Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 28 de julio de 2011

José Vicente Ortuño- Escritor – Coordinador de Taller Siete


Invitado de Hoy: José Vicente Ortuño- Escritor – Coordinador de Taller Siete

Hola ¿Quién eres? Preséntate con tus palabras, por favor.

Mi nombre es José Vicente Ortuño, nací en 1958 en Manises (Valencia). Soy lector y escritor de literatura de género fantástico, en especial de ciencia ficción y terror.

Muy bien. ¿Cómo empezaste a aficionarte en la CF?

Tuve la suerte de aprender a leer con los tebeos de Mortadelo y Filemón, el Capitán Trueno, Supermán, Flash Gordon, el Hombre Enmascarado, etc. Más tarde comencé a leer aquellas novelitas de bolsillo, que llamaban “novelas de a duro” (un duro eran cinco pesetas), que leían mis padres. Mi madre leía novelas rosas de Corín Tellado y mi padre de hazañas bélicas, del oeste y de ciencia ficción, pero sólo estas últimas me dejaron huella.

¡Ahh! ¡Eso es “novelas de a duro”! Yo lo confundía con la Hard sciense fiction o sea la CF rigurosa del estilo Arthur C. Clarke. Je, cosas de estar con un océano de por medio. ¿Y cuando sentiste el impulso de escribir?

Al principio quise dibujar historietas de superhéroes, pero lo dejé por imposible al descubrir que no tenía dotes para el dibujo. De todas formas, como siempre me ha costado mucho dormirme, inventaba historias hasta que me entraba el sueño, porque eso de contar ovejas me aburría mucho. Pero no empecé a ponerlas por escrito hasta que, ya de adolescente, aprendí a escribir a máquina.
De los quince años a los veinte años compaginaba el trabajo, los estudios y el teatro. No tenía contacto con escritores, ni tenía ni idea de que podía publicar, así que los relatos iban a parar a una carpeta sin que nadie las leyese. Luego hice el servicio militar, después me casé, tuve un hijo y, aunque de vez en cuando escribía alguna historia, la carpeta siguió guardada.
En 2002 comencé a escribir relatos junto con varios amigos que había conocido por internet. Entonces fue cuando me di cuenta de que no se me daba mal del todo y de que lo disfrutaba. Pero no fue hasta el año 2004 en que contacté, casi por casualidad, con Sergio Gaut vel Hartman, editor de Axxón por aquellas fechas. Le envié algunas historias, me las corrigió, me dio muy buenos consejos y me animó a seguir escribiendo. Poco después apareció publicado en Axxón mi cuento “Frankenstein 2004”. Desde entonces no he parado de escribir y de publicar en e-zines y antologías.

¡Qué buena cosa internet para contactarse! ¿Cómo fue eso que diste con Sergio Gaut vel Hartman por casualidad?

En la vida todo son casualidades. Por casualidad conocí a los miembros de la Tertulia Valenciana —un grupo de aficionados a la CF—. Juntos fuimos Junta Directiva de la AEFCFT (Asociación Española de Fantasía, Ciencia Ficción y Terror) durante los años 2004 y 2005. A mi me correspondió ser Vocal de Publicaciones, lo que implicaba —además de tener mi casa atestada de libros de la asociación—, maquetar libros, contactar con autores, editoriales, etc. Así fue como un día recibí un correo de Sergio preguntándome si conocía autores jóvenes —de 16 a 25 años, creo recordar— para la revista Axxón, que él coeditaba por aquel entonces. A mi vez yo le pregunté si los tipos de más de cuarenta podían tener también una oportunidad. Me pidió una muestra de lo que escribía y allí comenzó todo.

¿Qué temas te gusta abordar en tus cuentos?

Me atrevo con todo lo que sea fantástico. Bueno, fantasía épica todavía no he escrito, pero todo se andará.
Aunque en muchos de mis cuentos está presente el humor y la sátira, el miedo y la muerte son temas que me fascinan. Por otra parte, como me gusta explorar las sensaciones y sentimientos humanos llevados al extremo, mis personajes lo pasan bastante mal. Son supervivientes de mundos devastados o asolados por catástrofes. Víctimas de asesinos despiadados o asesinos que encuentran la horma de su zapato.

Cierto, los temas que eliges son siempre curiosos e interesantes. Recuerdo que el primer cuento tuyo que leí fue “El Jaleo”, en Taller Siete. Muy entretenido ¿Recuerdas ese cuento?

Claro, el Jaleo está escrito a cuatro manos con Hernán Domínguez Nimo y fue publicado en la antología Cefeidas de la Editorial Mandrágora. Mi primer y único relato escrito a cuatro manos, y mi primer relato publicado en papel en España —en Argentina ya me habían publicado varios—. Escribirlo fue un trabajo muy divertido. Especialmente porque tuvimos que hacer malabarismos para utilizar un vocabulario que se comprendiese a ambos lados del Atlántico. Recuerdo que había un personaje que limpiaba el suelo y no pudimos encontrar una palabra común para la “fregona” o “mocho”, como llamamos en España al artilugio consistente en un palo con una bayeta en un extremo, que sirve para fregar el suelo. Al final tuvimos que eliminar la fregona, je, je, je.

¿Cuál es tu aspiración? ¿Fama?

Ser famoso debe de ser increíble, pero soy consciente de mis límites y me conformo con que la gente lea mis historias y se lo pase bien... o mal. Es decir, que les haga sentir algo: risa, emoción, miedo o asco, porque una historia que no hace sentir nada al lector no sirve para nada.

Yo también pienso así. Una vez un amigo me comentó un cuento diciéndome que le parecía un golpe bajo el remate que tenía. Un poco con la intención de que lo cambiase. Pero el efecto para mi fue de regocijo, porque dar ese golpe bajo era mi intención. ¿Qué es lo que te hace juzgar si un relato es bueno o malo?

Aparte de que un relato siempre debe de estar impecable, sin faltas de ortografía ni “horrores” gramaticales, es bueno, como decía antes, si transmite sensaciones y sentimientos. Contar una historia no es escribir la lista de la compra. Tiene que hacer que vivamos dentro de los personajes y nos movamos en el mundo donde ellos habitan. Desde mi punto de vista no hacen falta largas y farragosas descripciones, que fuerzan al lector a imaginar las cosas. Es mejor dar las pinceladas justas para que la mente del lector reaccione y rellene los huecos con su propia imaginación.

Bueno esto me recuerda que en la época en que yo participaba en Taller Siete, eras uno de los coordinadores ¿Qué recuerdos tenés de aquella experiencia?

Tengo muy buenos recuerdos del Taller Siete y estoy muy satisfecho con la labor que hicimos entre todos. Porque, como sabes, era una labor de equipo con la que todos aprendíamos continuamente. De allí salieron estupendos escritores. Algunos todavía colaboramos en un grupo que bautizamos como Heliconia Literaria, que se dedica entre otras cosas a publicar relatos cortos en los blogs Químicamente Impuro, Breves No Tan Breves, Ráfagas y parpadeos, y Poemia.
También hubo muchos momentos desagradables con gente que pensaba que estaban allí para lucirse en lugar de para perfeccionarse y que creían que escribían bien, aunque ni siquiera se habían molestado en leerse las normas más básicas de ortografía y gramática.

¿Estás de acuerdo con los filtros de edición? ¿Quién debería realizarlos?

Ni estoy de acuerdo ni en desacuerdo. En la actualidad muchos escribimos lo que pide el editor, por ejemplo historias de zombis, fantasmas, etc. Sabemos lo que quiere el editor y nosotros mismos hacemos el filtro. De cualquier forma hay muchas historias que se enmohecen porque no hay donde colocarlas.

¿Qué opinas de los neologismos?

Me parecen bien, siempre que tengan un origen lógico. Es decir, que realmente haya que inventar un nuevo término porque no existe otra forma de nombrar algo nuevo. En cambio, me parece absurdo adoptar palabras procedentes de otros idiomas, si en el nuestro ya existe el término adecuado. Los idiomas son “seres vivos” y necesitan adaptarse a la realidad, siempre que la adaptación sea evolutiva y no al revés.

¿Qué es la CF para vos?

Para mí la ciencia ficción es una puerta abierta a los sueños.

A propósito. ¿Qué podés contar sobre “Fabricantes de Sueños?

“Fabricantes de sueños” en una de las antologías que publica anualmente la AEFCFT. Hasta ahora recogía los mejores relatos publicados el año anterior. A partir del año 2010 publicará la primera novela de un autor novel. Yo fui uno de los tres seleccionadores del Fabricantes de sueños 2005, creo que el mejor que se ha publicado hasta la fecha. ¿Has visto qué modesto soy?

Sí, já, já. ¿Cuál de tus cuentos te es más querido? ¿Por qué?

Tengo varios a los que les tengo un aprecio especial. Uno de ellos es Tierra Calcinada, publicado en la antología Desde el Taller, de EDLG. Este relato cuenta la historia de un hombre, que vive en mundo devastado, en el que ya no queda vida vegetal ni animal y los humanos están recluidos bajo tierra. Este tipo sencillo da su vida por proteger una pequeña planta de alcachofas, la última del mundo. Este cuento hace que los lectores se emocionen y suelten una lagrimita. Quizás sea por eso por lo que le tengo cariño, ya que es más difícil hacer llorar que reír.

¿Por qué se llama “Desde el Taller”?

Porque todos los relatos que contiene nacieron y crecieron en el Taller Siete.

¿Crees que hay lectores para lo que escribís?

Haberlos los hay. Otra cosa es que lean. En la actualidad en Internet cualquiera puede hacerse un blog y escribir lo que le dé la gana, eso lleva a una saturación entre la que se pierden muchas cosas de calidad. Otra cosa muy distinta son los libros en papel, esos sí que se venden, aunque sean tiradas modestas, y tienen un público fiel. Aunque, claro está, hay que ceñirse a las modas.

Sobre esto, te cuento una anécdota. Hace un año mientras trataba de cerrar un acuerdo con un cliente que necesitaba unos diseños, unos logos. Nos pusimos a conversar sobre Ciencia Ficción. El tipo había leído la mayoría de los libros clásicos y muchos comics. Entonces le mencioné los e-zines y algunas revistas nuevas en papel ¿Sabés que me replicó?: ¡Más de lo mismo! ¡Comparado con lo que se escribió en los cincuenta no existe! Volví a mi casa con esta opinión resonando en mi mente. ¿Qué opinás al respecto?

Quien opina así es porque no está al día. Conocen los clásicos de los cincuenta porque son lo primero que se lee al iniciarse en la CF. Luego se creen expertos, aunque desconozcan lo que se escribió después y, por supuesto, a los autores actuales —todavía vivos—, que son tan buenos o mejores que aquellas viejas glorias.
Yo creo que en la actualidad no sólo se publica muchísimo más que en los cincuenta, sino que la calidad supera a lo de aquellos tiempos. El motivo es que el nivel cultural es mucho más elevado y el acceso a la información es infinitamente superior. Además de la diversidad de medios para publicar.
A la mayoría de los relatos y novelas de Ciencia Ficción aquella época les falta precisamente Ciencia. Los autores no disponían de los conocimientos, ni medios para obtenerlos, que tenemos hoy en día e inventaban cosas que hoy, al leerlas, nos hacen reír. Sin embargo, si nos dejamos arrastrar por la fantasía y no le damos importancia a ese punto, son historias geniales.

