Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 25 de marzo de 2011

José Joaquín Ramos de Francisco - Editor de Alfa Eridiani







Invitado de hoy: José Joaquín Ramos de Francisco

Hola ¿Quién eres? Preséntate con tus palabras, por favor.

Hola. Cuando tengo que presentarme siempre digo que soy José Joaquín Ramos, el presidente de Alfa Eridiani, una asociación cultural que edita la revista electrónica del mismo nombre y eventualmente publica libros en papel bajo demanda. Por lo demás, nací en el año 64 del siglo pasado, estudié biología y he ejercido multitud de trabajos pues mis estudios tienen, perdón por el autobombo, muchas salidas en España.

¿Cómo empezaste a aficionarte en la CF?

Empecé a aficionarme a la ciencia ficción en el curso 82-83, lo que en España equivale a 2º de Bachillerato en la actualidad. Entonces era el Curso de Orientación Universitaria (COU). Obviamente, ambos cursos son los que preparan para la Universidad en España aunque tengan distintos nombres. La cuestión es que yo repetía tres asignaturas que había fallado durante el curso anterior. Eso suponía que tenía mucho tiempo libre y decidí dedicar mi tiempo libre a la lectura. Por aquella época, cayeron en mi poder unos fascículos que trataban temas más o menos misteriosos. O al menos eso pretendían, porque al final no había tal misterio. Al final de cada fascículo, había una sección dedicada a un maestro de lo “insólito” que no tenía que ser de CF. Podía ser de géneros tan dispares como el terror, el surrealismo, la poesía decadente de finales del S. XIX y etc.

En esa revista conocí autores como Guy de Maupassant, Charles Baudelaire… y como no a Lovecraft y al maestro Asimov. El resto vino rodado: entré en la carrera de Biología, creo que también la llaman maestría, y fui enterándome de nuevos autores.

Mi afición no ha parado de crecer hasta la fecha.

¡Guau! Asimov… ¿Será uno de esos librillos de Editorial Bruguera? A los de bolsillo me refiero, recuerdo que empecé con Yo, Robot.

Sí. En mi caso, fue la Trilogía de la Fundación. Quedé enganchado a los libros del Buen Doctor inmediatamente y no pude parar hasta leerlos todos. Obviamente me llevó años, pero lo conseguí. Luego vinieron clásicos como Sheckley, Heinlein y las nuevas y más actuales generaciones. Siempre hay alguien nuevo que te sorprende.

Ah, bueno. Yo también continué mi lectura de Asimov con El Ciclo de Trantor, tenía dieciséis años, un genio el Buen Doctor. ¿Y cuándo sentiste el impulso de escribir?

He escrito poca literatura de ficción. Lo mío son los artículos. Sentí el impulso de divulgar mis conocimientos hará diez años. Por aquella época instalé Internet en mi casa para buscar información sobre el género y, en uno de mis escarceos, vi una página de divulgación muy bien montada y que luego ha ganado un prestigio bien merecido. Hablo de El Sitio de Ciencia Ficción regentado por Francisco J. Súñer Iglesias (Saludos FJ). Leyendo sus contenidos me fijé en los artículos que publicaba y pensé que yo también podía escribir reseñas de libros que había leído. Mi primera reseña fue Ciudadano del Espacio de Robert Sheckley. Colaboré esporádicamente hasta que empecé con Alfa Eridiani en 2004, mi revista, en la que también he publicado reseñas.

¡Ah, Francisco Súñer Iglesias! Él también siempre está aportando algo para la CF. ¿Qué temas te gusta abordar en tus cuentos?

Hasta ahora sólo tengo publicada una novela a diez manos, Cabeza de Playa, y es una novelita en la que pinta muy mal a los humanos, pero me gusta el tema hard: dar cierta verosimilitud científica a los cuentos.

Cierto que el concepto de la especie humana a veces no es muy alentador en la CF. Fíjate en El Planeta de los Simios… Incluso en programas de divulgación científica. Recuerdo Cosmos de Carl Sagan, el último episodio. ¿Quién habla en nombre de la Tierra? Casi anuncia que hay más posibilidades de autodestruirse que de sobrevivir. ¿Cuál es tu aspiración? ¿Fama?

Mentiría si no dijese que una de mis aspiraciones es la fama. Sin embargo pecaría de megalomanía si fuese mi única aspiración. Tengo muchas más, como por ejemplo difundir al máximo uno de los géneros que adoro y, que si se explota bien, más futuro tiene. Por otra parte, me divierto haciendo lo que hago no sólo porque satisfago mi instinto primario por la lectura, que ya es un gran aliciente, sino por el trabajo de mejora de los textos, la maquetación de los mismos y un sinfín de tareas que nunca acabas de aprender.

Bueno, algo de fama habrás conseguido, todos en el ambiente saben de Alfa Eridiani. ¿Qué es lo que te hace juzgar si un relato es bueno o malo?

Hay toda una serie de reglas para saber si un relato es bueno o malo o en otras palabras si funciona o no. Suele notarse en las tres primeras líneas. Si éstas funcionan, el resto del cuento puede salvarse. Un escritor, he asistido a conferencias al respecto, ponía como ejemplos a Antonio Machado y a León Tolstoi, respectivamente reputados poeta y escritor, que solían empezar sus escritos con una frase, que en el contexto de la obra, invitaba a continuar con el texto. Para Antonio Machado eligió el poema que contiene la advocación “¡Río Duero, Río Duero...!” y para León Tolstoi eligió la primera frase de Guerra y Paz que viene a decir “Todas las familias desgraciadas son iguales”, lo cual, apostillaba el ponente, no tiene por qué ser cierto. Sin embargo, ya te había enganchado. Ese aspecto tiene que ser muy cuidado en la ciencia ficción y géneros afines porque la suspensión de la verosimilitud es más peligrosa que en las obras de la corriente principal de la literatura.

