Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 25 de marzo de 2011

José Joaquín Ramos de Francisco - Editor de Alfa Eridiani







Invitado de hoy: José Joaquín Ramos de Francisco

Hola ¿Quién eres? Preséntate con tus palabras, por favor.

Hola. Cuando tengo que presentarme siempre digo que soy José Joaquín Ramos, el presidente de Alfa Eridiani, una asociación cultural que edita la revista electrónica del mismo nombre y eventualmente publica libros en papel bajo demanda. Por lo demás, nací en el año 64 del siglo pasado, estudié biología y he ejercido multitud de trabajos pues mis estudios tienen, perdón por el autobombo, muchas salidas en España.

¿Cómo empezaste a aficionarte en la CF?

Empecé a aficionarme a la ciencia ficción en el curso 82-83, lo que en España equivale a 2º de Bachillerato en la actualidad. Entonces era el Curso de Orientación Universitaria (COU). Obviamente, ambos cursos son los que preparan para la Universidad en España aunque tengan distintos nombres. La cuestión es que yo repetía tres asignaturas que había fallado durante el curso anterior. Eso suponía que tenía mucho tiempo libre y decidí dedicar mi tiempo libre a la lectura. Por aquella época, cayeron en mi poder unos fascículos que trataban temas más o menos misteriosos. O al menos eso pretendían, porque al final no había tal misterio. Al final de cada fascículo, había una sección dedicada a un maestro de lo “insólito” que no tenía que ser de CF. Podía ser de géneros tan dispares como el terror, el surrealismo, la poesía decadente de finales del S. XIX y etc.

En esa revista conocí autores como Guy de Maupassant, Charles Baudelaire… y como no a Lovecraft y al maestro Asimov. El resto vino rodado: entré en la carrera de Biología, creo que también la llaman maestría, y fui enterándome de nuevos autores.

Mi afición no ha parado de crecer hasta la fecha.

¡Guau! Asimov… ¿Será uno de esos librillos de Editorial Bruguera? A los de bolsillo me refiero, recuerdo que empecé con Yo, Robot.

Sí. En mi caso, fue la Trilogía de la Fundación. Quedé enganchado a los libros del Buen Doctor inmediatamente y no pude parar hasta leerlos todos. Obviamente me llevó años, pero lo conseguí. Luego vinieron clásicos como Sheckley, Heinlein y las nuevas y más actuales generaciones. Siempre hay alguien nuevo que te sorprende.

Ah, bueno. Yo también continué mi lectura de Asimov con El Ciclo de Trantor, tenía dieciséis años, un genio el Buen Doctor. ¿Y cuándo sentiste el impulso de escribir?

He escrito poca literatura de ficción. Lo mío son los artículos. Sentí el impulso de divulgar mis conocimientos hará diez años. Por aquella época instalé Internet en mi casa para buscar información sobre el género y, en uno de mis escarceos, vi una página de divulgación muy bien montada y que luego ha ganado un prestigio bien merecido. Hablo de El Sitio de Ciencia Ficción regentado por Francisco J. Súñer Iglesias (Saludos FJ). Leyendo sus contenidos me fijé en los artículos que publicaba y pensé que yo también podía escribir reseñas de libros que había leído. Mi primera reseña fue Ciudadano del Espacio de Robert Sheckley. Colaboré esporádicamente hasta que empecé con Alfa Eridiani en 2004, mi revista, en la que también he publicado reseñas.

¡Ah, Francisco Súñer Iglesias! Él también siempre está aportando algo para la CF. ¿Qué temas te gusta abordar en tus cuentos?

Hasta ahora sólo tengo publicada una novela a diez manos, Cabeza de Playa, y es una novelita en la que pinta muy mal a los humanos, pero me gusta el tema hard: dar cierta verosimilitud científica a los cuentos.

Cierto que el concepto de la especie humana a veces no es muy alentador en la CF. Fíjate en El Planeta de los Simios… Incluso en programas de divulgación científica. Recuerdo Cosmos de Carl Sagan, el último episodio. ¿Quién habla en nombre de la Tierra? Casi anuncia que hay más posibilidades de autodestruirse que de sobrevivir. ¿Cuál es tu aspiración? ¿Fama?