¿Tienes un e-zine favorito?

Si doy un nombre voy a quedar mal con algunos amigos.

¡No seas tímido! Aunque pienso que te gustan todos. ¿Hay algún autor contemporáneo que sigas?

Extranjeros el gran George R.R. Martin, Terry Pratchett y recientemente he descubierto a John Scalzi, un escritor con un gran sentido del humor.
Españoles muchos, desde los veteranos Ángel Torres Quesada, Rafael Marín, Juan Miguel Aguilera o Javier Negrete, hasta los más jóvenes David Mateo, Juande Garduño y otros que todavía son poco conocidos, pero que pronto brillarán por méritos propios.
El último que he leído es “Tom Z Stone” de J.E. Álamo, un autor valenciano compañero de tertulia. Es una novela negra en la que el detective es un zombi. Te la recomiendo, es divertidísima.

Me gusta Quesada, tengo un par de libros. ¿Cuál es tu autor favorito?

Elegir uno sólo es muy difícil, porque cada uno de los que cito en la pregunta anterior tiene cualidades únicas y no es comparable a los demás.

Claro. ¿Según tu parecer, los autores de CF colaboran entre sí o son individuos aislados?

Por lo que sé suelen colaborar, se ayudan, se piden consejo unos a otros y existe una gran armonía y respeto entre todos.

¿Qué opinas de los ilustradores?

Que los envidio. Hay varias cosas que me hubiese gustado hacer: dibujar, cantar, bailar y tocar un instrumento musical. Pero mis dibujos son patéticos, si canto puede desatarse una tormenta infernal, bailo como un pingüino con reuma y soy incapaz de distinguir una nota musical de otra. Al menos sé escribir regular y, además, muevo las orejas, je, je, je.

Dibujar… ¡Qué cosa! ¿Crees en el talento? Quiero decir ¿Las capacidades son algo genético?

No sé si será algo genético, pero algo de eso debe de haber. Está claro que todo se puede aprender, aunque para desarrollar plenamente un arte determinado hay que tener “duende”, como dicen los bailarines de flamenco. Por ejemplo, mi hermano mayor, que siempre dibujó muy bien, tiene una hija que desde pequeñita le gustaba mucho dibujar, tanto que hizo la carrera de Bellas Artes. A mi se me da mejor crear historias y mi hijo, que el dibujo se le da todavía peor que a mi, también tiene “duende” para escribir, aunque no lo haya explotado aún al estar ocupado con sus estudios.

¿Es importante la divulgación de las novedades CF?

Sí, claro. Si no se divulgan no llegan a nadie. Por suerte en la actualidad tenemos medios fantásticos para difundir las novedades. Lo que nos lleva un terrible dilema, porque no podemos comprar todas las novedades ni hipotecando nuestra alma.

¿Qué opinás de la autoedición?

Es el recurso de los escritores desesperados y de los malos escritores. De ambos se aprovechan algunas empresas de autoedición —digo empresas, no editoriales— que, en algunos casos, timan a los pobres incautos, cobrándoles por nada. Otras editan los libros pero es el propio autor quien tiene que venderlos.

Pero… ¿Las editoriales no son empresas también?

Sí, pero no es lo mismo una editorial que se preocupa por publicar novelas de calidad, que las empresas de autoedición, que publican lo que sea, con tal de cobrarle la edición al incauto autor, que luego tiene que buscarse la vida para vender o distribuir sus libros. Conozco una de esas empresas que tiene dos sellos editoriales, uno para autores conocidos y otro para autoedición. Jamás he visto a la venta ningún libro del primer sello, aunque me consta que los autores cobran. Del segundo sello se encuentran los libros donde los autores los han “colocado” a base de hacer presentaciones y venderlos en persona, que es a lo que se comprometen al firmar el contrato.
¿Has leído “El péndulo de Foucault” de Humberto Eco? En este libro explican muy bien como funciona eso de los “Autores Auto Financiados”. En la realidad estas empresas no se molestan en hacer el timo tan sofisticado como en el libro, porque siempre hay autores dispuestos a pagar para que les editen. Unas cobran directamente la edición. Otras editan “gratis”, pero el autor se compromete a vender un número determinado de ejemplares. Y si no puede venderlos los tiene que pagar, claro.
¿Ves la diferencia?


Sí ¿Te animás a hablar de algún editor?

Mi experiencia con editoriales y editores ha sido buena, así que no puedo hablar mal, al contrario.

¿Ves televisión?

Muy poco. Las noticias mientras estoy comiendo, aunque sea malo para la digestión, y alguna película o serie que valga la pena, que son muy pocas.

¿Podés nombrar alguna de esas series?

Por desgracia no emiten demasiadas series de CF, así que las que suelo ver son policíacas, como Dexter, Mentes Criminales o Bones. Aunque en estos momentos sigo la serie Juego de Tronos, además de estar revisitando las series de Star Trek que, como buen aficionado, tengo compradas en DVD; originales no pirateados.

¿Qué opinas sobre los adelantos tecnológicos en la vida diaria?

Me encantan los chismes tecnológicos. De niño seguía fascinado las series Star Trek, Viaje al Fondo del Mar, etc. Me maravillaban todas esas cosas que se suponía que tendríamos en el futuro. Lo gracioso es que hace años que hemos superado casi todos aquellos adelantos técnicos y ni nos hemos dado cuenta. Por ejemplo, todo el mundo lleva en el bolsillo un comunicador mucho mejor que el de Star Trek, que además hace fotografías y vídeo, tiene agenda, juegos, wi-fi…
Sólo echo de menos el teletransportador, los coches voladores y las pistolas de rayos. En fin, habrá que esperar otro poco…

Ya llegarán. ¿Qué pensás de las nuevas formas de comunicación? ¿Y las redes sociales?

Me parecen geniales porque permiten que nos relacionemos con personas de cualquier parte del mundo, que de otra forma jamás habríamos conocido.
Lo que no me gusta es la obsesión o adicción de algunas personas, que parecen incapaces de comunicarse cara a cara. Las adicciones son perjudiciales, sean del tipo que sean, y quien envía doscientos SMS al día es un enfermo, como quien se gasta el sueldo en máquinas tragaperras o se inyecta heroína.

Ahora los chicos siguen aventuras a través de juegos de video o historias en cine condicionadas por el merchandising ¿Pensás que eso reemplazará a la literatura tradicional?

No, son cosas distintas. Cuando yo era niño jugábamos en la calle, pero también dedicábamos tiempo a leer tebeos o libros de aventuras. Hoy se juega en casa con maravillosos videojuegos, pero también se lee. Cada cosa tiene su momento.
Por otra parte, mucha gente que no lee va al cine o ve la televisión, con lo que tiene acceso a parte de esa literatura, aunque se la den en colores y tres dimensiones. Peor sería que se pasasen la vida bebiendo en un bar.

¿Por que pensás que en la opinión general, la CF es tan infravalorada?

Porque en general la gente llama ciencia ficción cualquier cosa que les parezca extraña. Por ejemplo, he tropezado con gente que cree que el aficionado a la CF es un tipo que cree en los OVNIs. Eso y que el cine malo ha hecho creer que no hay buena literatura de CF. Por eso las novelas y películas de CF se disfrazan ocultando el término, que no figura en las portadas ni carteles.

¿Imaginás que algún día conquistaremos el espacio como en Star Trek?

Imaginarlo lo imagino, pero científicamente es casi imposible. La física tiene unos límites que no se pueden traspasar, al menos hasta donde las grandes mentes como Stephen Hawking son capaces de dilucidar. Precisamente fue éste gran hombre quien dijo que no se puede viajar por el hiperespacio… ¡porque es demasiado estrecho y no cabría una nave espacial! Al leer esto se me quedé bastante desilusionado.
De todas formas el ser humano, aunque es capaz de hacer cosas maravillosas, también es la peor plaga que existe sobre la Tierra, por lo que creo que es más fácil que nos destruyamos a nosotros mismos antes de que lleguemos a crear ese futuro idílico de Star Trek.

Así es, José. No me gusta el auto engaño y creo que si no cambiamos la dirección “ayer”, el mundo como lo conocemos tiene pocas probabilidades. Si hubiese un holocausto climático o ecológico ¿Qué harías?

Intentar sobrevivir. ¡Qué remedio!

¡Excelente! Yo también. ¿Cuál es tu película de CF favorita?

¡Difícil decantarse por una sólo! Bueno, pues me quedo con Blade Runner, un gran clásico, aunque no se parezca mucho a la novela en que está basada.

¿Crees que los autores de CF son nerds o ratones de biblioteca despegados de la realidad?

Los que yo conozco en persona no, son gente muy normal, abierta, sociable y viven en la realidad.

Los que yo conozco, también, je, je. ¿Cuál fue el último cuento de CF que leíste?

La última antología que he leído es la Antología Z volumen 3, de la Editorial Dolmen, en la que se incluye mi relato “Sherlock Holmes y los zombis”.

Bueno, dinos donde podemos leerlo.

Pues en la misma antología. Es un relato inédito escrito para presentarlo a esa convocatoria. Por contrato la editorial tiene los derechos durante varios años, así que por ahora no puedo publicarlo en ningún e-zine, ni en mi blog.
Aprovecho para recomendar la Antología Z volumen 3 de Dolmen. A mi me divirtió mucho. Hay quien piensa que los zombis, como tema, son algo repetitivo y soso. Pues no es cierto. Utilizando los zombis como “excusa” se pueden escribir historias divertidas, dramáticas, terroríficas...
Por mi parte estoy muy satisfecho con mi relato, ya que ha sido seleccionado entre más de trescientos presentados. Los cuentos se presentaban con seudónimo, así que se ganó el puesto por sus propios méritos.
Y también aprovecho para comentar que en la Antología Z volumen 4, que saldrá a la venta en los próximos meses, también contendrá un relato mío: “El Crucero del Terror”. Las aventuras de un escritor, que se va de crucero para escribir una novela y un día se encuentra que el barco está plagado de zombis.

¿Pensás que alguien leerá este diálogo?

Eso espero, después del tiempo que hemos dedicado...


En mi blog hay enlaces a todos mis relatos publicados.

El último en formato digital ha sido en el número uno del
Enlace e-zine Planetas Prohibidos http://planetasprohibidos.blogspot.com/2011/02/planetas-prohibidos-1-04022011.html en el número dos está la entrevista que le hice a Yoss cuando estuvo en el Fantastics de Castellón.
Un abrazo y gracias por entrevistarme.