Luego está el conocimiento de las reglas de funcionamiento del género en cuestión. No puedes vender una obra sin conocimientos científicos sólidos y actualizados. Al menos en mi caso, o el de mi Comité de Redacción, salvo que seas Ray Bradbury y aún así le pondríamos pegas.

Tu respuesta fue clara y precisa, como me gustan, je, je. ¿Estás de acuerdo con los filtros de edición? ¿Quién debería realizarlos?

No uso/usamos en Alfa Eridiani filtros de edición. De facto publico, perdón, publicamos cualquier buen relato que nos llega a la redacción y tratamos de mejorar el resto. Si hay algún relato insalvable, se lo decimos amablemente al autor. Lo normal es eso o que no encaje en la línea editorial: fantasía científica. He utilizado el término a propósito. Me gusta que lleguen a la redacción relatos en los que la ciencia es un componente primordial.

¿Qué opinas de los neologismos?

Los neologismos no tienen que ser malos por naturaleza sabiéndolos llevar. Otra cosa es utilizar tecnojerga. Ahí entramos en otro juego

¿Puedes explayarte más sobre esto?

Sí. Llamo tecnojerga a la palabrería sin sentido que se inventa en una obra para dar verosimilitud al argumento. Es el supercalifragilistico espialidoso que si lo dices rápido sonará talentoso en Mari Poppins. No quiero decir con esto que se dejen de inventar neologismos para describir cosas que se desconocen ahora. ¿Qué sería de la ciencia ficción sin inventos como el ansible? Por poner sólo un ejemplo que me viene a la cabeza.

Cierto. ¿Qué es la CF para vos?

Es un género muy amplio que abarca las utopías/distopías y mundos post-apocalípticos, la ficción científica (mundos paralelos incluidos), la literatura prospectiva (aquella que trata de predecir el futuro)... es decir, estoy hablando de una definición inclusiva en la que entra todo lo que respete el principio de verosimilitud científica. Tomemos el caso de los mundos paralelos y rechacemos la Comarca como mundo paralelo al nuestro, dado que no respeta el principio de verosimilitud científica, ni es el objetivo que se autoimpone Tolkien. De hecho, es una crítica contra la industrialización y la pérdida de valores tradicionales que ésta conlleva. Una especie de reacción frente al progreso. Mientras, el autor de ciencia ficción se autoimpone el principio de verosimilitud científica y su obra debe cumplirlo aunque sea mínimamente. De ahí que haya literatura para todos los gustos, desde la más blandengue a la más dura.

¿Cuál de tus artículos te es más querido? ¿Por qué?

Un padre quiere por igual a todos sus hijos. Si ve en alguno de ellos un defecto lo corrige. En ese sentido tengo pocos artículos que piense que no merezcan ser mis favoritos, casi todos lo son y los he ido perfeccionando con el tiempo. Puedo citar aquellos que me hicieron ilusión escribir. Ciudadano del Espacio de Robert Sheckley , mi primer artículo sobre una de las antologías más divertidas que he leído. Luego están las antologías de ciencia-ficción de Iván Molina Jiménez. Todos ellos, menos una publicada en Alfa Eridiani, se pueden encontrar en El Sitio de Ciencia Ficción.

¿Crees que hay lectores para lo que editas?

Las estadísticas dicen que Alfa Eridiani es descargada por doscientos seguidores de media y sólo hago publicidad en listas especializadas. Si hiciera publicidad en otros medios igual se descargaba más. Esto último es difícil saberlo. No obstante, creo que sí hay interés por la ciencia ficción. Ayer mismo, una persona me preguntaba por un cuento de Asimov a la salida de la biblioteca de mi barrio al ver que llevaba un libro de ciencia ficción. Pensó que habían republicado este cuento.

Pero… ¿Crees que es importante la divulgación de la CF? Es innegable el poder de la propaganda de cierta bebida gaseosa o de las canciones de moda.

¡Cómo no voy a creerlo! Los dos ejemplos que citas son ejemplos paradigmáticos. Por eso, si uno aspira a vender, tiene que publicitar su producto. Hasta ahora son intentos tímidos los realizados por la revista fuera del medio pero es algo que tengo que desarrollar en profundidad.

¿Tienes un e-zine favorito?

Mi e-zine favorito es Alfa Eridiani. Es el que más tiempo me lleva y el que más satisfacciones me da. Espero no ofender a nadie pero la afirmación es cierta. Me gusta lo que hago, disfruto haciéndolo y pienso que el resto de las partes, lectores y autores, se sienten satisfechos del producto final. No creo que se pueda pedir más.

Sí, me encanta la sinceridad y creo que eso experimentamos todos. En mi caso, aunque tengo mucha gente que admiro, cuando termino un dibujo, me quedo contemplándolo un rato muy largo, no buscando errores, sino disfrutándolo. ¿Hay algún autor contemporáneo que sigas?

Reconozco que la ciencia ficción contemporánea es la asignatura pendiente, no ya mía, sino del mundillo editorial en general. En mi humilde opinión se publica poca ciencia ficción moderna y sí mucha fantasía o terror. Tal vez porque la ciencia ficción es un género optimista respecto del futuro, mientras que el terror, por citar el género más lóbrego, se inclina hacia el dolor humano y, precisamente ahora, estamos en un ciclo en el que abundan las malas noticias. Baste señalar que, en el momento que se escriben estas líneas, la prosperidad mundial ha decaído notablemente, las perspectivas de futuro no son nada halagüeñas y el temor al terrorismo de Al Qaeda es grande.El fenómeno descrito impide que en el mundo de habla hispana sea difícil seguir a autores de la talla de Greg Egan, uno de los autores más importante del momento, así como una de las voces más innovadoras llegadas al género en la década de los noventa.