Mentiría si no dijese que una de mis aspiraciones es la fama. Sin embargo pecaría de megalomanía si fuese mi única aspiración. Tengo muchas más, como por ejemplo difundir al máximo uno de los géneros que adoro y, que si se explota bien, más futuro tiene. Por otra parte, me divierto haciendo lo que hago no sólo porque satisfago mi instinto primario por la lectura, que ya es un gran aliciente, sino por el trabajo de mejora de los textos, la maquetación de los mismos y un sinfín de tareas que nunca acabas de aprender.

Bueno, algo de fama habrás conseguido, todos en el ambiente saben de Alfa Eridiani. ¿Qué es lo que te hace juzgar si un relato es bueno o malo?

Hay toda una serie de reglas para saber si un relato es bueno o malo o en otras palabras si funciona o no. Suele notarse en las tres primeras líneas. Si éstas funcionan, el resto del cuento puede salvarse. Un escritor, he asistido a conferencias al respecto, ponía como ejemplos a Antonio Machado y a León Tolstoi, respectivamente reputados poeta y escritor, que solían empezar sus escritos con una frase, que en el contexto de la obra, invitaba a continuar con el texto. Para Antonio Machado eligió el poema que contiene la advocación “¡Río Duero, Río Duero...!” y para León Tolstoi eligió la primera frase de Guerra y Paz que viene a decir “Todas las familias desgraciadas son iguales”, lo cual, apostillaba el ponente, no tiene por qué ser cierto. Sin embargo, ya te había enganchado. Ese aspecto tiene que ser muy cuidado en la ciencia ficción y géneros afines porque la suspensión de la verosimilitud es más peligrosa que en las obras de la corriente principal de la literatura.

Luego está el conocimiento de las reglas de funcionamiento del género en cuestión. No puedes vender una obra sin conocimientos científicos sólidos y actualizados. Al menos en mi caso, o el de mi Comité de Redacción, salvo que seas Ray Bradbury y aún así le pondríamos pegas.

Tu respuesta fue clara y precisa, como me gustan, je, je. ¿Estás de acuerdo con los filtros de edición? ¿Quién debería realizarlos?

No uso/usamos en Alfa Eridiani filtros de edición. De facto publico, perdón, publicamos cualquier buen relato que nos llega a la redacción y tratamos de mejorar el resto. Si hay algún relato insalvable, se lo decimos amablemente al autor. Lo normal es eso o que no encaje en la línea editorial: fantasía científica. He utilizado el término a propósito. Me gusta que lleguen a la redacción relatos en los que la ciencia es un componente primordial.

¿Qué opinas de los neologismos?

Los neologismos no tienen que ser malos por naturaleza sabiéndolos llevar. Otra cosa es utilizar tecnojerga. Ahí entramos en otro juego

¿Puedes explayarte más sobre esto?

Sí. Llamo tecnojerga a la palabrería sin sentido que se inventa en una obra para dar verosimilitud al argumento. Es el supercalifragilistico espialidoso que si lo dices rápido sonará talentoso en Mari Poppins. No quiero decir con esto que se dejen de inventar neologismos para describir cosas que se desconocen ahora. ¿Qué sería de la ciencia ficción sin inventos como el ansible? Por poner sólo un ejemplo que me viene a la cabeza.

Cierto. ¿Qué es la CF para vos?

Es un género muy amplio que abarca las utopías/distopías y mundos post-apocalípticos, la ficción científica (mundos paralelos incluidos), la literatura prospectiva (aquella que trata de predecir el futuro)... es decir, estoy hablando de una definición inclusiva en la que entra todo lo que respete el principio de verosimilitud científica. Tomemos el caso de los mundos paralelos y rechacemos la Comarca como mundo paralelo al nuestro, dado que no respeta el principio de verosimilitud científica, ni es el objetivo que se autoimpone Tolkien. De hecho, es una crítica contra la industrialización y la pérdida de valores tradicionales que ésta conlleva. Una especie de reacción frente al progreso. Mientras, el autor de ciencia ficción se autoimpone el principio de verosimilitud científica y su obra debe cumplirlo aunque sea mínimamente. De ahí que haya literatura para todos los gustos, desde la más blandengue a la más dura.

¿Cuál de tus artículos te es más querido? ¿Por qué?