José Vicente Ortuño
http://www.vialibris.tk/
http://vialibris.blogspot.com/

10 de junio de 2011 - Planeta Tierra

sábado, 23 de julio de 2011

Luis Pestarini – Editor de la Revista Cuásar








Invitado de Hoy: Luis Pestarini – Editor de la Revista Cuásar

Hola ¿Quién eres? Preséntate con tus palabras, por favor.

Bueno, comenzamos con una pregunta metafísica. ¿Quién soy? A los fines de esta entrevista voy a dar una respuesta sencilla: soy editor de la revista Cuásar, la publicación dedicada al género fantástico y a la ciencia-fi
cción en particular más antigua en español. También editamos algunos libros, escribo crítica literaria, traduzco…

¡Más antigua en español! ¿Cuándo publicaste el primer número?

En enero de 1984, a un mes del fin de la dictadura y el comienzo de la democracia. Es una curiosidad, o tal vez no, pero Cuásar fue la primera revista de ciencia-ficción que nació en democracia. Tenía 21 años. Nunca soñé, lo juro, que iba a seguir editándola en 2011.

¿Cómo empezaste a aficionarte en la CF?

De chico era un lector que devoraba los libros sólo porque eran libros. Hacia los 10 años me había leído las obras completas de John Dos Passos y Erich María Remarque, sólo porque estaban en la biblioteca de mis viejos. A mi viejo le gustaba Arthur Clarke, así que tenía algunos libros de él, pero no puedo decir que leyera preferentemente ciencia-ficción hasta los 14 ó 15 años.

¿O sea que tus raíces literarias no tienen nada que ver con la CF?

Yo no diría eso, sólo que era una parte más, incluso pequeña, de mis lecturas. Pero Verne y Clarke, las Crónicas marcianas (que se las habían dado a mi hermano como lectura en la primaria) estaban allí. Pero no fue hasta los 14 ó 15 que comencé a leerla con regularidad. Entonces, un compañero del Secundario me prestó Hacedor de estrellas y algún otro libro de Minotauro que me volaron la cabeza.

¿Cuál es tu aspiración? ¿Fama?

Bueno, dedicarse a editar ciencia-ficción para hacerse famoso es como ser maletero en una estación con la esperanza de convertirse en Bill Gates. Mi aspiración es muy terrenal: editar buena literatura, hacerla accesible a los lectores que desean encontrar buena literatura (y esto de ninguna manera se circunscribe a los aficionados) y también tratar de elevar la crítica literaria del género que, al menos en los comienzos de la edición de Cuásar, estaba mucho más cerca de la crítica amateur, de opinólogos, que de la rigurosidad del estudioso.

Ahí mencionaste algo que siempre me pregunto. ¿Hay lectores para las revistas de CF más allá de los aficionados?

Eso depende de la revista. Por ejemplo, El Péndulo no se definía como una revista de ciencia-ficción (que, por cierto, lo era) y era leída por un público muy amplio. Cuásar tiene lectores que no frecuentan el género más allá de la revista. Por ejemplo, el Instituto de Literatura Argentina de la UBA solicitó números de la revista para tenerlos en su biblioteca.

¡Eso es impresionate! ¿Qué es lo que te hace juzgar si un relato es bueno o malo?

Bueno y malo son categorías un poco brutales para juzgar una obra literaria. Por supuesto, si un cuento está mal escrito, tiene una trama confusa o una moralina infantil, hacen que sea desechado inmediatamente, quede fuera de la posible publicación, pero hay cuestiones infinitamente más sutiles que pueden hacer que un cuento no alcance el nivel que reclamamos para publicar. Me gustan los cuentos bien escritos, por supuesto, pero también que especulen con alguna idea, que digan algo nuevo, que hagan pensar. Hay muchos escritores que escriben “bien”, pero esa es una condición básica pero no suficiente.

Coincido con esto, no basta con escribir bien, tiene que haber algo para contar. Especular, para decirlo en tus palabras. Hay un escritor que no viene a cuento mencionar, ganador de un Minotauro, una vez me dijo que sólo sabía manejar las palabras. Pues bien, un día encontré su libro en una mesa de saldos y, te juro, no pude pasar de la segunda página ¡Aburrido! Espeso, lleno de nombres…. Era como un tipo con una Ferrari que no tenía a donde ir. Asimov también hacía la alegoría del escritor que narra como un vidrio y el que hace vitrales. Trataba sobre el lucimiento del escritor en todas las técnicas o trucos y el que se manejaba con las herramientas más simples pero que sabía llegar a todos los lectores con claridad y algo que decir. ¿Escribís ficciones además de críticas literarias?

Sé a qué libro te referís, yo llegué a leer un tercio. Pero no creo que ese libro en particular sea una exposición de buena escritura ni de virtuosismo con la palabra, el problema que tiene es que, como vos decís, es aburrido, y no importa si algo aburrido está bien o mal escrito. En cuanto a la teoría literaria de Asimov, no me parece válida simplemente porque no existe esa contradicción que él marca entre el virtuoso por el lucimiento mismo o el escritor sencillo con algo para decir, que vendría a ser él. Un escritor puede manejar una amplia gama de recursos literarios y una gran armonía con la palabra y también llegar al lector, y lo hace de manera mucho más completa que un Asimov. En cuanto a tu pregunta en concreto, escribí dos o tres cuentos, pero no es lo que más me interesa hacer.

¿Estás de acuerdo con los filtros de edición? ¿Quién debería realizarlos?

Si no estuviera de acuerdo con los filtros de edición me dedicaría a otra cosa. Esto no significa que todo lo que aparece por fuera de los editores/editoriales sea malo. De hecho, los primeros libros de Borges, Bioy Casares y Girondo fueron ediciones pagadas por los autores (o por el padre, como en el caso de Bioy). Hay un enorme cambio en el paradigma de la comercialización y difusión de contenidos artísticos (literatura, cine, música, etc.) y aún no hemos llegado a un modelo definitivo. Son muy interesantes y enriquecedores los debates que se están dando gracias a las nuevas tecnologías que permiten nuevas formas de difusión, comercialización y comunicación.

Y… ¿Sacaste alguna conclusión personal de esos debates?

La primera conclusión es la que sacaron casi todos: que el modelo tradicional de comercialización está obsoleto. Pero aquí tenemos un tema muy delicado que olvidan los que bienintencionadamente abogan por la libre circulación de la producción artística: libros, música, películas, etc. Y es que los creadores de estas obras, ya sean escritores, músicos, directores, artistas en general, viven de su trabajo como cualquiera de nosotros. Hay un planteo que me parece muy absurdo, pero que he escuchado mucho: que el artista no debe cobrar por su trabajo, o sea que si escribe una novela lo tiene que hacer en los ratos libres mientras se dedica a lo que le da de comer, o sea un empleo. Como si cobrar ensuciara y mancillara la obra artística.

¿Qué opinas de los neologismos?

Borges decía que toda palabra, en su origen, fue un neologismo. Ahora bien, si te referís a los neologismos en la literatura de ciencia-ficción, la mayoría me parecen burdos y sin ninguna posibilidad de sobrevivir al texto en el que medran. Nuestra lengua es muy rica, primero hay que conocerla en profundidad.

¿Qué es la CF para vos?

Creo que es una forma del arte, esencialmente literario, que especula a partir de ideas o de los cambios que los dispositivos tecnológicos producen en el entorno humano. Por supuesto que la ciencia-ficción es algo más amplio, hay relatos de aventuras en ambientes futuristas, franquicias surgidas de la tv o el cine, pero la que encuadra en mi primera definición es la que me interesa. En algún sentido, la ciencia-ficción es una forma de la filosofía, una puesta en escena de cuestiones que se plantea la filosofía. ¿Qué es el hombre? ¿Qué es el tiempo? ¿El hombre tiene dominio de su devenir? A veces pienso que es una forma de conocimiento.

¿Tienes un e-zine favorito?

No, leo un poco de todo cuando tengo tiempo.

¿Hay algún autor contemporáneo que sigas?

Tengo una lista larga de autores que me interesan que va cambiando todos los días. Los que están en ella más o menos en forma permanente son Greg Egan, Ted Chiang, Carlos Gardini, Jeffrey Ford, Robert C. Wilson. Siempre dentro de la ciencia-ficción, por fuera hay otra lista.

¿Cuál es tu autor favorito?

No, no tengo un autor “favorito”, es un concepto que me parece que no se puede aplicar en la literatura desde una mirada crítica. Hay escritores que siempre me han fascinado, aún cuando algunos de sus textos no me satisfacen o me parecen obras menores, como Ballard, Dick, Le Guin, Kafka, Connie Willis, China Miéville. Pero la literatura de ciencia-ficción (no importa el sentido que se le quiera dar a esta categoría) es tan amplia y variada que constantemente uno puede encontrar relatos extraordinarios, conmovedores, estimulantes…

¿Según tu parecer, Los autores de Cf colaboran entre sí o son individuos aislados?

No se puede usar ninguna generalización en este sentido, ninguna de las dos categorías se puede aplicar al rótulo “autores de ciencia-ficción”. Por otro lado, ¿qué significa “colaborar entre sí”? ¿Qué escriben en conjunto, que se dan consejos, que discuten sus obras en talleres? También deberíamos revisar un poco esto de “autores de ciencia-ficción”. Cada vez las fronteras entre los géneros se vuelven más resbaladizas, cosa que hay que agradecer, y esto es gracias a los escritores y a los lectores, que no se condicionan tanto como en otros tiempos.

¡Uff! A ver que no me quedó claro eso de las fronteras resbaladizas ¿Podés explicarlo un poco más?

Es muy sencillo: hace unas décadas, cuando se desarrolló la ciencia-ficción como un mercado editorial en Estados Unidos y se irradió al resto del mundo, era muy fácil decir qué pertenecía al género y qué no, el género tenía límites muy estrictos. Ahora el mercado no necesita de estos nichos entonces estas fronteras se están desvaneciendo. Por ejemplo, ¿dónde ponemos la obra de China Miéville? ¿Y la de Neil Gaiman? Afortunadamente no importa dónde estén.

¿Qué opinas de los ilustradores?

Nada en particular, es gente que se dedica a una forma artística.

¿Es importante la divulgación de las novedades CF?

No, no es importante la divulgación de las novedades de ciencia-ficción sin más. Sí es importante que se desarrolle una crítica bien formada —ya sea la de primera aproximación que permite a los lectores elegir un libro para leer, o la ensayística, que profundiza más en las obras— que permita orientarnos como lectores en un universo amplio de novedades bibliográficas.

¿Qué opinás de la autoedición?

Que siempre existió. Como ya señalé, Borges, Bioy Casares y Girondo, por dar algunos ejemplos, recurrieron a ella. Por supuesto, esto está muy lejos de decir que todo el que se autoedite alcanzará esas cumbres. El tema con la autoedición es que hace algunas décadas se convirtió en un negocio de algunas imprentas y “editoriales” que cobran a los autores y ahí sí, tenés la Biblia junto al calefón. Y calefones en cantidad, diría. El editor literario siempre fue un filtro —imperfecto, por cierto— que establecía estándares mínimos de calidad. Pero también tenemos grandes ejemplos de que, a veces, son más ciegos que un topo: Stephen King envió sucesivamente a numerosas editoriales su primera novela, Carrie. Cuando recibió el trigésimo rechazo, la tiró a la basura. Tabitha, su esposa, decidió hacer un intento más y ahí tenemos al máximo autor de best-sellers del siglo veinte.