¿Y de habla hispana? Alfa Eridiani comenzó con la publicación de los Erídanos, son novelas de CF. La presentación y el contenido por lo que conozco, es de un nivel impecable.

En cuanto a Alfa Eridiani comenzó a publicarse como una revista electrónica que fue creciendo con el tiempo en grosor. La avidez por publicar en ella no ha disminuido fundamentalmente porque hay pocos e-zines que publiquen ciencia ficción dura. Está Axxón, tenemos el Sitio de Ciencia Ficción pero no tenemos otros e-zines especializados como Alfa Eridiani. De ahí que hayamos crecido hasta publicar en papel.

Los Erídanos en su origen fueron antologías de relatos y de hecho en su primera etapa se publicaron dos pequeñas antologías de relatos. En la segunda época crecimos en contenidos y publicamos a Vladimir Hernández Pacín, una antología de novelas cortas más relatos, a Víctor Conde, antología de relatos, Torres Quesada, novela, J. Javier Arnau y Carlos Sueiro, antología poética y a Blanca Mart, antología de relatos. Tenemos más proyectos pero es demasiado temprano para hablar de ellos.

La presentación y los contenidos solemos cuidarlos con esmero porque nos dirigimos a un público muy reducido y tenemos que recuperar la inversión. No obstante en mi humilde opinión creo que, quien haya visto las portadas y ojeado los contenidos, sabrá la calidad del producto.

¿Crees que los autores de CF son nerds o ratones de biblioteca despegados de la realidad?

Para nada. Especialmente si son buenos escritores. Cualquier buen escritor, ya sea de una u otra corriente, debe estar apegado a la realidad o sucumbir en el intento. La explicación es muy sencilla y está en que debe conocer los gustos de sus lectores y tratar de atraparles con el estilo que le es propio y eso requiere un feed-back continuo entre el escritor y sus lectores.

Se me dirá que el escritor puede tener una idea maravillosa que transmitir, fruto de su propio ingenio y hacerla exitosa. Le daré la razón a quien me diga eso a condición de que me acepte la capacidad comunicativa del escritor con sus lectores. Ésa es la pieza clave que no da el desapego de la realidad.

Según tu parecer, ¿los autores de CF colaboran entre sí o son individuos aislados?

Conozco casos en los que los escritores se ayudan entre sí. Hay numerosos talleres literarios dirigidos por literatos. La famosa escritora cubana Daina Chaviano llevó un taller literario en su país. La hispano-mexicana Blanca Martínez tiene un taller literario en su país de adopción, México. Pongo dos casos que conozco pero supongo que hay más.

Por otra parte, los escritores tienden a reunirse en convenciones y asociaciones profesionales. La AEFCFyT es la asociación profesional de los escritores, editores y aficionados españoles a los tres géneros predominantes del fantástico: fantasía, ciencia ficción y terror. Bajo su auspicio se celebran las HispaCones o Convenciones Españolas que reúnen a los aficionados y profesionales a estos tres géneros en una ciudad de España cada año.

Por último, queda la colaboración más estrecha que conozco: la escritura conjunta de novelas. La Paja en el Ojo de Dios fue escrita por Larry Niven y Jerry Pournelle a cuatro manos. Hay más casos de simbiosis de autoría. Estoy pensando en Frederik Pohl y Cyril M. Kornbluth, quienes escribieron al alimón las novelas Mercaderes del Espacio, Búsqueda Estelar, El Abogado Gladiador, La Lucha Contra las Pirámides y el libro de relatos A Través del Tiempo.

Hummm. Los talleres literarios ¿Qué piensas de ellos?

Son muy importantes para formar nuevos literatos. He mencionado dos presenciales; hay más, por supuesto pero no los conozco. En cambio, conozco uno electrónico que está en pleno auge. Es el que dirige Susana Sussman y se llama Los Forjadores. Puede apuntarse cualquiera y aprenderá siempre que se esfuerce. Es uno de los requisitos que se pide. El otro es colaborar en la mejora de los textos de los compañeros de taller. Ambas condiciones se complementan formando un proceso de retroalimentación favorable para el taller.

¿Qué opinas de los ilustradores?

Son unos tipos estupendos. Sin ellos, Alfa Eridiani y su publicación en papel nunca hubieran llegado al lugar que ocupan. Siempre me han tratado bien, cumplen su trabajo con una profesionalidad envidiable: llegan a tiempo con los encargos e imaginan bien las escenas hasta el punto de no haberles tenido que reprender por su falta de meticulosidad.

¿Qué opinas de la autoedición?

La autoedición puede ser un arma de doble filo porque puede dañarte o catapultarte según lo bueno o malo que seas. Hay gente que es muy buena y se puede autoeditar, pero hay otra que necesita consejo sobre su obra. O que se la revise alguien. Les ocurre a los mejores escritores. De hecho en Alfa Eridiani tenemos un Comité de Redacción encargado precisamente de asesorar y corregir los escritos que recibimos. Con un poco de tacto se pueden solucionar muchos problemas de redacción y tener contentos a escritor y lector.

¿Te animas a opinar sobre algún editor que te haya publicado? ¿O no te haya publicado?