Un padre quiere por igual a todos sus hijos. Si ve en alguno de ellos un defecto lo corrige. En ese sentido tengo pocos artículos que piense que no merezcan ser mis favoritos, casi todos lo son y los he ido perfeccionando con el tiempo. Puedo citar aquellos que me hicieron ilusión escribir. Ciudadano del Espacio de Robert Sheckley , mi primer artículo sobre una de las antologías más divertidas que he leído. Luego están las antologías de ciencia-ficción de Iván Molina Jiménez. Todos ellos, menos una publicada en Alfa Eridiani, se pueden encontrar en El Sitio de Ciencia Ficción.

¿Crees que hay lectores para lo que editas?

Las estadísticas dicen que Alfa Eridiani es descargada por doscientos seguidores de media y sólo hago publicidad en listas especializadas. Si hiciera publicidad en otros medios igual se descargaba más. Esto último es difícil saberlo. No obstante, creo que sí hay interés por la ciencia ficción. Ayer mismo, una persona me preguntaba por un cuento de Asimov a la salida de la biblioteca de mi barrio al ver que llevaba un libro de ciencia ficción. Pensó que habían republicado este cuento.

Pero… ¿Crees que es importante la divulgación de la CF? Es innegable el poder de la propaganda de cierta bebida gaseosa o de las canciones de moda.

¡Cómo no voy a creerlo! Los dos ejemplos que citas son ejemplos paradigmáticos. Por eso, si uno aspira a vender, tiene que publicitar su producto. Hasta ahora son intentos tímidos los realizados por la revista fuera del medio pero es algo que tengo que desarrollar en profundidad.

¿Tienes un e-zine favorito?

Mi e-zine favorito es Alfa Eridiani. Es el que más tiempo me lleva y el que más satisfacciones me da. Espero no ofender a nadie pero la afirmación es cierta. Me gusta lo que hago, disfruto haciéndolo y pienso que el resto de las partes, lectores y autores, se sienten satisfechos del producto final. No creo que se pueda pedir más.

Sí, me encanta la sinceridad y creo que eso experimentamos todos. En mi caso, aunque tengo mucha gente que admiro, cuando termino un dibujo, me quedo contemplándolo un rato muy largo, no buscando errores, sino disfrutándolo. ¿Hay algún autor contemporáneo que sigas?

Reconozco que la ciencia ficción contemporánea es la asignatura pendiente, no ya mía, sino del mundillo editorial en general. En mi humilde opinión se publica poca ciencia ficción moderna y sí mucha fantasía o terror. Tal vez porque la ciencia ficción es un género optimista respecto del futuro, mientras que el terror, por citar el género más lóbrego, se inclina hacia el dolor humano y, precisamente ahora, estamos en un ciclo en el que abundan las malas noticias. Baste señalar que, en el momento que se escriben estas líneas, la prosperidad mundial ha decaído notablemente, las perspectivas de futuro no son nada halagüeñas y el temor al terrorismo de Al Qaeda es grande.El fenómeno descrito impide que en el mundo de habla hispana sea difícil seguir a autores de la talla de Greg Egan, uno de los autores más importante del momento, así como una de las voces más innovadoras llegadas al género en la década de los noventa.

¿Y de habla hispana? Alfa Eridiani comenzó con la publicación de los Erídanos, son novelas de CF. La presentación y el contenido por lo que conozco, es de un nivel impecable.

En cuanto a Alfa Eridiani comenzó a publicarse como una revista electrónica que fue creciendo con el tiempo en grosor. La avidez por publicar en ella no ha disminuido fundamentalmente porque hay pocos e-zines que publiquen ciencia ficción dura. Está Axxón, tenemos el Sitio de Ciencia Ficción pero no tenemos otros e-zines especializados como Alfa Eridiani. De ahí que hayamos crecido hasta publicar en papel.

Los Erídanos en su origen fueron antologías de relatos y de hecho en su primera etapa se publicaron dos pequeñas antologías de relatos. En la segunda época crecimos en contenidos y publicamos a Vladimir Hernández Pacín, una antología de novelas cortas más relatos, a Víctor Conde, antología de relatos, Torres Quesada, novela, J. Javier Arnau y Carlos Sueiro, antología poética y a Blanca Mart, antología de relatos. Tenemos más proyectos pero es demasiado temprano para hablar de ellos.

La presentación y los contenidos solemos cuidarlos con esmero porque nos dirigimos a un público muy reducido y tenemos que recuperar la inversión. No obstante en mi humilde opinión creo que, quien haya visto las portadas y ojeado los contenidos, sabrá la calidad del producto.