Sí, conozco esa anécdota. Pero fijate que después de eso, la opinión de todos los editores se vuelve cuestionable. ¿Ves televisión?

Sólo cuando duermo.

¿Qué opinas sobre los adelantos tecnológicos en la vida diaria?

No soy particularmente afín a las novedades tecnológicas, pero cualquier cosa que sirva para mejorar el nivel de vida de la gente es buena. Ahora bien, tampoco hay que confundirse con la generación de un consumo salvaje de dispositivos tecnológicos (y de cualquier otro tipo de productos) que produce la sociedad capitalista. Pero el mundo en que vivimos es notoriamente distinto en estas cuestiones al que vivieron nuestros abuelos.

¿Qué pensás de las nuevas formas de comunicación? ¿Y las redes sociales?

Toda apertura de nuevas formas de comunicación es positiva, permite una mayor libertad de expresión y también de acción. Las redes sociales están demostrando una capacidad de transmisión de ideas muy poderosa, pero como todo medio de comunicación son manipulables, permiten que ciertas acciones abusivas o directamente delictivas se vuelvan más frecuentes gracias al anonimato. Basta leer los comentarios a las notas de los sitios web de cualquier tema para entender esto.

Pues no te entendí… ¿Por quienes son manipulables los medios de comunicación?

En la Argentina esto se está viendo con mucha claridad: hay grupos económicos que manipulan la opinión pública a través de medios de comunicación. Esto no es una novedad, sólo que se ha hecho muy transparente en los últimos tiempos. Los gobiernos, los intereses económicos, marcan agendas de discusión que ponen algunos temas en primer plano y esconden otros. Con las redes sociales esto parece estar siendo contrarrestado pero, sin embargo, las redes también pueden replicar la agenda que marcan otros medios de comunicación.

Ahora los chicos siguen aventuras a través de juegos de video o historias en cine condicionadas por el merchandising. ¿Pensás que eso reemplazará a la literatura tradicional?

Primero, me parece una lectura errónea asociar estos fenómenos con una supuesta retirada de la literatura tradicional. La serie “Harry Potter” vendió cientos de millones de ejemplares en simultáneo con el auge de las películas y los juegos. La literatura tradicional va a verse afectada por el libro electrónico más que por otras formas de entretenimiento. El soporte estático que es el libro impreso queda envejecido frente a un soporte dinámico, variable, que permite interacción, multimedia, que ahora se conoce como libro electrónico, y eso va a afectar la forma de narrar una historia. La literatura dentro de cien años no va a ser, en su formato, como la actual.

Sí, creo que tenés mucha razón en esto. ¿Por que pensás que en la opinión general, la Cf es tan infravalorada?

Otra vez, las generalizaciones son poco afortunadas. ¿Cuál es la “opinión general”? ¿Quién emite esa opinión? Hay gente que valora poco a la ciencia-ficción, hay otra que la valora mucho. En los ambientes académicos y en la crítica literaria ya hace bastante que la toman como objeto de estudio, o sea que la consideran de valor. Justamente ahora una revista muy importante de literatura como Iberoamericana está preparando un número especial dedicado a la ciencia-ficción latinoamericana. Sí hay cierta sensación de que la ciencia-ficción se debe más bien al mal cine de género que flaco favor le hace a la literatura.

¿Imaginás que algún día conquistaremos el espacio como en Star Trek?

No, no creo ni remotamente viable esa posibilidad por infinidad de factores. Y me refiero en particular al modelo Star Trek, un producto de su época que exportaba el modelo capitalista yanqui hasta la última frontera estelar. Puede que alguna vez el ser humano pueda poner los pies (o lo que equivalga) en planetas de otras estrellas.

Es la segunda vez que mencionás al capitalismo. En lo que a mi respecta nunca fui optimista con las formas de gobierno o administración del mundo. Menos con la distribución de la riqueza ¿Pensás en el futuro de la humanidad?

Si no pensara en el futuro de la humanidad no leería ciencia-ficción (claro que no la leo exclusivamente por eso). Yo soy un optimista moderado, pienso que la historia de la humanidad, con retrocesos circunstanciales, ha seguido una línea de progreso, se han ganado derechos, se mejoró el nivel de vida de la gente, si hablamos en grandes períodos temporales. Me parece que estamos viviendo una época interesantísima, de grandes cambios, y que hay otros mayores que se avecinan. En 50 ó 100 años la vida va a ser muy distinta, la gran disputa ahora es que esta situación de mejora sea para todos, y no que se extienda la distancia entre ricos y pobres. Y me parece que en gran parte de América Latina, con matices, se está tomando conciencia de esto.

Si hubiese un holocausto climático o ecológico ¿Qué harías?

Me subiría al Arca de Noé.

Já, já ¿Noé? ¿Pensás que un posible holocausto es sólo imaginación?

No, de hecho la Tierra sufrió varios, sino preguntale a los dinosaurios. Pero no me preocupan, no creo que me entere si sucede uno.

¿Cuál es tu película de CF favorita?

No tengo, aunque hay películas que me gustan mucho: Gattaca, Dark City, Blade Runner, por ejemplo. Seguro que me olvido de las mejores (pero ninguna saga).

No te gustan las sagas, je, je. ¿Crees que los autores de Cf son nerds o ratones de biblioteca despegados de la realidad?

Sí, y además le tienen miedo a las mujeres y miran películas porno a escondidas.

¡Jua! ¡Qué penoso que sean así! ¿Pensás que alguien leerá este diálogo?

Supongo que al menos lo hará el motor de búsqueda de Google, aunque dudo de su inteligencia.


De la revista: www.revistacuasar.com.ar
De la editorial: www.edicionescuasar.com.ar

5 de Junio de 2011 - Planeta Tierra

lunes, 18 de julio de 2011

Claudio Landete Anaya - Escritor - Autor de "Escultores de Hombres"





Entrevistado de Hoy: Claudio Landete Anaya - Escritor

Hola ¿Quién eres? Preséntate con tus palabras, por favor.

Cada vez soy más consciente de que sólo soy una gota en la inmensidad del mar.

Cierto, pero una gota que tiene su recorrido.¿No quieres comentar algo más de tu persona, humildad aparte?

De mi persona sólo remarcaría que no he podido desligarme de la casi infinita capacidad de imaginar que disfrutamos cuando somos niños.

¿Cómo empezaste a aficionarte en la CF?

Siempre me gustaron las historias con un trasfondo tecnológico o especulativo y no puedo darte una referencia concreta. De niño, cuando un cómic caía en mis manos, disfrutaba más si se me explicaba de forma plausible el porqué sucedían las cosas. Leí verdaderas montañas de tebeos de niño. Entonces había un anuncio televisivo que se me quedó marcado a fuego en la cabeza, decía algo así como: Donde hoy hay un tebeo, mañana habrá un libro. Y en mi caso puedo asegurar que así ha sido.
Pero en el ámbito literario sí puedo afinar el momento que marcó en mí la tendencia para el futuro: quedé maravillado cuando en muy poco espacio de tiempo leí de forma consecutiva tres novelas de Robert A. Heinlein: Amos de títeres, Puerta al verano y Tropas del espacio. Dejaron en mí un recuerdo imborrable. Entonces supe que me movería dentro de este género.

¿Y cuándo sentiste el impulso de escribir?

Empecé a escribir allá por el año 1990. En aquellos días me quedé desempleado y llenaba el tiempo escribiendo (a mano) relatos breves de ficción, con un final sorpresa, recolocando el ángulo de la narración en el desenlace. Algunos de esos relatos fueron publicados en un par de semanarios de la comarca, con bastante buena aceptación. Y continué haciendo cosas.
Me costó un poco dar el paso del borrador manuscrito a trabajar directamente en el procesador de textos, pero una vez familiarizado la verdad es que no había color, tal y como me habían aconsejado amigos escritores.

Sabés, soy fanático de escribir a mano. Todo, los cuentos y los guiones de comics que hago los trabajo en cuadernos, antes de pasarlos al Word. Ahí sí los corrijo. Es que tiene otra onda. Ojala pudiera hacer como tú. ¿Qué temas te gusta abordar en tus cuentos?

La relatividad de todo. Recuerdo ahora un relato que escribí hace tres o cuatro años y que todavía está inédito en el que imaginé una persecución a una mujer que se había compadecido de un niño y lo ponía bajo su protección, sin conocer muy bien la problemática del chico. Los malos son malísimos, como villanos de serie b, hasta que al final descubres que en realidad nadie es tan malo, todos tienen unas motivaciones justificables. Una interpretación errónea o una perspectiva sesgada hacían que los viéramos como perversos o dañinos.
Me gusta abordar historias con un punto de humanismo, que digan alguna cosa sobre nosotros mismos. No me va nada una historia en la que sólo se haga un alarde de conocimientos.

Coincido con eso, los humanos tienen una dimensión enorme para dedicarse solo a lo tecnológico en una historia. Yoss bromeaba conmigo sobre un viaje espacial de latinos donde se batían con machetes por una de las chicas de la tripulación, já, já. Ahora me vienen a la mente los cuentos de “Escultores de Hombres” ¿Cómo se te ocurrió escribir esa novela?

Esa novela es un ejemplo muy válido de la importancia que tienen los editores, filtrando, incentivando, orientando los esfuerzos de los escritores. Eran textos desparejados hasta que José Joaquín Ramos, editor de Alfa Eridiani, me sugirió que ampliara el material y le diera una visión de conjunto. Fue una experiencia muy gratificante porque me permitió reflejar inquietudes de mi universo interior. 0p'¡

José Joaquín Ramos tiene talento para esas cosas. ¿Cuál es tu aspiración? ¿Fama?