Lo justo es opinar sobre quien me ha publicado. Eso descarta a muchos editores y me obliga a hablar de Francisco José Súñer Iglesias. Es una persona competente que ha sabido crear una web prestigiosa de la nada, rodearse de muchos y muy buenos colaboradores y ganar tres Ignotus. Tengo con él una deuda de gratitud ya que me ha ayudado a mejorar mis artículos.

¿Ves televisión?

Veo lo imprescindible, es decir, los informativos que son un medio rápido de estar en contacto con la sociedad que me rodea. Para ver otras opciones culturales voy al cine o al teatro o leo y escucho música.

¿Qué opinas sobre los adelantos tecnológicos en la vida diaria?

Es bueno que haya adelantos tecnológicos. Sin ellos, no estaríamos sosteniendo esta charla escrita que, por otra parte, podríamos sostener cara a cara si tuviéramos una cámara y un micrófono. No obstante tendrías que colgarla en Youtube.

¿Qué piensas de las nuevas formas de comunicación? ¿Y las redes sociales?

Son neutrales. La tecnología siempre es neutral aunque a mí me está ayudando a comunicarme con mucha gente que de otra forma no podría comunicarme. Al menos de la forma tradicional. Parte lo he explicado en la pregunta anterior respecto a las formas de comunicación. Las redes sociales son una forma más de comunicarte con tu gente. Con un solo mensaje llegas a cientos de personas, quizás a miles.

Ahora los chicos siguen aventuras a través de juegos de video o historias en cine condicionadas por el merchandising. ¿Piensas que eso reemplazará a la literatura tradicional?

Pienso que siempre habrá alguien que escriba literatura al modo tradicional. Las historias que se escriben para el cine o los videojuegos necesitan ser escritas primero en papel por una mente pensante. Tal vez quede una élite pensante que lea, pero la literatura sobrevivirá. O tal vez el deseo de imaginar tu propia historia, sin intermediarios, sea más fuerte que el deseo de poseer esos intermediarios. Sea como fuere, necesitaremos leer y escribir para ser eficientes. De eso estoy seguro. Mientras exista la escritura, existirán los inventores de historias.

¿Por qué piensas que la CF es tan infravalorada en la opinión general?

¿Por qué asumes que yo pienso eso y que además está infravalorada por la opinión general? Lo que ocurre es que nos lo tenemos creído, nos tenemos creído que somos una minoría a la que nos gusta la ciencia ficción y el resto de la población no comparte nuestros gustos. Ya conté la anécdota de la mujer que me preguntó por un cuento de Isaac Asimov por el mero hecho de llevar un libro de ciencia ficción debajo el brazo. Hechos así refutan la teoría de que el género está infravalorado. Es sólo que se leen ciertos autores por encima de otros: Asimov, Clarke, Bradbury y algún otro que se me escapa ahora.

¿Imaginas que algún día conquistaremos el espacio como en Star Trek?

Creo que algún día conquistaremos el espacio. No lo conquistaremos en este siglo, ni tal vez en el próximo o tal vez sí. Quién sabe. De lo que estoy seguro es que conquistaremos nuestro Sistema Solar. Ahora se habla de llegar a Marte utilizando asteroides que pasen cerca de la Tierra. Parece un sistema económico y más sencillo que un viaje directo. Si esto se cumple será todo un hito para la humanidad.

¿Cuál es tu película de CF favorita?

Soy más de series de televisión, aunque parezca contradictorio con mi poca afición a ver dicho electrodoméstico. Lo que pasa es que no tengo tiempo de ver las cadenas que retransmiten ciencia ficción. Influyó mucho la serie Espacio 1999 en mi afición por el género. Reconozco que no era gran cosa pero era la única serie en antena durante mi juventud. Luego vino Star Trek y sus secuelas, V con sus lagartos devoradores de ratones, Babylon V y otra muchas más.

¿Piensas que alguien leerá este diálogo?

Me sentiría desilusionado si nadie lo leyese. En cualquier caso, valió la pena escribir las respuestas.


25 de febrero de 2911 - Alfa Eridiani

Magnus Dagon - Escritor - Autor de "Los Caídos"




El Invitado de hoy: Magnus Dagon


Hola ¿Quién eres? Preséntate con tus palabras, por favor.

Pues me llamo Magnus Dagon, ese no es un nick sino ya mi auténtico nombre artístico, me giro cuando alguien dice ‘¡Magnus!’ en una conferencia. Soy un sujeto creativo y un tanto chiflado que siempre está metido en toda clase de proyectos y trata de no irse a dormir sin haber hecho algo destacable a lo largo del día. Al mismo tiempo que escritor de género fantástico soy también músico, y ahora (bueno, siempre) me siento bipolar porque no sé en cuál de los dos mundos encajo realmente mejor. Aparte de eso, soy matemático licenciado, experto en computación cuántica, criptografía y otros tantos temas tan cienciaficcioneros todos ellos.

¡Matemático licenciado! Impresionante ¿Y de donde sale el nombre Magnus Dagon?

Tengo una novela inédita, llamada El Espejo de Ares, que empecé a escribir en el año 2000 y terminé de escribir en el año 2009, poco antes de empezar Los Caídos y la promoción de Los Siete Secretos. Los protagonistas de ella son dos personajes llamados Magnus Dagon y Laura Noves. De ahí viene el nombre.

¿Cómo empezaste a aficionarte en la CF?

Posiblemente con la lectura de Preludio a la Fundación de Isaac Asimov, que lo leí con 18 años en una época en la que simplemente me apetecía probar toda clase de libros y géneros nuevos.

Asimov. No te imaginas cuanta gente comenzó con el Buen Doctor, o mejor dicho, quedó atrapado por sus relatos ¿Y cuando sentiste el impulso de escribir?