¿Crees que los autores de CF son nerds o ratones de biblioteca despegados de la realidad?

Para nada. Especialmente si son buenos escritores. Cualquier buen escritor, ya sea de una u otra corriente, debe estar apegado a la realidad o sucumbir en el intento. La explicación es muy sencilla y está en que debe conocer los gustos de sus lectores y tratar de atraparles con el estilo que le es propio y eso requiere un feed-back continuo entre el escritor y sus lectores.

Se me dirá que el escritor puede tener una idea maravillosa que transmitir, fruto de su propio ingenio y hacerla exitosa. Le daré la razón a quien me diga eso a condición de que me acepte la capacidad comunicativa del escritor con sus lectores. Ésa es la pieza clave que no da el desapego de la realidad.

Según tu parecer, ¿los autores de CF colaboran entre sí o son individuos aislados?

Conozco casos en los que los escritores se ayudan entre sí. Hay numerosos talleres literarios dirigidos por literatos. La famosa escritora cubana Daina Chaviano llevó un taller literario en su país. La hispano-mexicana Blanca Martínez tiene un taller literario en su país de adopción, México. Pongo dos casos que conozco pero supongo que hay más.

Por otra parte, los escritores tienden a reunirse en convenciones y asociaciones profesionales. La AEFCFyT es la asociación profesional de los escritores, editores y aficionados españoles a los tres géneros predominantes del fantástico: fantasía, ciencia ficción y terror. Bajo su auspicio se celebran las HispaCones o Convenciones Españolas que reúnen a los aficionados y profesionales a estos tres géneros en una ciudad de España cada año.

Por último, queda la colaboración más estrecha que conozco: la escritura conjunta de novelas. La Paja en el Ojo de Dios fue escrita por Larry Niven y Jerry Pournelle a cuatro manos. Hay más casos de simbiosis de autoría. Estoy pensando en Frederik Pohl y Cyril M. Kornbluth, quienes escribieron al alimón las novelas Mercaderes del Espacio, Búsqueda Estelar, El Abogado Gladiador, La Lucha Contra las Pirámides y el libro de relatos A Través del Tiempo.

Hummm. Los talleres literarios ¿Qué piensas de ellos?

Son muy importantes para formar nuevos literatos. He mencionado dos presenciales; hay más, por supuesto pero no los conozco. En cambio, conozco uno electrónico que está en pleno auge. Es el que dirige Susana Sussman y se llama Los Forjadores. Puede apuntarse cualquiera y aprenderá siempre que se esfuerce. Es uno de los requisitos que se pide. El otro es colaborar en la mejora de los textos de los compañeros de taller. Ambas condiciones se complementan formando un proceso de retroalimentación favorable para el taller.

¿Qué opinas de los ilustradores?

Son unos tipos estupendos. Sin ellos, Alfa Eridiani y su publicación en papel nunca hubieran llegado al lugar que ocupan. Siempre me han tratado bien, cumplen su trabajo con una profesionalidad envidiable: llegan a tiempo con los encargos e imaginan bien las escenas hasta el punto de no haberles tenido que reprender por su falta de meticulosidad.

¿Qué opinas de la autoedición?

La autoedición puede ser un arma de doble filo porque puede dañarte o catapultarte según lo bueno o malo que seas. Hay gente que es muy buena y se puede autoeditar, pero hay otra que necesita consejo sobre su obra. O que se la revise alguien. Les ocurre a los mejores escritores. De hecho en Alfa Eridiani tenemos un Comité de Redacción encargado precisamente de asesorar y corregir los escritos que recibimos. Con un poco de tacto se pueden solucionar muchos problemas de redacción y tener contentos a escritor y lector.

¿Te animas a opinar sobre algún editor que te haya publicado? ¿O no te haya publicado?

Lo justo es opinar sobre quien me ha publicado. Eso descarta a muchos editores y me obliga a hablar de Francisco José Súñer Iglesias. Es una persona competente que ha sabido crear una web prestigiosa de la nada, rodearse de muchos y muy buenos colaboradores y ganar tres Ignotus. Tengo con él una deuda de gratitud ya que me ha ayudado a mejorar mis artículos.

¿Ves televisión?