Quizás lo más difícil en la vida es encontrar tu sitio. Yo siempre me he movido dentro de una doble y ambigua faceta de escritor/editor. A día de hoy puedo confirmarte que no busco para nada la fama y la prueba palpable es que no circulan originales míos en los concursos que se convocan periódicamente. Cualquier organizador que convoque algún certamen literario de ciencia ficción lo puede corroborar.
Escribo por el placer de hacerlo. Voy entregando originales, conforme me los piden, en alguna publicación de CF. No hay por mi parte un empeño en ofrecer material. No recorro el circuito de premios y publicaciones, como hacen la mayoría de autores en busca de la máxima difusión.
Sí que me alienta la presencia de mis hijos, que cuando crezcan lean las cosas que imaginaba su padre y que reflexionen cinco minutos sobre el modesto legado cultural que les dejaré.
Quiero escribir y me gusta mucho; pero siempre me gana la partida el impulso de realizar alguna obra que reporte algún beneficio comunal. Estoy muy satisfecho porque en marzo he editado varias obras que se encuadran en esta filosofía: El Hijo del Hombre de Félix Ballesteros Rivas con una idea que nació hace treinta años, en los tiempos de Nueva Dimensión y La Geisha de Bucareli de Héctor Chavarría, que un aficionado me confirmó recientemente que sabía de su existencia y ha esperado muchos años para verla publicada.
O la inminente En busca de una historia de la escritora cubana Marié Rojas. Con el palmarés literario que tiene cada uno de ellos, ves que hay una coincidencia entre el Premio Andrómeda y otros certámenes de prestigio. Supones que estás editando la colección Libro Andrómeda con unos criterios adecuados.
Escribiré porque, como te digo, me gusta, cuando disponga de más tiempo alguna vez me presentaré a algún certamen; pero parece ser que donde soy más útil es editando a otros escritores de género o realizando actividades de difusión de la CF.

¿Qué es lo que te hace juzgar si un relato es bueno o malo?

Buena pregunta. No puedo darte una única concreción. El relato tiene que ser coherente, tampoco puede frustrar expectativas en el lector; necesita ser construido con ciertos pilares básicos, igual que una casa. Pero los ladrillos y vigas que utilices pueden ser de formas y materiales muy distintos. Desde la primera línea tiene que estar dirigido hacia el objetivo que se persigue en el desenlace. Lo siento, de veras, pero sólo puedo darte pinceladas.

¿Estás de acuerdo con los filtros de edición? ¿Quién debería realizarlos?

Tiene que haber filtros, obviamente, como en cualquier actividad. Yo he optado por reunir un equipo de colaboradores para cada iniciativa que emprendo porque considero que los demás enriquecen mi visión, aportan mayor diversidad de matices y opiniones.
Hace años era más cuadriculado. Por ejemplo, me costaba valorar las obras humorísticas porque consideraba que la broma restaba capacidad de reflexión a la trama. Hoy ya no lo veo así, pero ha tenido que pasar tiempo, mezclarme con opiniones más acreditadas que la mía, adquirir perspectivas más amplias.

¿Qué opinas de los neologismos?

La ciencia ficción necesita de los neologismos, es su argot, su parafernalia; una herramienta principal porque al intentar rebasar barreras tienes que trabajar con conceptos nuevos que habrán de ser definidos y a los que se les tendrá que poner también un nombre.

¿Qué es la CF para vos?

Ya di mi definición de Ciencia Ficción hace un par de años y no voy a entrar en ello de nuevo. Sólo diré que es importante, como todas aquellas cosas que nos cuesta definir, explicar por qué nos apasionan tanto. La ciencia ficción es una constante en mi vida, sencillamente eso.

¿Cuál de tus cuentos te es más querido? ¿Por qué?

Está reñida la cosa. Hay dos textos que siempre que los releo me emocionan y pueden hacerme incluso llorar en cuanto me descuido por la carga emocional que tienen los personajes, pero me decanto por Nacer otra vez.
Nacer otra vez narra la historia de un experimento militar en el que intentan llevar a cabo la primera desintegración y posterior rematerialización de una persona: una viuda que sufre ataques de agorafobia, desde el fallecimiento de su marido. El psicólogo analítico adjunto del proyecto tiene remordimientos por la utilización sin escrúpulos que hacen de esta triste mujer. La sensación de culpa impregna casi cada escena del relato.
También se da la circunstancia de que es el primer relato de extensión media que escribí. Ahora que me has hecho pensar, me doy cuenta de lo unido que estoy a ese texto.

¿Crees que hay lectores para lo que escribís?

Como te he dicho, no me prodigo mucho. Pero a veces me llegan voces que dicen haberles gustado lo que leyeron mío. El método Feldman, Planos de divergencia o El protocolo Babel han sido algunas de las últimas obras divulgadas de las que he recibido comentarios favorables de lectores.

¿Tienes un e-zine favorito?

A día de hoy reconozco que no los leo mucho. Te sorprenderías del poco tiempo de que dispongo. Además, no te lo creerás, pero hasta hace cinco meses no tenía Internet en casa. Ahora estoy descubriendo un universo de posibilidades al alcance de un clic. He ojeado algún artículo sobre cine de ciencia ficción en el blog de Planetas Prohibidos y me ha gustado bastante. Y la labor de edición electrónica de Alfa Eridiani merece también una mención.

¿Hay algún autor contemporáneo que sigas?

Fuera de la ciencia ficción, Arturo Pérez Reverte me gusta, tanto escribiendo novela: El club Dumas, La sombra del águila… como en sus artículos de opinión: Patente de corso, Con ánimo de ofender…
Dentro de la ciencia ficción hay autores españoles que me han sorprendido muy gratamente Sergio Parra, Antonio Moreno Álvarez, José Ramón Vila (Txerra), Mª Concepción Regueiro, Magnus Dagon… cualquier obra de ellos que caiga en las manos siempre se puede considerar, cuanto menos, de interesante.

¿Cuál es tu autor favorito?

Philip K. Dick, sin discusión. Sus historias incluyen a personajes con problemas psiquiátricos, trata la relatividad de la percepción. Aunque hace un par de años descubrí a Richard Matheson con Soy leyenda y a Theodore Sturgeon con Cuando hay interés, cuando hay amor, que también me han proporcionado momentos memorables.

¿Según tu parecer, Los autores de Cf colaboran entre sí o son individuos aislados?

Llevo ya unos años en esto. Creo que lo más razonable que puedo decir es que es un entorno competitivo y que lo que muchas veces hace grande a un escritor o a un aficionado, también da forma a sus miserias.
Cuando comencé, la impresión fue muy negativa, la verdad. Me pareció que era gente muy encerrada en sí misma. Una voz amiga me avisó que el mapa de la ciencia ficción en España se constituía en pequeños reinos de Taifas y que prácticamente competían unos con otros. Poco después lo vi.
Ahora aprecio que mayoritariamente la nueva generación pujante es distinta, de tendencia más conciliadora. Hay nombres propios que tienden la mano para ayudar a los demás. Y aunque sólo sea en base a sistemas de trabajo que se parecen o toman de referencia al networking empresarial o al crowdfunding cultural, pero hoy veo que la gente pone de mejor grado sus recursos a disposición de proyectos que no son propiamente suyos.

¿Qué opinas de los ilustradores?

Van muy ligados a este género, igual que con el de novela juvenil que presenta varios puntos de coincidencia. Comparten el espíritu del escritor o su misma locura. Según se mire. (Risas)

¿Es importante la divulgación de las novedades CF?

Sí es importante. Tanto el escritor como el editor de ciencia ficción, acostumbran a tener un perfil digamos… cultivado. Son personas que leen, se informan, reflexionan, intercambian experiencias… y por tanto son conscientes del tema «visibilidad de marca». La divulgación de novedades en la CF es importante. Recordemos a Isaac Asimov: la Edad de Oro pasó. Ya no es posible leer todo lo que se edita. Por tanto se leerá lo más visible, lo más divulgado.

¿Qué opinás de la autoedición?

La autoedición en la literatura tiene un halo despectivo, a diferencia de otros ámbitos como por ejemplo la música, donde sí está mejor visto que un creativo se encargue de darle forma a sus primeras maquetas. Pienso que es un error, pero la literatura no deja de ser un mercado más, lo que supone la existencia de ciertas barreras a la entrada de nuevos agentes.
Para vencer esas barreras, siempre habrá quien se decante por la autoedición. Es una opción digna.

¿Te animás a opinar sobre algún editor que te haya publicado? ¿O no te haya publicado?

Como dice el refrán: Cada maestrillo tiene su librillo.
Los editores aficionados de ciencia ficción son como empresarios sin ánimo de lucro que repercuten sus beneficios en promocionar a más autores. Trabajan un montón, muchas veces no se aprecia. Y tienen sus estrategias.
Yo a veces he cuestionado los criterios de selección de algún editor o el oportunismo fácil de publicar a un autor y no a otro; pero también es verdad que, incluso en igualdad de medios, no hay dos editores que le den una misma orientación a sus publicaciones. Cada uno dirige su barco lo mejor que sabe por aguas tortuosas.
Consejo para navegantes: es muy enriquecedor reflexionar porqué sí o porqué no has sido editado. El contraste de experiencias y estrategias es un regalo que te lleva a crecer.

¿Ves televisión?

Claro!!! Bob esponja, Ben 10 Alien Force, Dora la exploradora, Los Gormitis, Icarly... Por lo único que hoy no paso es una serie se llama Lazy Town. En fin, tengo dos niños, de seis y ocho años, y es lo que toca de momento. Cuando se van a dormir es que ya no tienes cuerpo de ver nada. Sólo de meterte tú también en la cama y leer diez minutos antes de apagar la luz.

¿Qué opinas sobre los adelantos tecnológicos en la vida diaria?

Ha cambiado el envoltorio a causa de la tecnología pero la sociedad sigue siendo a grandes rasgos la misma.

¿Qué pensás de las nuevas formas de comunicación? ¿Y las redes sociales?

Son como catalizadores, en sí no te dan nada nuevo que no pudieras obtener antes, salvo la disminución del tiempo necesario para conseguirlo: divulgar de forma más eficiente un contenido, obtener antes un contacto o una información.
Pero las nuevas formas de comunicación necesitan estar constantemente alimentadas de datos, es el espíritu que se está fomentando. Eso puede que a la larga cree algún problema de eficiencia, de saturación por exceso de información…

Ahora los chicos siguen aventuras a través de juegos de video o historias en cine condicionadas por el merchandising ¿Pensás que eso reemplazará a la literatura tradicional?

La lectura tradicional ya ha sido reemplazada. Haz un experimento, pregunta a cualquier chico de veinte años quién fue Isaac Asimov. No lo saben. Otro experimento: intenta que visionen 2001: una odisea del espacio, casi no pueden, tienen dificultades con el formato.
Los formatos y contenidos están cambiando, tomen por ejemplo las películas: Crónicas Mutantes, Skyline, Sucker Punch… cada vez más se olvida el tradicional lenguaje cinematográfico, para pasar a una sucesión de planos-secuencia que no son más que meras capturas de pantalla de videojuego.
El condicionamiento es total y absoluto.

El condicionamiento es total y absoluto… El mundo ha cambiado mucho desde nuestra infancia ¿No? ¿Pensás en el futuro? ¿Qué será de la humanidad en el Planeta Tierra?

No hay ni habrá nada nuevo bajo el sol.
Hoy me he llevado una pequeña sorpresa. He comenzado a leer un libro antiguo de economía, del año 1976 y en las primeras lecciones que habla del desarrollo de los países emergentes, te dice que si el tipo de interés de los préstamos es muy bajo, rozando la subvención, el dinero no llega nunca a quien más lo necesita para generar recursos sino que se lo quedan en exclusiva los terratenientes, los dueños de las grandes explotaciones, la aristocracia. La operación es más segura para el prestamista, pero no hay desarrollo nacional.
Los emprendedores, los pioneros del bien común siempre tendrán que bregar con las peores condiciones.
Es sólo un mero ejemplo. Las deficiencias de la sociedad son y serán básicamente las mismas, lo que pasa es que el hombre es un animal de escasa memoria y no recuerda el último cambio de ciclo.