También muy probablemente con 16 años, cuando fui a visitar la Plaza de la Remonta en Madrid. Me gustó tanto que empecé a escribir un libro donde el protagonista era un periodista que iba allí todas las tardes. También, otro de los motivos por los que empecé a escribir es un clásico: para impresionar a una chica. No lo logré (impresionarla).

¿Y que le escribiste? A la chica digo ¿Poesía?

Ella era uno de los personajes del libro, la chica de la que se enamora el protagonista. De todos modos el primer relato fantástico que escribí, Lago de Fuego, también fue para gustar a una chica, y éste sí fue publicado en la revista Miasma.

¿Qué temas te gusta abordar en tus cuentos?

Es algo que ha sido cambiante con el paso del tiempo. Me gusta mucho evocar el misterio y la belleza tanto de las ambientaciones como de los lugares de mis historias. Me han dicho muchas veces que tengo un estilo muy visual, aunque no suela describir casi nunca a los personajes, pero sí uso muchos objetos, elementos y fetiches. Por otro lado, siempre me centro mucho en los factores psicológicos de los protagonistas, y centro mi mirada en la soledad, el desarraigo, la melancolía… a veces desde un punto de vista esperanzador, otras no tanto. Eso ha hecho que haya muchísima sociología también en todas mis historias, siempre he sido muy crítico con el mundo que nos rodea.
Temas que no me interesan: el poder, el sexo, el dinero, la ambición… todos esos que aparecen en tantos otros libros y que, por otro lado, parecen ser los patrones por los que se mide actualmente si la vida de un ser humano está siendo próspera o no, lo que me resulta poco menos que repugnante.

Sí, sin duda te atrae el tema de la soledad, en muchos casos los protagonistas de tus cuentos son solitarios y están pasando por una especie de exilio. Ahora recuerdo la entrada a tu blog con la leyenda Loneliness o algo así (www.magnusdagon.com) ¿De donde viene esa fascinación por la soledad?

De hecho esa leyenda estaba escrita en mi frente en una fotografía hipersiniestra que invitaba a visitar el blog hace años… esa soledad viene básicamente de que es una emoción que me fascina, que conozco muy bien, y que creo que todo el mundo comprende y le conmueve por igual, porque todos la hemos sentido en mayor o menor medida. La soledad es reflexiva, es introvertida. Puede ser deseada o no, puede enloquecer o no a una persona, puede ser justa o terriblemente injusta para el que la padece. Siempre ha sido para mí un crisol fascinante de sensaciones, y terreno abonado para historias contadas en primera persona. Aparte, como dice una frase que leí el otro día, “en las historias de amor la felicidad es siempre igual, en cambio, cada desgracia tiene su fisonomía propia”. Eso pasa para mí también con la soledad de cada uno.

¿Cuál es tu aspiración? ¿Fama?

Uf, no no… de hecho temo a la fama, como el cantante del grupo llevaría bastante mal, si nos hiciéramos conocidos, que la gente me parara o mirara por la calle siempre que fuera a dar un paseo… algo bueno de los escritores, por otro lado. Mis máximas aspiraciones siempre las he tenido muy claras: por un lado reconocimiento, apreciación por lo que hago. Y creo que eso lo tengo en muy gran medida. Por otro lado, poder tener un sueldo escribiendo. Esto es más utópico que posible, pero por otro lado, si no logro hacerlo y a cambio puedo compaginar la literatura con el resto de mi vida profesional, eso es también perfecto para mí.

Ahhh ¿Y que tipo de música haces?

En nuestro grupo, Balamb Garden, hacemos música que mezcla a partes iguales sintetizadores ambientales con guitarras rockeras. Cantamos en inglés, y otros grupos que nos fascinan y a los que nos parecemos son Depeche Mode, Hooverphonic, Rammstein, Muse y Lacuna Coil, entre otros.

¿Qué es lo que te hace juzgar si un relato es bueno o malo?

Es que no puedo juzgar si un relato es bueno o malo, sólo si me ha gustado a mí o no… y a mí me gusta si después de leerlo me ha conmovido de alguna manera, me ha puesto alegre, o triste, o me ha hecho pensar… aunque no negaré que adoro las historias con personajes solitarios, o aquella que transcurren en increíbles lugares desconocidos y abandonados. Me encanta también que me sugieran, que den alas a mi imaginación.

¿Estás de acuerdo con los filtros de edición? ¿Quién debería realizarlos?

Buf, se podría hablar tanto aquí… la verdad es que no, ni en editoriales pequeñas, ni en grandes. En pequeñas porque hay demasiados pocos, y a veces publicar un libro es una cuestión demasiado subjetiva de si le gustó al editor. En grandes, porque nunca, jamás, dan una oportunidad a un autor novel a no ser que vaya enchufado, ya que éste nunca pasa el filtro del marketing, es decir, ‘este autor tiene que darnos mucho dinero sin que invirtamos apenas en promocionarlo’. Y que nadie se engañe, la calidad NO ayuda a superar este filtro.

En esto tenés razón. La cosa es subjetiva. Entiendo que debe haber correctores, siempre se escapa algún error ortográfico, pero ves publicado con enormes ediciones cada bazofia. En mi país hay un estúpido que se llama Eber Ludueña y le editaron un libro con toda la propaganda. Claro que te soy sincero, hace tiempo que no compro un libro actual sino ediciones con algunos años, pero es un tema de costos ¿Qué opinas de los neologismos?

No me resultan molestos, sinceramente, no soy un hooligan del idioma, supongo que debido a mi formación más de ciencias que de letras.

No te creo mucho, escribís muy bien. ¿Qué es la CF para vos?