Veo lo imprescindible, es decir, los informativos que son un medio rápido de estar en contacto con la sociedad que me rodea. Para ver otras opciones culturales voy al cine o al teatro o leo y escucho música.

¿Qué opinas sobre los adelantos tecnológicos en la vida diaria?

Es bueno que haya adelantos tecnológicos. Sin ellos, no estaríamos sosteniendo esta charla escrita que, por otra parte, podríamos sostener cara a cara si tuviéramos una cámara y un micrófono. No obstante tendrías que colgarla en Youtube.

¿Qué piensas de las nuevas formas de comunicación? ¿Y las redes sociales?

Son neutrales. La tecnología siempre es neutral aunque a mí me está ayudando a comunicarme con mucha gente que de otra forma no podría comunicarme. Al menos de la forma tradicional. Parte lo he explicado en la pregunta anterior respecto a las formas de comunicación. Las redes sociales son una forma más de comunicarte con tu gente. Con un solo mensaje llegas a cientos de personas, quizás a miles.

Ahora los chicos siguen aventuras a través de juegos de video o historias en cine condicionadas por el merchandising. ¿Piensas que eso reemplazará a la literatura tradicional?

Pienso que siempre habrá alguien que escriba literatura al modo tradicional. Las historias que se escriben para el cine o los videojuegos necesitan ser escritas primero en papel por una mente pensante. Tal vez quede una élite pensante que lea, pero la literatura sobrevivirá. O tal vez el deseo de imaginar tu propia historia, sin intermediarios, sea más fuerte que el deseo de poseer esos intermediarios. Sea como fuere, necesitaremos leer y escribir para ser eficientes. De eso estoy seguro. Mientras exista la escritura, existirán los inventores de historias.

¿Por qué piensas que la CF es tan infravalorada en la opinión general?

¿Por qué asumes que yo pienso eso y que además está infravalorada por la opinión general? Lo que ocurre es que nos lo tenemos creído, nos tenemos creído que somos una minoría a la que nos gusta la ciencia ficción y el resto de la población no comparte nuestros gustos. Ya conté la anécdota de la mujer que me preguntó por un cuento de Isaac Asimov por el mero hecho de llevar un libro de ciencia ficción debajo el brazo. Hechos así refutan la teoría de que el género está infravalorado. Es sólo que se leen ciertos autores por encima de otros: Asimov, Clarke, Bradbury y algún otro que se me escapa ahora.

¿Imaginas que algún día conquistaremos el espacio como en Star Trek?

Creo que algún día conquistaremos el espacio. No lo conquistaremos en este siglo, ni tal vez en el próximo o tal vez sí. Quién sabe. De lo que estoy seguro es que conquistaremos nuestro Sistema Solar. Ahora se habla de llegar a Marte utilizando asteroides que pasen cerca de la Tierra. Parece un sistema económico y más sencillo que un viaje directo. Si esto se cumple será todo un hito para la humanidad.

¿Cuál es tu película de CF favorita?

Soy más de series de televisión, aunque parezca contradictorio con mi poca afición a ver dicho electrodoméstico. Lo que pasa es que no tengo tiempo de ver las cadenas que retransmiten ciencia ficción. Influyó mucho la serie Espacio 1999 en mi afición por el género. Reconozco que no era gran cosa pero era la única serie en antena durante mi juventud. Luego vino Star Trek y sus secuelas, V con sus lagartos devoradores de ratones, Babylon V y otra muchas más.

¿Piensas que alguien leerá este diálogo?

Me sentiría desilusionado si nadie lo leyese. En cualquier caso, valió la pena escribir las respuestas.


25 de febrero de 2911 - Alfa Eridiani

2 comentarios:

  1. Excelente entrevista.
    También creo que muchas veces los mismos escritores y lectores infravaloramos el genero.
    Hay que promocionar más el genero y desmitificarlo.

    ResponderEliminar
  2. José Joaquín me ha demostrado ser un hombre de palabra. En cada pedido de colaboración siempre se caracteriza por ser respetuoso y paciente. Un caballero como editor al que valoro por ser el primero que me dió la oportunidad de trabajar en dibujos para ilustrar cuentos de Cf y también por la publicación de mi primer cuento. Sin olvidar la realización de mi primera portada en la web. Desde entonces siempre ha mantenido su confianza en mis trabajos. un gran amigo y mejor persona.

    ResponderEliminar