¿Por qué pensás que en la opinión general, la Cf es tan infravalorada?

Por que necesita un esfuerzo activo por parte del lector/espectador: la aceptación de las reglas de juego del universo de ficción. Por varias razones, según cada caso, pero mucha gente no pasa de ahí. Fui a ver la película Origen de Christopher Nolan con amistades que les gusta mucho el cine y solemos ir con frecuencia.
Lo pasé de miedo, viendo cómo extendían ante mí el contrato de ficción con las reglas de los escenarios oníricos y cómo la cinta cinematográfica intentaba sorprender con una vuelta de tuerca tras otra vuelta de tuerca, ciñéndose a ese contrato vinculante. Mis amistades se perdieron en la historia. Y yo por mi parte compré el DVD a la que tuve una ocasión.

Pero ¿te gustó la peli? Te cuento que yo no recuerdo mis sueños y los pocos que puedo retener son breves y medio tontos, sin sentido. A mi esposa le encantó el film, yo no pude encontrarle la vuelta. Claro que en Escultores de Hombres tu has explorado muchas variantes de la siquis humana ¿Podrías explicar mejor la idea?

A mí sí me gustó Origen porque todo lo que tiene que ver con el tema psicológico me va.
Sé que es un tópico la idea de sueños dentro de otros sueños y no distinguir un escenario onírico de uno real. Es verdad que casi no recordamos los sueños cuando despertamos y que al compararlos con la realidad quedan como algo deslucido e indefinido. Pero… ¿quién no se ha despertado con el corazón latiendo como loco dentro del pecho porque acaba de salir de una pesadilla? Dentro del escenario onírico lo soñado es la única realidad de ese momento. Yo he despertado a veces y he tenido la sensación de haber experimentado olores y sabores.
Origen, pienso que toma un poco de referencia la visión Freudiana de la psique. Que hay diferentes intensidades, según a qué nivel de pensamiento consciente/subconsciente te encuentres. Y que por ese motivo el tiempo subjetivo tiene diferentes velocidades según el nivel de sueño.
Ese concepto está presente de forma parecida en Escultores de Hombres, en el episodio El laberinto psíquico, hay una “Tasa de transferencia mnemotécnica”, la velocidad no es la misma en el mundo real que cuando estás sumido en un ejercicio de simulación en tu propia mente para convertirte en policía cerebral.
En esa obra hay intereses de grupo, reflexiono acerca de que aunque estamos en una sociedad que fomenta escalar el éxito individual o gremial casi a cualquier precio y con pocas o ningunas consideraciones hacia terceros, hay momentos en los que no puedes evitar que la gente actúe según un examen conciencia.
Entonces sientes como si el mundo se detuviera por unos momentos. Es la empatía que llevamos dentro de nosotros emergiendo como una fuerza de la naturaleza que no se puede contener por más tiempo.

¿Imaginás que algún día conquistaremos el espacio como en Star Trek?

No lo haremos, hay que ser realistas. No estamos ni preparados para protegernos de un cuerpo de grandes dimensiones que venga directo hacia la Tierra. ¿Cómo vamos a conquistar las estrellas? Asistí hace medio año a una conferencia de astronomía y me quedé boquiabierto. Si un asteroide se dirigiera hacia nosotros, la mejor opción, y siempre contando con un tránsito largo que permitiera actuar, sería pintar al asteroide de alguna manera para que el diferencial de calor de la luz del sol reflejada en su superficie le hiciera girar poco a poco y modificar levemente su trayectoria. Pero para pintar el asteroide hay que estar dónde no sabemos cómo ir. Estamos en pañales.

Si hubiese un holocausto climático o ecológico... ¿Qué harías?

Abrazarme a mi esposa y a mis hijos.

¿Cuál es tu película de CF favorita?

La naranja mecánica de Stanley Kubrick. Es muy fiel a la novela de Anthony Burgess y toca temas interesantes: la técnica Ludovico de condicionamiento de la conducta, la jerga ficticia del Nadsat, el hecho de que si alteras una mente para modificar un comportamiento, será a costa de perder alguna función actual.

Sí, Burgess se pasó en esa novela. ¿Crees que los autores de Cf son nerds o ratones de biblioteca despegados de la realidad?

Un poco sí, para qué vamos a negarlo. Podemos estar paseando, haciendo deporte, en un restaurante… y en vez de ello quemamos horas buscando argumentos plausibles para crear historias. No le preguntes a mi mujer, por favor.

¿Cuál fue el último cuento de Cf que leíste?

Lo último que he leído ha sido el relato Muy arriba, muy adentro… de Juan G. Atienza publicado en la Antología de Novelas de Anticipación núm. 9 de Ediciones Acervo. Algo así como del año 1.969.

¿Pensás que alguien leerá este diálogo?

Si lo has leído tú y también yo, ya somos una multitud.

Enlaces a los sitios de Claudio Landete Anaya

Página Literaria
http://elconciliodetantalo.blogspot.com
Página Personal
http://universofuturo.blogspot.com
Blog Premio Andrómeda
http://todoslospremiosandromeda.blogspot.com
Portal Colección Libro Andrómeda
www.libroandromeda.com

Tres de Junio de 2011 - Planeta La Tierra

martes, 12 de julio de 2011

Vladimir Vazquéz – Escritor – Editor de La Cueva del Lobo


Invitado de Hoy: Vladimir Vazquéz – Escritor – Editor de La Cueva del Lobo

Hola ¿Quién eres? Preséntate con tus palabras, por favor.

¿Quien eres? ¿Ese no es el título de uno de mis cuentos? ;)
Mi nombre es Vladimir Vásquez F. también me hago llamar Lobo7922, soy el editor de La Cueva del Lobo (¡Ahora con 100% mas Mechs!) y un ferviente enamorado de la Ciencia Ficción en todas sus formas y vertientes.

Okay ¿Y qué es la Cueva del Lobo?

Es un blog que he llevado desde hace varios años. Hasta hace poco era un blog personal, pero recientemente he incorporado a un grupo de escritores que han comenzado a colaborar conmigo con resultados excelentes.
Aunque tratamos muchos temas, el eje central siempre ha sido y será la Ciencia Ficción. En ocasiones publicamos relatos de Ciencia Ficción y Fantasía (cuando conseguimos escritores) y ya tenemos dos años organizando un modesto pero divertido concurso de relatos de Ciencia Ficción :)

¿Cómo empezaste a aficionarte en la CF?

Cuando era niño me gustaban las “cosas espaciales” o las “cosas galácticas” o también “las cosas de robots y naves”. Me encantaba “La Guerra de las Galaxias” y me trasnochaba para ver por la madrugada a Star Trek (la ponían como a las dos a.m.) Me vine a enterar que aquello se llamaba Ciencia Ficción mucho tiempo después.

Sí, yo también hacía eso, ponía el volumen de la tele bajito para que mis padres no me regañasen. ¿Y cuando sentiste el impulso de escribir?

Saliendo de la educación media y entrando en la universidad me tropecé con una biblioteca maravillosa, llena de los libros de Asimov, de Aldiss, de Silverberg y de tantos otros maravillosos autores clásicos de la Ciencia Ficción. Allí leí por primera vez “La Edad de Oro” y creo que me imaginé a mi mismo como una versión latinoamericana de Asimov, me dejé crecer unas enormes patillas y soñaba que algún día tocaría a las puertas de la versión latinoamericana de John W. Campbell y que me publicarían mis cuentos.
Luego la realidad me enseñaría que las cosas de este lado del mundo eran muy distintas, pero ya tenía las ganas de escribir y eso no cambiaría nunca.

¿De casualidad leíste “Sobre la Ciencia ficción” del Buen Doctor?

Pues no, ¡que afortunado soy de descubrir un nuevo libro de Asimov a estas alturas! :D

¿Qué temas te gusta abordar en tus cuentos?

Yo soy muy clásico y hasta simplón me atrevería a decir, Utopías, grandes héroes que salvan el día en el último minuto, viajes a lugares fantásticos, tecnologías incomprensibles, ese tipo de cosas. Claro que también a veces tengo un destello de genialidad y me saco un relato que explora la increíble complejidad de la mente humana, creo que esos son los que más gustan ;)

¿Cuál es tu aspiración? ¿Fama?

Aquel muchacho que soñaba con ser Asimov en Venezuela no ha cambiado mucho, ciertamente he ajustado mis sueños a mi realidad y me he afeitado las patillas, pero sí, sigo aspirando a eso, a leer y a escribir Ciencia Ficción día y noche y que me paguen por eso ¿Es imposible? ¿Es un sueño absurdo? Ok, lo que tu digas, no estoy interesado en discutir, me quita tiempo para seguir escribiendo, para seguir en lo mío.

¡Sos de Venezuela! ¿Conocés a otros venezolanos que gustan de la CF? Los Forjadores, por ejemplo.

Sí soy de Venezuela, pero de Barquisimeto, tengo el gusto de conocer a Susana Sussman LA Forjadora Mayor, a través de las Internets, y en una ocasión en que fui a Caracas pude conversar en persona con Jorge de Abreu y Juan Raffo, otros dos tremendos personajes de la Ciencia Ficción Venezolana.
Afortunadamente el mundo de la Ciencia Ficción Venezolana se mueve mucho digitalmente, porque de lo contrario me sentiría muy aislado, mis viajes a Caracas son muy esporádicos y no tengo ninguno planeado en el futuro próximo.

¿Qué es lo que te hace juzgar si un relato es bueno o malo?

Esa es una pregunta que me he planteado mucho en el último par de años. Es evidente que todo escritor debería aprender las principales herramientas y trucos del oficio, pero el decir si un relato es bueno o malo, es algo muy personal.
Te pongo un ejemplo: Con frecuencia mis amigos me recomiendan historias que tardan MUCHO en arrancar, eso no funciona para mí, yo no tengo tiempo para leer eso, a mí, el libro tiene que engancharme desde las primeras páginas. Sin embargo para algunos de mis amigos esas historias funcionan maravillosamente y ellos están dispuestos a leer 20 a 25 capítulos antes de que la novela arranque.
Entonces ¿qué es una buena historia o que es una mala historia? Pues dependerá mucho del público en donde caiga esa historia.
Ahora ¿Qué tipo de historias me gustan o me disgustan a mi personalmente? Pues como dije mas arriba, la historia tiene que arrancar con fuerza y atraparme en las primeras páginas, el truco de “La hierba para pipa” no va a funcionar conmigo a menos que seas un autor de la estatura de Tolkien (Y de esos hay muy pocos) tengo una pila de libros por leer enorme, y eso sin hablar de los blogs, artículos, cómics, series, y videojuegos a los que también debo atender.
Además estoy bastante cansado de historias tristes y deprimentes ambientadas en mundos distópicos, ¿sabes qué? Si quiero ver un mundo distópico solo necesito asomar la cabeza por la ventana de mi casa, o dar una vuelta por mi ciudad.
¿Quieres ganarme como lector? Al escribir tu historia pon el gancho argumental en la primera o segunda página, y ambienta tu historia en un universo con posibilidades en donde el protagonista tenga la fuerza, el ánimo y la astucia para mejorar las cosas.