Como dice la frase que acuñé para los artículos de Alfa Eridiani, ‘la ciencia ficción es la fantasía del científico y la fantasía es la ciencia del poeta’. Por otro lado para mí la ciencia ficción es sólo un porcentaje de la literatura que lucho por cada vez más hibridar, mezclar e integrar con otros géneros para quitarle de encima a la gente ese miedo atroz que le tiene en general.

¿Cuál de tus cuentos te es más querido? ¿Por qué?

Elegir a un hijo es difícil… muy especial para mí es Reiskolem, porque hay mucho personal en él, porque lo amplié a libro, porque gané uno de mis primeros certámenes con él… pero es un cuento muy doloroso. Con mucho cariño recuerdo, por otro lado, los relatos ‘Hasta la muerte debe morir’ y ‘El Soldado Desconocido’, dos de mis indudables favoritos de ciencia ficción. Y en terror, profeso mucho amor por ‘J’ y ‘Seloalv’.
Luego tengo relatos inéditos que espero algún día poder sacar porque están entre mis favoritos y no poder sacarlos me consume poco a poco por dentro.

¿Crees que hay lectores para lo que escribís?

Hace años pensaba que no. Ahora opino que están creciendo al mismo tiempo que crezco yo como autor, y son los jóvenes. Cada vez más me doy cuenta de que no gusto a los veteranos en general, y sí a la gente joven aficionada a los comics, los videojuegos, etc. que yo mismo tanto adoro. El problema es que ahora mismo los negocios literarios y culturales no los mueven los jóvenes… lo que no deja de ser estúpido, porque en el mundo de los videojuegos por ejemplo sí lo hacen, con fantásticos resultados de calidad y ventas en todo el mundo como consecuencia de ello.

¿Tienes un e-zine favorito?

Profeso mucho cariño por Axxón, que tantas oportunidades me dio. Sobre todo, me encanta su formato porque más que una revista es una inmensa Biblioteca de Alejandría, no lo sigo mes a mes pero buceo por él para leer cosas de hace un año, dos, cinco… su vinculación temática, que al final de un relato te recomiende otros similares de otros autores, es una gran idea también.

¿Hay algún autor contemporáneo que sigas?

No soy mucho de estar al día leyendo… lo último que me terminé es Los Tres Mosqueteros, para que te hagas una idea. Aunque en ciencia ficción soy ultrafan de Mike Resnick, pero aquí a España no traen nunca nada de él…

¿Cuál es tu autor favorito?

Buf, muchos… Asimov, Dan Simmons, el mangaka Naoki Urasawa, el guionista de comics JM DeMatteis, Dumas, Graham Swift, Lovecraft… cada vez más trato de leer un poco de todo, pero si no me entretiene, entonces ni me molesto en seguir. Es esencial para mí pasármelo genial leyendo.

¿Según tu parecer, Los autores de Cf colaboran entre sí o son individuos aislados?

Muy aislados, sinceramente. Esto lo he comprendido siendo músico, que es todo lo contrario, un mundo donde te relacionas muchísimo y en primera persona. Y tienes más ocasiones de ligar, también.

Já, já Bueno sobre ligar, creo que el hábito de leer te da más oportunidad de hacerlo con alguien interesante, o más interesante. Las personas que leen y en especial ciencia ficción suelen tener una perspectiva del entorno muy sugestiva ¿Qué opinas de los ilustradores?

Teniendo en cuenta que en Los Caídos, lo que estoy sacando ahora, colaboro con docenas de ellos… pues adoro su trabajo, me encanta que ilustren mis relatos, es como un juego para mí ver las imágenes que hacen, y por eso quise contar con ellos para este proyecto que he mencionado y en el que es alucinante el trabajo que están haciendo. Además, una de mis eternas ilusiones frustradas es guionizar un comic…

Guionizar un comic… ¡Qué desafío, eh! Sabés, tardé diez años en animarme a guionizar mis propios comics. Me intimidaban esos tipos como Oesterheld, Jodorowsky, Trillo, Miller, Moore. Y el peor fue Barry Windsor Smith con Arma X. Me dije. Esto es un guón, No toda la cosita fácil que había leído antes. Ahora conozco unos truquitos para contar con las imágenes usando las palabras para contar otras cosas y aprovechar al máximo el arte secuencial, está más emparentado al cine que al cuento ¿Sería el comic de LOS CAÍDOS?

De hecho es que Los Caídos iba a haber sido un comic, adaptación de una novela corta que contenía sólo los seis primeros números. Ha pasado por muchos estadios de evolución, como ves. Había toda clase de storyborads, diseños de ordenador de la ciudad, y muchos avances en el guión técnico y hasta páginas listas ya salvo por el color. Todo eso se fue al traste, pero lejos de rendirme por la decepción, me motivó a que Los Caídos sean lo que son ahora.
También he colaborado en la colección Mortis, con un guión que algún día, con suerte, aparecerá en sus páginas…

Sigamos con los comics… ¿Cuáles fueron tus primeras lecturas?

Un magazine que salía como suplemento en el ABC llamado Gente Menuda, que me daba todas las semanas un amigo de mis padres. Ahí descubrí a Superlópez, Mortadelo, Blueberry y Spiderman, y éste último fue el que más me impactó, porque las historias que ponían estaban muy bien elegidas. Una de ellas fue la muerte de Gwen Stacy. Después de leerla me quedé días enteros traumatizado, hasta ese momento para mí un comic era un entretenimiento infantil. Nunca me había conmovido, entristecido ni enfurecido tanto como cuando el Duende Verde mata a la novia de Spiderman arrojándola desde uno de los puentes de Nueva York (la mata la altura aunque no se estrella), y en especial recordaré siempre la página donde Spiderman la sostiene en brazos en el centro, llorando, y a su alrededor aparecen muchos de sus momentos felices juntos. Me marcó mucho, y como han dicho muchas veces hablando de ese comic, todos perdimos un poco la inocencia después de leerlo.

