Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 4 de julio de 2013

La DUENDES en Buenos Aires II






La DUENDES en Buenos Aires II
 1 y 2 de Julio de 2013
 


Duendes Historieta Patagónica es una editorial que ha nacido por la necesidad contagiosa de artistas, dibujantes y guionistas de darle un nuevo aliento a la Historieta Argentina.
Todo empieza en el sur. Sabido es que los patagónicos son gente que no se arredra por los obstáculos ni el viento en contra. Luchan para alcanzar sus objetivos. Ese ejemplo llevó a muchos historietistas de diferentes lugares, de distintas generaciones a sumarse a la cruzada. Encabezada con inteligencia por Alejandro Aguado, la editorial fue adquiriendo forma. Con plataformas que permitieron a los dibujantes mostrar sus obras. Resurgir a relatos de existencia efímera o mostrar al público historias terminadas que el tiempo, a veces el mal tiempo, había dejado inconclusas. Otras sin editor que se animara a publicarlas.
 Este año 2013, la Duendes presentó los libros en Buenos Aires por segunda vez. La cita se acordó en la Biblioteca  el 1 de Julio para presentar Bairoletto de Juan Dalfiume. Esto es el  Sur de Mariano Antonelli y Tehuelches de Oenlao con una veintena de dibujantes.
Mariano Antonelli, un amigo a quien conocí conducido por las páginas de esa obra sanmartiniana llamada A través de los Andes fue el primer orador contando acerca de las inquietudes y vivencias que lo llevaron a crear Esto es el Sur, un libro de más de cien páginas de un Antonelli puro, un catálogo de destreza en texturas. Ya algo se adivinaba en A través..., pero en esta nueva historieta se suelta más, tanto en la narración como en el dibujo. Vehemente, porque así es Antonelli para expresar en lo personal y artístico su propuesta. Marcar una huella de historieta argentina en medio de un tornado de superhéroes y manga. A veces parece querer tapar el sol con una mano, pero lo logra. De la misma manera que lo hizo con sus obras anteriores.
 
A continuación fueron Oenlao, el querido Carlos Scherpa y Alejandro Aguado los que tomaron los micrófonos para discurrir sobre la mitología tehuelche y todo eso que impulsó a Oenlao a leer una veintena de libros y reclutar a una cantidad similar de dibujantes para concretar TEHUELCHES.   Acerca de los guiones de Carlos es difícil hacer un comentario que abarque la diversidad de temas, de estilos y los giros del relato. Giros que llevan al lector del más lejano pasado hasta el presente y vuelta atrás. Alguna vez le dije que me parece el Tarantino de la historieta. Una amiga dijo sobre sus guiones: Tienen la pureza del narrador carente de estructuras, que no se ha contaminado con las mil reglas del escritor. Es un honor formar parte del proyecto donde estoy acompañado de montones de amigos como Eiti Leda, Majox, Dakota, Diego Aballay, Felipe Ávila, Machín, Gabo Molina, Gustavo Lucero y muchos más.
Ale Aguado es un experto en la cultura Tehuelche y en su exposición dejó ver que los tehuelches no son un pueblo extinto, hoy en día existen. Viven, pero no se revelan como tehuelches, así es su filosofía. Cuando Oenlao me escribió preguntando si quería ser parte del proyecto, me encargó el diseño de los guerreros villanos y del jefe de estos. Y dibujar caballos. Le conté que justo estaba entretenido haciendo unos dibujos con aires frazzetianos. Unos días después me pasaba el guión con algunas páginas que mi amigo Gabo Molina había terminado para tomar de referencia de otros personajes (los tehuelches de mayor aparición en la historia).
El libro en su totalidad es un despliegue de dibujantes de renombre, de un poco de trayectoria y algunos que están dando sus primeros pasos en el mundillo de la historieta. En esta edición todo luce mejorado, es un paso donde la experiencia de otras grandes publicaciones no ha sido desaprovechada.
 