Sé a que te referís y es un defecto que tengo en mis introducciones. Es más, ahora me convenciste de cambiar todos los principios. Hay algo muy copado como la frase gancho del tipo: “Ella se fue y olvidó al marciano”. ¿Estás de acuerdo con los filtros de edición? ¿Quién debería realizarlos?

Volvemos a lo que escribía en la respuesta anterior, ¿quien debe decidir lo que debo leer y lo que no? Quizá para un editor no funcione, pero para otro sí, quizá para un público sea un bodrio y para otros una maravilla.
Tomemos el caso de Harry Potter, para mí no es mas que una colección de Deus Ex Machina, pero mira el éxito que ha tenido, si yo hubiese sido el editor, Harry Potter nunca habría visto la luz, y todos esos lectores se hubiesen quedado sin descubrir una obra que a ellos los ha fascinado.
Y por otro lado, a mi me encanta Elric de Melniboné, y ¿qué es Elric de Melniboné si no una serie de Deus Ex Machina? ¡Jajaja! ;D

Creo que en el futuro próximo, veremos cada vez menos “filtros” en el mundo editorial, veremos más editores enseñando las bases del oficio a los nuevos escritores, y los veremos trabajando más en ayudar a esos escritores a encontrar su público. Allá vamos y nada lo impedirá, mal que le pese a muchos. Ya pasó con la música y los sellos discográficos y está sucediendo con las historietas. ¿Qué opinas de los neologismos?

Los uso mucho, los he usado en esta entrevista y los seguiré usando, o es que acaso ¿no evoluciona el lenguaje?

¿Qué es la CF para vos?

La Ciencia Ficción es difícil de definir, pero sobre todo creo que La Ciencia Ficción es una ventana a todas las posibilidades de la realidad.

¿Cuál de tus cuentos te es más querido? ¿Por qué?

En estos momentos, “El Cerebro del Filósofo” porque es uno de mis últimos cuentos, fue una inspiración de unos días, arranqué a escribirlo una noche y ya en la madrugada lo había terminado, lo publiqué en el blog al día siguiente y la respuesta de mis lectores fue genial, fue algo así como gratificación instantánea. Para alguien como yo que pasa tanto tiempo trabajando una simple historia, esto fue toda una experiencia: D

Bueno, pero contáme de que trata, algo que me tiente a leerlo más allá de tu autoría.

Las ciencias de la computación avanzan a pasos agigantados, pero el gran salto será cuando logremos interpretar el lenguaje de la mente humana y consigamos enlazar un computador con un cerebro humano; imagina que eso sucediera dentro de un par de años.
Te dejo con el primer párrafo:
“¿Quién iba a pensar que un cerebro de elefante, dos cerebros de vaca, un cerebro de caballo, y media docena de cerebros de pollo me iban a permitir volver a hablar con el abuelo?...”

¿Crees que hay lectores para lo que escribís?

¿Creo? No, ¡sé! que hay lectores para lo que escribo, es increíble como suben las visitas del blog cuando publico un relato de Ciencia Ficción de cualquier autor, la gente está ávida de cuentos.

¿Tienes un e-zine favorito?

Que preguntica tan problemática...
Bueno, aunque hay que reconocer la gran labor que realizan todos los ezines de nuestros géneros, admiro el gran trabajo que hacen los chicos de Imaginarios, lo que publican no es una revista electrónica, es un libraco electrónico ¡Jajaja! :D

¿Hay algún autor contemporáneo que sigas?

Me gusta Cory Doctorow, me gustan sus historias, me gusta su actitud hacia el mundo editorial, me gustan sus blogs: p
Dan Abnett me entretiene mucho, quizá no sea muy profundo, pero no se puede negar que sus historias son divertidas.
Y también leo a... Kevin J. Anderson (no me maten) sé que no es el favorito de muchos, pero ¿qué le voy a hacer? A mi me han gustado muchas de las cosas que ha escrito. No estoy diciendo que sea perfecto, solo digo que es un escritor competente.

¿Cuál es tu autor favorito?

¿Le extrañará a alguien si digo Asimov? Creo que no, es difícil encontrar a otro autor como él, no solo por sus libros de ficción, si no también por sus recopilaciones y sus libros de divulgación.
Después de él pondría a Herbert, aunque admito que no he leído mucho de él fuera de la saga de Dune, y finalmente a un amigo de Herbert, Jack Vance, quien quizá tampoco sea muy profundo, pero los mundos y sociedades de Vance son los mejores y los mas geniales, muchos autores actuales no hacen mas que imitarle. Y los diálogos de Vance no tienen comparación. Aunque admito que es un tanto machista ;)

¿Según tu parecer, Los autores de Cf colaboran entre sí o son individuos aislados?

Pues algunos colaboramos y otros compiten.
En mi caso me encanta ver los trabajos de otros autores en mi blog y he publicado mis cuentos en donde quiera que me hayan dejado ¡Jajaja! :D

¿Qué opinas de los ilustradores?

Los admiro y los respeto mucho, sobre todo porque poseen un conjunto de habilidades de las que carezco. De hecho hago lo posible por promover su trabajo.
Por cierto sigo esperando unos dibujos que me prometió un cierto ilustrador (no miro a nadie, no apunto a nadie) ¡Jajaja! ;D

¡Cierto! Ocurre que cuando estoy con una cosa, ya me están surgiendo dos más. Bien ahora me comprometo a pasarte imágenes para un portfolio bueno y de bonus una inédita ¿Te parece?

Me encanta, pero que sea verdad: D

¿Es importante la divulgación de las novedades CF?

Para mí es esencial, creo que le dan cohesión a nuestro mundo, por que a través de estas noticias nos enteramos en qué andan nuestros compañeros de género.

¿Qué opinás de la autoedición?

Definitivamente es el futuro, es un fenómeno que veremos crecer cada vez mas a pasos agigantados. Yo que lo he experimentado te digo, es genial, atrás quedó aquella mentalidad de escribir en papel y tinta; hoy en día simplemente pones tu cuento en línea y si tiene algún error tus lectores te lo van indicando y tú vas corrigiendo, si el relato tuvo éxito bien, y ¿si no? También, ya llegará alguien a quien le guste o te sirve como ejemplo de los errores que no debes volver a cometer.
Déjame tomar un ejemplo del mundo de la ilustración, he visto a algunos artistas, que toman sus obras sin terminar y las van exhibiendo paso a paso en sus websites y blogs hasta que las terminan, y sus admiradores van pasando y les van dejando comentarios, y sus compañeros artistas van y les dejan su opinión o un consejo. Esto es fantástico pues el artista se va nutriendo, va midiendo la opinión y las expectativas de la gente, se va dando cuenta de sus errores y aciertos y también otros artistas menos experimentados van tomando ideas de la técnica.
¿Por qué los escritores no hacemos algo similar? ¿Por qué no vamos exhibiendo nuestras historias en sus diferentes etapas, y vamos recibiendo el feedback de nuestros lectores, y de otros autores? ¿Se nos va a acabar el papel? ¿La tinta está muy cara? ¿El editor no nos va a dejar? Ya ese tiempo pasó, ya esa época pasó; entonces ¿por qué guardar tan celosamente esa historia guardada hasta que “esté perfecta”?
¿Te cuento una historia? No va a estar perfecta nunca...
Ahora, ya sé lo que muchos van a decir, que con la autoedición va a salir un montón de basura. Ah ¿si? Es que seguro las editoriales no sacan basura, imagino que los libros de Crepúsculo son autoedición ¿no? Y mira como se venden... :(
Pero déjame tomar un momento para darle un mensaje a algunos nuevos autores quienes pienso están cometiendo un grave error, y que es bloquear a sus lectores detrás de un muro de dinero...
¿Cómo es eso? Dirán algunos. Pues resulta que hay muchos jóvenes escritores quienes se autoeditan y ponen sus trabajos a la venta, esperando que los lectores paguen por leerlos. Eso no va a funcionar. No importa si eres la reencarnación de Asimov, no funcionará porque no te llamas “Asimov”. Eres un sujeto que nadie conoce y del que nadie ha escuchado media palabra nunca.
Y cuando tengo 5 dólares para comprar un libro, tengo que elegir entre John Scalzi y tú. Scalzi se ha ganado todos los premios del mundo y me lo ha recomendado media humanidad, en cambio de ti no conozco ni el nombre. La decisión no es difícil.
Así que cuando pones tus historias detrás de ese muro de dinero, lo que haces es perder a un montón de lectores.
¿Qué hacer entonces? Encuentra a tú público primero, después que te hayas ganado algunos lectores, luego de que tus historias hayan sido expuestas al público, entonces puedes comenzar a pensar en capitalizar tus historias, pero no antes.

Me gusta bastante esto. Aunque no sé como funcionaría mostrar el desarrollo de un relato. Pasa que la trama quedaría revelada y en algunos casos no funcionaría el remate. ¿Lo habías pensado?

Yo nunca dije nada de mostrar el remate ;)

¿Te animás a opinar sobre algún editor que te haya publicado? ¿O no te haya publicado?


Mi admiración para José Joaquín Ramos de Alfa Eridiani, quien junto a Sergio Bayona trabajaron incansablemente conmigo durante algo así como un año para sacar aquel Eridano7, toda una odisea pues por aquel entonces, no tenía yo conexión a Internet y solo me conectaba de forma esporádica en algún cibercafé; y en ocasiones me ausentaba durante días semanas y hasta meses y todo el trabajo se paraba, pero cuando volvía, allí estaban ellos dándome consejos de como arreglar y mejorar las historias. Reconozco que entonces era yo bastante menos experimentado que ahora (no digo que ahora sea perfecto) y que les dí bastantes quebraderos de cabeza, pero mal que bien conseguimos sacar aquellos tres relatos de los que me siento bastante orgulloso :)
Un caso totalmente distinto fue el de otro conocido editor (de cuyo nombre no quiero acordarme) a quien le envié mis historias en varias ocasiones y que quizá ya cansado de mi insistencia me respondió con una única palabra “recibido” no sé cuales serían las circunstancias para aquel editor en aquel momento, pero si puedo decir que aquello me causó una depresión de las buenas. Si eres un editor, deberías al menos dedicarle un par de líneas a quienes te escriben. Luego conocí a aquel señor y resultó ser una persona bastante mas simpática de lo que me había imaginado, pero nunca me animé a enviarle otro relato ;)
Los editores son personas iguales a todos nosotros, tal vez les caes mal, quizá les caes bien, quizá están en un mal momento en que no pueden leerte, o tal vez están en posición de darte un buen consejo. Lo que hay que entender es que son tan humanos como tú yo :)

Si, es cierto. Además no están obligados a que nuestro estilo o formas les gusten. Lo único es que uno tiene que aprender donde pueden cuadrar nuestros cuentos y donde no. Te voy a contar una intimidad. Durante años sentí que mis cuentos no coincidían con las premisas de Axxón. Yo fui parte de Taller Siete y aquello me confirmaba todavía más que mis cuentos de postholocaustos y space opera nunca serían admitidos. Así que me abstenía de enviarles material. Entonces un día se me ocurrió escribir “Continum Pi”. Me contacté con el editor, Eduardo Carletti, que me pasó con Silvia Angiola ¡Y me lo aprobaron! Aprovecho para agradecer a Silvia por sus atenciones, en mi opinión ese cuento era para Axxón. Por otro lado, respeto y admiro a José Joaquín Ramos, fue el primer editor en confiar en mis dibujos y relatos, además de siempre tenerme en cuenta con el mayor respeto. No es casual que él haya sido el primer invitado a estos Diálogos. ¿Ves televisión?