Y siendo español, o europeo también ¿Te van las historietas para adultos que se producen en Francia, Italia, Belgica, Reino Unido y, claro en España?

Aparte de los Mortadelos y Superlópez que mencionaba antes, poca cosa europea he leído, soy muy clásico, salvo a Moebius y a Hugo Pratt, no mucho más. Eso sí, hay una series de novelas gráficas hechas por españoles llamadas Blacksad que me encantaron, aunque tristemente aquí no se publicó sino que salió en Francia, lo que lo digo totalmente como una queja y un grito de protesta de que ¡estamos perdiendo a nuestros valores creativos, editoriales españolas del comic!, pero no me extraña, porque nunca habéis apostado NADA por ellos.
Bueno, ahora que lo pienso, soy también un gran fan de Astérix, Lucky Luke y Tintín… me lo pasé en grande en Bélgica, de hecho, viendo lo mucho que apreciaban allí al personaje de Hergé.

¿Te enteraste que los franceses hicieron una serie de Metal Hurlant? También adaptaron el Corto Maltés de Pratt y el Perfume del invisible de Manara o La feria de los Inmortales de Enki Bilal ¿Los viste?

Uf, no sabía nada de eso, pero nunca leería nada de Corto Maltés que no hubiera hecho Hugo Pratt, no es como Marvel donde los personajes pasan de un guionista y dibujante a otro sin problemas. Para mí Corto Maltés tiene mucho de libro, de visión personal de su autor, y eso es algo que no puedo eludir en absoluto.

Uyy, me expresé mal. No me refería a adaptaciones en comics sino a dibujos animados, eso es lo que hicieron los franceses con los comics que te mencioné. ¿Es importante la divulgación de las novedades CF?

Creo que es importante divulgarlas pero más aún desencasillarlas. La gente no se compra un libro por el género, se lo compra por la historia que cuenta. El género sólo sirve para ponerlo en algún lugar de la librería, lo que a los lectores les importa más bien poco, por no decir nada.

Es cierto, pero ¿no crees que será más difícil encontrar una novela de Magnus Dagon si la ponen entre los libros infantiles o románticos?

De hecho tengo escrito un libro infantil… pero tengo una pregunta, ¿por qué si busco a Guy de Maupassant, gran autor de terror, me voy al estante general pero si busco a Lovecraft me voy a uno específico? ¿Por qué La Carretera de Cormac McCarthy está en general, y no en cf? En mi opinión deberíamos hacer como en Francia, donde existe el género llamado ‘ciencia ficción’ que lo engloba todo al mismo tiempo, cf, fantasia, terror… distinguir entre grupos de edades (y tampoco demasiado), literatura de lo ‘real’ y ‘no real’ (y también con cuidadito), y fuera de eso, alfabético por autores, y punto pelota.

¿Qué opinás de la autoedición?

Que está muy bien si quieres hacer un regalo a tus conocidos o sacar tu tesis doctoral, pero por desgracia en muchos sentidos es un sacacuartos destinado a abusar de la ilusión de las personas que quieren ver su nombre escrito en una portada. La autoedición promete el oro y el moro y al final la persona se encuentra gastando una pasta y con cajas y cajas de libros en un rincón de casa. Ahora con Internet, creo que la autoedición es totalmente innecesaria.

Bueno, Ahora también puedes autoeditarte en internet y de hecho como solo cuesta un clic es más factible ser leído ¿Te animás a opinar sobre algún editor que te haya publicado? ¿O no te haya publicado?

Buf… anda que… como en todo, he tenido buenos y malos editores. No diré nombres, pero los malos se han caracterizado por cosas como incumplir el contrato de publicación, intentar estafarme con los derechos del ebook o no pagarme ni tener intención lo que se me debe por algo que han puesto a la venta. A alguno he tenido que amenazar, diciendo que o me paga, o lo digo en una entrevista como esta misma. Esta manera de ser me puede traer problemas, pero soy muy subversivo y como no se me rasgan las vestiduras porque me pongan en listas negras no he tenido problemas en encararme con los que tratan de aprovecharse de mí. Pero como la amenaza funciona y si incumpliera mi palabra ya no lo haría, mejor es que no diga nombres concretos. Cuando no funcione, entonces no tendré reparos en no recomendar a esta o aquella persona.

¿Ves televisión?

Ni mucho ni poco, lo justo. Alguna serie, algún programa de humor, siempre las noticias aunque me pongo de mal humor cada vez que lo hago, y siempre que puedo Bob Esponja con mis sobrinas, la mejor serie del mundo mundial.

¡Bob Esponja!!! Aguante Patricio! ¿Y que serie sigues? ¿No será Doctor House o Dexter? Parece que la gente sólo reconoce a esas dos o está de moda mencionarlas.

Soy muy fan del anime japonés, la última serie que me maravilló, en gran medida por su tono de género negro espacial, su estética y su bestial música, es Cowboy Bebop. Pero la serie que indiscutiblemente cambió mi manera de escribir y me impactó de manera irreversible fue Monster, de Naoki Urasawa. Lo único que separa a esa serie de ser un éxito como Perdidos es que es de ‘dibujos’, si la gente lograra quitarse ese prejuicio de la cabeza, se encontraría con una intriga alucinante que me dejó completamente boquiabierto.

¿Qué opinas sobre los adelantos tecnológicos en la vida diaria?

Creo que si bien son útiles, le pretenden comer el tarro a la gente en términos de consumo desproporcionado. Vamos a ver, el iPhone 4 de las narices. ¿Cuántas de esas cosas que tiene se usan realmente? ¿Para qué leches quiero ver una película en esa pantalla ridícula? ¿Para qué quiero que me avise cuando recibo un mensaje de email? ¡No dejaría de agobiarme con sus pitiditos! ¿Y el traductor simultáneo? ¿De verdad vale para algo esa cutretraducción que se marca? Hay tecnología útil y tecnología estúpida y esnob, y creo que ahora mismo la sociedad está inundada de esta última.

¿Qué pensas de las nuevas formas de comunicación? ¿Y las redes sociales?

Lo contrario de lo anterior, y eso que tampoco las uso demasiado: están cambiando el mundo. No hay más que ver el papel que están teniendo en la revolución de los países árabes. Pero sin entrar en política, no hay más que ver que están cambiando también todos los modelos de mercado, para empezar, porque usarlas es gratis pero ¡generan millones! Y todavía hay gente que no se da cuenta de ello, y siguen imponiendo los modelos rígidos y tradicionales de venta… en los que pagas por lo que ves en vez de poder generar el dinero por la publicidad. Señores de marketing, ¿es rentable ofrecer los contenidos por Internet y ganar dinero con publicidad? Es muy innovador, ¿no? Ah no, que hay una cosa llamada TELEVISOR que lleva décadas con ello…

Ahora los chicos siguen aventuras a través de juegos de video o historias en cine condicionadas por el merchandising ¿Pensás que eso reemplazará a la literatura tradicional?

No lo sé, sinceramente, no lo sé… ojalá lo supiera, pero temo que sí sea así. De todos modos, no hay que desesperar, porque a veces es al revés, el merchandising se crea tras sacar el libro, por ejemplo si fuera por comics, Marvel sería una empresa deficitaria, pero el cine les proporciona muchos ingresos, y siguen sacando comics para que algún día puedan llevarse al cine…

¿Por que pensas que la Cf es tan infravalorada en la opinión general?

Porque hay que tener un mínimo de cerebro para no prejuzgarla. La gente cree a) que sólo va de tópicos de alienígenas, naves espaciales y rayos láser, b) que es o muy compleja de entender, o entretenimiento banal y barato. Tan sencillo como eso, sin más.

¡Tal cual! He leído reportajes donde le preguntan a las chicas o muchachos que protagonizan todos los escándalos televisivos o de la noche (nunca sabés si son de Gran Hermano, del teatro de revista o de la otra cuadra.) Y me llena de orgullo cuando dicen: Me gustan todas las películas, menos las de ciencia ficción. Entonces suspiró, Ahhh, estoy en la vereda correcta. ¿Imaginás que algún día conquistaremos el espacio como en Star trek?

En cuando nos carguemos el planeta de manera irremediable, que con el paso que vamos lo estamos logrando ya sea con el calentamiento global o la contaminación, por supuesto. Igual que ahora, que la gasolina está por las nubes, se empieza a hablar en Alemania de los biocombustibles, en cuanto nuestro culo esté en peligro a las estrellas que nos mandarán nuestros gobernantes.

Si hubiese un holocausto climático o ecológico ¿Qué harías?

Morir, seguramente, como casi todos.

Esa respuesta fue absolutamente matemática. ¿Cuál es tu película de CF favorita?

Blade Runner, sin la menor duda. Si me hubieras preguntado la segunda, todavía dudaría. Pero la primera la tengo clarísima.

¿Crees que los autores de Cf son nerds o ratones de biblioteca despegados de la realidad?

Hay de todo, creo yo, también porque muchos autores no son 100% de ciencia ficción, algo por lo que también peleo, no encasillar al autor (yo mismo soy autor de terror y de literatura general también, faceta que muchos desconocen de mí). Vaya por delante mi inmenso agradecimiento a Axxón por apostar incondicionalmente por gran parte de ellos:
http://axxon.com.ar/rev/?p=2234
http://axxon.com.ar/rev/?p=2082
http://axxon.com.ar/rev/?p=2746
http://axxon.com.ar/rev/?p=3053

¿Cuál fue el último cuento de Cf que leíste?

Me hicieron leer “El agujero en la pared de una habitación hexagonal”. El relato me pareció tan indigesto como el título. El último que me gustó, cualquiera de José Ignacio Becerril, leí una compilación y me encantaron todos los relatos (y de nuevo, tenemos a un autor que, afortunadamente, escribe muchos géneros distintos).

¿Pensás que alguien leerá este dialogo?

Mi gato al menos lo mirará, le pondré frente a la pantalla para torturarle un rato.

Ohh Gatos. Para mí son los mejores amigos del mundo y mejores personas que muchos humanos que conozco. Por último, Magnus ¿Qué esperas del futuro? Me refiero a todo, no sólo a tu profesión de autor.

Wow, pregunta filosófica… que las cosas que me van bien sigan haciéndolo, que siga teniendo la misma energía que hasta ahora, y que los sueños e ilusiones que tengo algún día se cumplan y, lejos de dejarme vacío por dentro, se vean sustituidos por otros igual de inspiradores.
Siendo menos trascendental: viajar todo lo que pueda, conocer libros, series, discos etc. que me maravillen, hacer muchas cosas con mis seres queridos, publicar mucho y tocar en todos los directos que pueda para hacérselo pasar genial a la gente. En realidad, pienso más en el presente inmediato y el futuro reciente que en el lejano.

Marzo 2011 – Planeta Tierra (Bajo la Nube de Ceniza)