Para el final como todo buen programa sube al estrado Dalfiume. para hablar del personaje Bairoletto, el bandido rural. Anécdotas, Dichos y verdades de la vida de este personaje. Y del revival de mostrar de nuevo esta creación del genial dibujante de Eric, el Corso o el famoso Jackaroe. Creo que no me equivoco al decir que muchos estábamos ahí por oír y ver a Juan por sobre la presentación de su obra. Dalfiume que también se nos presenta como guionista, pero el hombre, el dibujante es parte de la historia del dibujo de historieta. Solo basta recordar cuantas veces nos vimos transportados con sus personajes a otras partes del mundo, a situaciones y aventuras donde por un momento la magia nos hacía olvidar que estábamos leyendo y eso se implantaba en nuestros recuerdos. Olvidados quizá en el caos de la vida diaria, pero en los momentos de quietud, de descanso, la memoria nos trae de nuevo las imágenes, el olor y la textura de las hojas de las revistas El Tony o Dartagñan.

 
En estos eventos, los protagonistas no son exclusivamente los oradores. Es común encontrar entre el público a amigos y a profesionales admirados. Nada más girarme pude ver a Javier Rago de Rebrote. A Gabo Molina y Vero Misato. A Gustavo Lucero sentado a la mesa repleta de libros de la DUENDES. A José Massaroli, unas sillas más adelante. Vi llegar fugazmente a Colorada Majo e irse. A Felipe Ávila con el que procuramos un lugar más cercano a los oradores. Y también laburantes del lápiz que vivieron la época de Columba, que tuvieron a su cargo personajes que hoy son parte de la leyenda cultural como Canelo, Caliva y Cacho Mandrafina. Atento a todo lo que se decía estaba ese cronista y divulgador incansable, Juan Sasturain. Y los chicos amigos de la editorial como Taro Defosse, Esteban Espósito, el experto Germán Cáceres. Edmuns de Banda Dibujada. Cayo Germánico. Diego Aballay, el dibujante de Los Hermanos.
Hacia el final, Oenlao fue el encargado de hacer la entrega de menciones a los autores de Bairoletto, con una firmita de los integrantes de la Duendes. Y una foto de los dibujantes presentes.
El tiempo en buena compañía pasa como un vendaval y apenas intercambiar dos palabras ya se había terminado el horario para usar el salón Cortázar de la Biblioteca. Por supuesto, la velada continúo en una pizzería de  Pueyrredón. Debo agradecer a la insistencia de mis amigos, Gabo y Vero.
 

Aquí podría hacer un resumen fiel de todo lo que hablan los dibujantes cuando se reúnen. Cosas como anécdotas ultra secretas de los pasillos de las editoriales. Sobre originales, tesoros guardados, lugares donde se encuentran revistas pérdidas y verdades o mentiras en series como GERMÁN Últimas viñetas. EL libro de los dibujantes, herramientas nuevas y antiguas. Sí, un poco de todo eso, pero mejor que quede entre los que estuvimos ese día.

 

 

Eso ocurrió el 1 de Julio, pero al día siguiente la cita fue en Hipólito Irigoyen 1440, El Bar  de laVaca para presentar otros libros y charlas. Esta vez inicio José Massaroli sobre los primeros cuarenta años de profesión en la historieta. Y José sabe de lo que habla porque es un protagonista de toda una movida entre editoriales de renombre y proyectos menores pero no menos importantes. Tal el Caso del grupo Géminis donde varios de los presentes participaron. Gerardo Canelo el recordado dibujante de Rocky Keegan o Caliva, que ilustró uno de los Dago mejor recordados y que continúo con el personaje para la editora italiana. También Silvestre Szilagyi era uno de los miembros, mi profesor de dibujo en la ADA. José se ha esmerado por mostrar a personajes culturales argentinos como Juan Moreira,  Dorrego y una de sus últimas publicaciones, La Vuelta de Obligado. Y no se puede excluir entre estos a Orquideo Maidana. La extensa trayectoria de José en los estudios de García Ferre y como dibujante de personajes Disney es de inmenso valor con sus primeros cuarenta años de profesión, según sus propias palabras.
 