Yo veía Discovery Channel antes de que su definición de ciencia se convirtiera en un par de tipos haciendo explotar cosas. Yo veía SciFi channel antes de que se convirtiera en SyFy y que la lucha libre reemplazara al Dr. Who en sus horarios.
Hoy en día ya veo muy poca televisión, si hay una serie buena que mis amigos me recomienden mucho quizá la vea, pero la descargo y la veo directo en una computadora.

Humm se avecina el fin de los canales… ¿Qué opinas sobre los adelantos tecnológicos en la vida diaria?

Son mi día a día, pero les voy a contar algo, me he dado cuenta que me dan miedo las cosas nuevas, estoy muy satisfecho con mi rutina y me choca que me saquen de ella. Pero también me he dado cuenta que existen muchas sencillas herramientas de software que nos hacen la vida más fácil, que son gratuitas y que solo necesitan de nosotros un mínimo esfuerzo de aprendizaje. Así que me estoy obligando a probar continuamente nuevo software, para probar de primera mano que verdaderamente las herramientas que estoy utilizando son las mejores.
Por ejemplo, hace poco comentaba por el blog que acabo de descubrir Masterplan, un programa que me ayuda a crear y administrar mi campaña de Calabozos y Dragones. Aún lo estoy aprendiendo a usar, pero ya me ha facilitado un montón de trabajo
Por el lado del hardware en estos días he estado probando una tableta Archos y debo decir que es genial, eso de tener tus libros, tu música, tus videos, la Internet, el facebook y el Twitter en un aparato del tamaño de una libreta, es fabuloso. Que genial es agarrar la tablet y acostarme en la cama sabiendo que tengo toda mi biblioteca en la punta de mis dedos: D

Seeee, yo también quiero una. ¿Qué pensás de las nuevas formas de comunicación? ¿Y las redes sociales?

Me parecen una gran oportunidad para nosotros los escritores de habla hispana.
Fíjate, cuando Asimov escribía para Campbell, se encontraban ambos, tanto el escritor como el editor ante el inmenso mercado de todos los lectores de los Estados Unidos de América.
En cambio, hasta hace unos pocos años atrás, los escritores y editores de habla hispana nos encontrábamos frente al reducido público lector de nuestros respectivos países. Por ejemplo recuerdo unos diez o quince años atrás cuando por casualidad llegaron un par de revistas Españolas y Mexicanas de Ciencia Ficción a Barquisimeto, mi ciudad, ¡Que alegría tan inmensa fue aquello! Pero fue un hecho aislado que no se repitió nunca.
En cambio ahora los escritores y editores de habla hispana nos encontramos ante una situación similar a la que tenían Asimov y Campbell en aquel entonces, nos encontramos ante el inmenso público lector de Latinoamérica y España, sin contar a los hispanoparlantes que habitan norteamérica y el resto del mundo. Ya no tenemos que pensar en las dificultades de impresión, de transporte, en las aduanas, etc. la Internet se saltó todo eso y los libros digitales llegan a todas partes casi al instante.
Ese público está esperando allí por nosotros Y ¿cómo llegamos a ellos? A través de las redes sociales. Facebook y Twitter son dos gigantes maravillosos, llenos de gente con gustos similares a los nuestros esperando escuchar nuestras recomendaciones y listos para darnos las suyas.
Pero creo que hay que ir mas allá, a las redes sociales especializadas, como Wattpad, Scribd, o Issuu, son el futuro de la publicación, allí te reunirás con tus amigos del club de lectura y juntos discutirán a los nuevos autores y con solo un click tendrás el libro en tu mano.

Coincido, opino exactamente igual. Ahora los chicos siguen aventuras a través de juegos de video o historias en cine condicionadas por el merchandising ¿Pensás que eso reemplazará a la literatura tradicional?

Estoy seguro que cuando Shakespeare escribía “Romeo y Julieta” no lo hacía por dinero, seguramente no tenía ningunas ganas de llenar el teatro, seguramente cuando Dickens estiraba los argumentos de “Grandes Esperanzas” no lo hacía con la intención de vender mas copias del periódico en donde se publicaba ;)
Los videojuegos no acabarán con la literatura tradicional como no lo hizo la radio ni la TV ni el cine.
Es mas te sorprendería saber que muchos videojuegos cuentan buenas historias. Es curioso pensar que un videojuego tan icónico como Halo, consiguió que las novelas ambientadas en su universo se vendieran de forma excelente ¿es decir que todos esos gamers descerebrados matando marcianitos en el televisor tenían ganas de leer un libro? ¡¿Quien iba a adivinarlo?! XD

Veo que sos un optimista. Pero es innegable el cambio climático, la deforestación y la escasez de recursos ¿Cómo ves el futuro del Planeta Tierra?

Sí, soy un optimista, creo que no tengo alternativa, si me pongo pesimista me entra una depresión y me pongo estúpido y entonces sí que no sirvo de nada.
El cambio climático es innegable, la desforestación ciertamente es un problema, pero lo de la escasez de recursos es un engaño. Observa por ejemplo como en Venezuela se dejó de invertir en la explotación petrolera artificialmente para hacer que el recurso subiera de precio. Además hace años que poseemos una tecnología llamada “Orimulsión” que permite utilizar el crudo pesado (que es mas económico) como combustible para generar electricidad, y sin embargo ¿ves la tecnología utilizarse en alguna parte? No, porque bajaría el precio del petróleo...
Existen otras tecnologías como los reactores nucleares de Torio líquido, soy de la opinión que esta tecnología se oculta deliberadamente al público para mantener los costos de la energía altos.
Y en cierta forma muchos de los problemas que nuestra sociedad actual tiene, son problemas de energía en su base. Por ejemplo, el problema de la comida podría resolverse si pudiésemos producir fertilizantes más económicos, y si la energía eléctrica fuese más económica, podríamos fabricar fertilizantes de formas más económicas.
Si pudiésemos fabricar mas comida en menos territorio habría menos necesidad de desforestar, etc. etc. etc.
Sin embargo como dice Asimov, seríamos víctimas de nuestro propio éxito, es decir que al haber más energía, más comida y más bienestar en general, de inmediato habrían muchas más personas, y nos encontraríamos al principio de la ecuación.
La única manera de saltar esta etapa de nuestra evolución como civilización y como especie es salir al espacio en donde los números de la humanidad se mantendrán ridículos frente a los infinitos números del Universo por muchísimo tiempo.
¿El planeta tiene problemas? No, el planeta seguirá aquí por muchísimo tiempo después de la humanidad, las especies vegetales y animales seguramente se adaptarán a pesar de cualquier cambio climático. El problema es de nuestra civilización, de nuestro estilo de vida y la única salida de la humanidad a largo plazo es esa, salir al espacio.

¿Por que pensás que en la opinión general, la Cf es tan infravalorada?

No creo que esté infravalorada, lo que pasa es que es compleja. Para ver una telenovela no necesita la educación que necesitas para entender un libro de Clarke.
Es más sencillo vender un libro sobre la biografía de Britney Spears, que vender otro que narra la historia de unos tipos que tienen aventuras en los pliegues del espacio tiempo. Para el primero solo necesitas saber leer, para el segundo necesitas cierta educación y cierta capacidad mental que no todo el mundo tiene. ¿infravaloran la Ciencia Ficción? No, le tienen miedo.

¿Imaginás que algún día conquistaremos el espacio como en Star Trek?


Te contestaré con palabras de Larry Niven: “Los Dinosaurios se extinguieron porque no tenían un programa espacial”.
Y de Tsiolkovsky: “La Tierra es la cuna de la mente, pero uno no puede quedarse en la cuna para siempre”.
Cuando conquistemos la capacidad energética de la alta órbita de nuestro planeta, nuestra civilización alcanzará un nuevo escalón en su evolución, pasaremos de un mundo de escasez a un universo de posibilidades. Desde ese punto, colonizar nuestro sistema solar no es tan difícil.
Y aunque hoy en día la colonización de otros sistemas estelares se nos antoja imposible, es lo mismo que debe haber pensado los primeros homínidos cuando intentaron cruzar el océano.
No cabe duda que en la actualidad estamos viviendo una recesión en el desarrollo espacial, cuando una agencia tan importante como la NASA parece estar retrocediendo. Pero ya hay nuevas agencias listas para tomar su lugar, los Chinos, los Indios, e incluso los Rusos. Pero mis esperanzas están mas centradas en empresas como Space X y Virgin Galactic quienes ya se posicionan para tomar su puesto en esta nueva carrera espacial.

Si hubiese un holocausto climático o ecológico ¿Qué harías?

Intentar sobrevivir e intentar recuperar las piezas que se puedan de la civilización, y claro unirme a los chicos de la Hermandad de Acero ;)

¿Cuál es tu película de CF favorita?

Gattaca, creo que es todo un poema a las posibilidades del espíritu humano, ¡hey! Y además sale Uma Thurman bellísima ¡Jajaja! ;D
Es re linda esa película y el guión bien armado. También está Jude Law, cuando no era muy conocido. ¿Crees que los autores de Cf son nerds o ratones de biblioteca despegados de la realidad?

Algunos lo somos, la realidad está sobreestimada después de todo, y la biblioteca es tan agradable; D

¿Cuál fue el último cuento de Cf que leíste?

Mira, no leo muchos cuentos, los últimos que leí creo que fueron los del Concurso que organicé en mi blog, el último pienso que fue: “Siempre llego tarde a todos lados” de Daniel Frini

¿Pensás que alguien leerá este diálogo?

Seguro que al menos un par de amigos se pasarán por aquí ;)
Mucha gracias por esta entrevista Mario, creo que me ha servido de catarsis en cierta forma, y me he aclarado un par de ideas que tenía atoradas en la cabeza, creo que tomaré algunos de los consejos que me di a mi mismo aquí ;D

1 de Junio de 2011 - Planeta Tierra