar los errores dentro de nuestros textos. Actualmente, soy miembro del grupo Heliconia, que él dirige.   

¿Ves televisión?
Miro televisión, no demasiado, pero también tengo el buen criterio de apagarla, cuando lo que veo no me gusta.
¿Qué cosas no te gustan?
No me gustan los programas que para enganchar a los televidentes, apelan al “golpe bajo”, mostrando escenas de violencia o  escándalos mediáticos. Ese tipo de programas más que educar, maleducan y, la verdad, me aburren bastante. También les escapo a las telenovelas edulcoradas, con previsibles finales felices, donde si se muere alguien es justo el malo de la historia.
¿Qué opinas sobre los adelantos tecnológicos en la vida diaria?
Que son positivos y tenemos que aprovecharlos y disfrutarlos.
¿Qué pensás de las nuevas formas de comunicación? ¿Y las redes sociales?
Cuando chica me imaginaba como iba a ser la vida en el año 2000, pero jamás soñé el efecto que iban a causar en mí internet y las redes sociales. Aunque prefiero el trato personal, las reuniones, las charlas, la lectura y las tertulias, que son lo que nos permite estar en contacto, conocernos y saber realmente como somos, las redes sociales también me han permitido acercarme a gente con la que de otra manera no me hubiera podido contactar y a rencontrarme con personas que ya conocía.
Ahora los chicos siguen aventuras a través de juegos de video o historias en cine condicionadas por el merchandising ¿Pensás que eso reemplazará a la literatura tradicional?
No, no lo creo, me parece que son dos cosas diferentes. Además, pienso que está en las manos de cada uno de nosotros el despertar en nuestros hijos y en nuestros nietos el interés en el disfrute de la lectura de un buen libro, sea cual sea el género que escojan leer.

¿Porqué pensás que en la opinión general, la Cf es tan infravalorada?
Porque lamentablemente hay una gran desinformación general: se asocia a la ciencia ficción con los platos voladores y los extraterrestres, y casi siempre en los estantes de las librerías, que llevan el rótulo de “ciencia ficción” terminás encontrando libros que no tienen nada que ver con la ciencia ficción, lo cual tampoco ayuda demasiado.
¿Imaginás que algún día conquistaremos el espacio como en Star Trek?
Le atribuyen a Julio Verne haber dicho que todo lo que una persona puede imaginar, otros pueden hacerlo realidad. La palabra “conquista” no me gusta; lo que yo espero es que el hombre logre evolucionar lo suficiente como para poder trasladarse a otros mundos que sean habitables.
Si hubiese un holocausto climático o ecológico ¿Qué harías?
Esta es una pregunta interesante. Pienso que actuaría como Robert Neville, el personaje de “Soy leyenda” de Matheson. Bueno, hablando en serio, considero que a nivel individual, es muy difícil lo que se puede hacer ante un evento de esas magnitudes, salvo tratar de salvarse. Las medidas de prevención deberían estar en manos de los científicos y de los gobiernos de los distintos países, porque, de todas maneras, supongo que ellos también querrán sobrevivir, aunque intuyo que a nivel social podría crearse algún ente colectivo que ejerciera la presión necesaria para que se aceleraran la toma de todos los recaudos destinados a preservar el futuro de la humanidad.
Muy buena respuesta. ¿Cuál es tu película de CF favorita?
Me impactó mucho, cuando vi la primer versión de la película “El día que la Tierra se detuvo” (la dirigida por Robert Wise), me aterroricé con “La mancha voraz” y con “Alien, el octavo pasajero”, me fascinó el conflicto que se muestra en Blade Runner y me coparon los efectos especiales de la Trilogía de Matrix. En cuanto a “La Guerra de los Mundos” me gustó mucho más la novela que la película.
Obvio que la dirigida por Robert Wise, la otra aunque trabajan actores que me gustan, me pareció malísima. Uyy, tengo la novela de la Guerra de los mundos y nunca la leí, ahora la voy a buscar. ¿Crees que los autores de Cf son nerds o ratones de biblioteca despegados de la realidad?
Aunque en el momento menos pensado siempre te podés encontrar con algún nerd, creo que los autores de CF, en su gran mayoría son seres humanos normales, como todos los demás, y que además de la pasión por la ciencia ficción comparten su vida con su familia y amigos. Literariamente, opino que los autores de CF están mucho más apegados a la realidad que lo que supone la gente común, lo suficientemente apegados como para poder especular hacia dónde puede evolucionar esta realidad
¿Cuál fue el último cuento de Cf que leíste?
He estado releyendo Crónicas Marcianas, y, como leo varias cosas al mismo tiempo, los cuentos de la última revista Próxima.
¿Pensás que alguien leerá este diálogo?
Pienso que sí, que es posible que exista alguien que tenga la curiosidad suficiente como para leer este diálogo. 


Algunos cuentos de María del Pilar Jorge:



La saga del universo perdido (cuento corto). Publicado en la revista NM 22. http://www.revistanm.com.ar/content/nm022.pdf


Sombras en la oscuridad (cuento corto). Publicado en la revista NM 16. http://www.revistanm.com.ar/content/nm016.pdf



Cuervos (microficción). Publicado en el volumen Axxón 180 . http://axxon.com.ar/rev/180/axxon180.htm



3 comentarios:

  1. Excelente entrevista, Casper. Es una pena que por razones de distribución editorial cueste tanto trabajo conseguir los libros de CF publicados en América Latina. Yo estoy más al tanto de lo que se publica de CF en EEUU que en Hispanoamérica. Y no por falta de interés. Todo lo contrario. Es que no hay manera de conseguir los libros ni siquiera comprándolos por Internet, en Amazon, que es el distribuidor natural de libros online en EEUU. De todos modos fue interesante conocer de la existencia de una nueva (al menos, para mí) escritora del género en el cono sur.

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno, ches. María es una gran trabajadora y propulsora constante de lo que hace y de lo que va saliendo. Coincido en muchas de las cosas que cuenta y dice, en especial a la importancia de los talleres donde se trabaja a conciencia. Y muy apropiado lo que dice sobre la autoedición (aunque a mí en general, por los resultados que veo, me parezca nefasta).

    ResponderEliminar
  3. Exelente entrevista, María. Muy buenas preguntas y muy entretenido.

    ResponderEliminar