 

La siguiente presentación me concernía en forma directa. Se trataba del Homenaje a Malvinas, a los soldados de esa Guerra amarga de nuestra historia. En un respiro hablando con Taro DeFosse y Edmunds sobre nuestra participación en el libro, les decía que para mi parecer, muchos iban a mostrar historias de corte épico con hazañas heroicas, preferí hacer un relato que mostrara la cara trágica del monstruo genocida llamado guerra. Y lo hallé en el blog de un ex combatiente esquelense. Mi sorpresa fue que cuando tuve el libro en mis manos, todos los dibujantes y guionistas narraron historias en ese tono. Para ningún argentino la Guerra de Malvinas hoy es un acontecimiento que inspire fanatismo de victorias y poder sobre otro pueblo. Hemos madurado un poco en estas décadas.
 Germán Cáceres, autor de Evocando Viñetas y Jorge Claudio Morhain, guionista de historias hermosas como KRANTZ fueron los oradores. Jorge y su hermano, Mario fueron autores de la única historieta referida a Malvinas mientras transcurría la Guerra. Por primera vez, DUENDES muestra ese trabajo en el primer libro de historietas dedicado por completo al tema. Entre los asistentes pude conocer a Germán Pasti, un gran dibujante con cuya historieta  abre  el libro. Como el día anterior, el encargado de hacer los honores en la entrega de reconocimientos fue Oenlao, a Cáceres y a J.C. Morhain. Antes lo había hecho en un momento emotivo a José Massaroli quien no dejó de reconocer la amistad que lo une al editor Aguado y a la DUENDES.
A continuación fue la presentación de Sol de Noche, la historia de Patricia Breccia y Guillermo Saccomano que tuvo su debut en las páginas de la primera Fierro y en Humor. Saccomano es un guionista que todos los que leíamos Skorpio respetamos y amamos. Se encontraba en Europa y le era imposible asistir. Claro que la presencia de Patricia Breccia era mucho más de lo que un fan de la historieta argentina y del mundo puede apreciar.  Patricia es alguien que reúne en su persona una serie de cualidades que contrastan con su simpleza y naturalidad. Mencionar que es hija de Alberto Breccia es mucho. Pero hay más. Es una de las mujeres que han incursionado en la historieta cuando era terreno de hombres. Entre la audiencia estaba Martha Barnes, la primera historietista argentina. Cabe decir que en el mundo tampoco abundan las mujeres. Se podría mencionar a Wendy Pini, o a Chantal Montellier o Claire Bretecher ¿Maitena tal vez? Patricia también, como sus familiares ha mostrado siempre una afinidad con la libertad a la hora de expresarse gráficamente. Recuerdo que cuando estudiaba historietas llego uno de los chicos del curso con una revista para mostrarnos el laburo de una chica llamada Patricia Breccia. Es una de los  Breccia! Nos decía ¡Mira como dibuja! En ese momento me pareció algo muy pictórico, más afín a la expresión plástica que a la historieta pero en una segunda mirada descubrí la narración excelente de quien se mete a contar en historieta en estado puro, por diversión y con total honestidad. Y eso es muy lindo cuando se encuentra. Sol de Noche son páginas una tras otra de lo que menciono. Al principio para el que se aferra a estilos narrativos puede costarle atrapar la ola, pero cuando entiende la magia es solo dejarse llevar por el ingenio de Saccomano y la libre sensibilidad de Patricia.
Es obvio, quien entregó el reconocimiento de la editora fue Oenlao.
Andrés Accorsi, un experto del noveno arte, estaba entre los presentes y preguntó a Patricia si se daba cuenta de lo innovador que era Sol de Noche para la época. También en esta ocasión estaba presente Juan Sasturain con quien tuve una grata conversación.

 
Para cerrar la velada tuvo lugar la presentación de Crónicas del Hombre Frio de Pablo Barbieri con dibujos de quince artistas, entre ellos Carina Altonaga. Otra genial virtuosa. La nueva generación de chicas historietistas hoy es algo necesario y alentador. Ejemplos como Derrewyn, Guada Suarez, Colorada Majo, Gala, Eiti Leda, la mencionada Carina demuestran que la historieta evoluciona. No puedo dejar de recordar a Niamh, quien siempre estuvo apoyando cada evento para conseguir el buscado Día H.
 

Como la vez anterior, después de las presentaciones pude conocer de forma directa a Caliva y a Canelo. También conversé con Jorge Morhain a quien admiro desde hace muchísimo tiempo como lector de sus personajes. Con Oenlao hablamos de proyectos futuros. Fue un gusto conocer a Alejandro Aguado y a su esposa después de un intercambio de e-mails durante dos años. Tomando las palabras que Gabo Molina escribió dedicadas en el libro Tehuelches cerrare este comentario con un deseo para todos los historietistas que estamos trabajando en hacernos un lugar: Por muchas historias más.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario