Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 21 de diciembre de 2012

Cena de Historietistas antes del Fin del Mundo 2012




Cena de Historietistas antes del Fin del Mundo 2012





Veinte de diciembre de 2012. Según los mayas faltaban apenas cinco horas para el fin del mundo. La Cita con varios amigos relacionados con el mundo del dibujo era a las 20:00 horas en el restaurante MANOLO, en San Telmo.  El lugar lo había propuesto Leonardo Figueroa, reconocido como guionista de la historieta NN. Según afirmaba en un tiempo solía cenar allí.

El viaje desde Victoria, en la zona norte del gran Buenos Aires duró menos de lo pensado. Así que me encontré en las calles de San Telmo con una hora de adelanto. Lo mejor que se me ocurrió para matar el tiempo fue recorrer el barrio admirando la arquitectura y curioseando en los rostros de la gente. Como es una época en que todos estamos mejor predispuestos con el prójimo. La caminata fue muy placentera. El clima ayudaba, después de una noche de tormenta ininterrumpida el cielo aparecía despejado, el aire cálido, augurando una noche esplendida. 

Llegué a la esquina de Bolívar y Cochabamba puntual, ingresé y los mozos ya estaban terminando de armar nuestra mesa,  reservada para la reunión de historietistas. Aclararé que este es un grupo conformado por amigos, hay muchos historietistas en el mundo y con mayor fama y producción. Nuestro grupo tiene la variedad que demuestra la gente cuando muestra devoción a algo. No hay edades, no hay límites y tampoco estéticas, formas o razas. Cuando a alguien le gusta la historieta todo eso no es tomado en cuenta, solo vale saber apreciar un trabajo hecho con amor y cuanto mejor con talento.

Me quedé de pie junto a una ventana y al momento reconocí a Felipe Ávila del otro lado, con un amigo, el diseñador gráfico, Marcelo Bukavec, Al entrar descubrimos en la pared unos originales de Caloi con el popular Clemente saludando al restaurant, Para no desperdiciar ni un segundo más nos ubicamos en la mesa. Comentábamos con Marcelo la famosa costumbre que tiene el vulgo popular de tomar el trabajo de los dibujantes como algo logrado sin esfuerzo y que no merece ser pagado, que no tiene valor. Tal vez ese concepto este cambiando, ojalá.


Mientras conversábamos, veo a Martín Giménez -dibujante de la historieta NN- saludándome desde la vereda. Ingresa apresurado y tras una abrupta presentación nos dice que volverá enseguida. Se va y vuelve para traer con él a Leonardo Figueroa. Así, los autores de NN se unieron a la mesa.

Luego comenzaron a llegar los demás convocados. El ilustrador Víctor Carbajal, a quien no conocía personalmente pero habíamos mantenido numerosos intercambios a través de esa maravilla de las comunicaciones llamada facebook. Gustos comunes sobre ciencia ficción, películas y, claro, dibujos. Llegaron entonces dos personas muy esperadas y apreciadas, Lil -Eiti Leda- y Claudio Ramírez ¿Qué más decir? Uno de los autores de CAZADOR estaba presente. La mesa no tardó en llenarse de amigos. Cayo germánico, un devoto seguidor de la historieta argentina centrada en los guionistas y dibujantes que hicieron su carrera en la Editorial Columba. Germán Ponce, un dibujante excepcional que nos mostró originales de personajes para juegos de rol. Verdaderamente impresionantes. Ver tamaña calidad da ganas de correr hacia un tablero y ponerse a trabajar para lograr plasmar cosas así. También estaba Isidoro Reta Duarte y esta vez no dejé pasar la oportunidad de llevarme mi ejemplar de “Pasála, Leonel, pasála”.  José Massaroli casi no necesita presentación, un hombre de versatilidad y profesionalismo. Autor de historietas que en el futuro serán parte de toda biblioteca argentina, porque ha realizado adaptaciones a clásicos de la cultura y la historia de nuestro país. Y así se inició una serie de conversaciones sin termino sobre anécdotas, técnicas, trucos, rememoraciones y potenciales proyectos, Lil con Augusto, que se unió un poquito más tarde a la mesa, nos obsequiaron copias de su “Zombies en Puán” a cada uno de los presentes.



Como ocurre en esta clase de reuniones donde el tiempo parece volar, uno tiene que saber intercambiar lugares para poder tener una charla enriquecida con cada uno de los presentes. Desde donde estaba tenía a Víctor Carbajal frente a mí y a mi lado a Martín que ese día estaba más hablador que nunca, Este hecho le daba sed por lo que varias veces equivocó su vaso de tinto de la bodega Séptima que correspondía a Lil. Pidiendo disculpas luego. En verdad, Lil le tuvo mucha paciencia para mí. Cuando Rubén (Cayo) mostró unas copias de originales de Lucho Olivera nos quedamos admirando esos trabajos, lo único que Martín, llamó a Cayo con fundiéndolo con Rolkiem quien por cierto también se unió a la velada. Otra ocurrencia de Martín fue llamar a Felipe “El Jorge Lanata de la historieta”. Algo que no fue muy del agrado del autor de “Oesterheld y nuestras Invasiones extraterrestres”, Desde ya, todo el mundo lo tomó con humor.



Es imposible y también innecesario describir al detalle todas las conversaciones, Además no sería justo, esos momentos tienen su significado en tiempo real, en su propio instante, Allí, a minutos de una fecha augurada por nativos precolombinos, Era tal la euforia del evento que se nos pasó el acto del brindis, Aunque habíamos alzado la copa más de una vez. Isidoro pidió un aplauso para quien escribe, No sé cómo se reacciona en esos momentos, pero puedo decir que son gestos muy nobles. Hubo un par de fotos del grupo dentro del restaurant y luego en la vereda, frente a MANOLO. En mis manos tenía revistas de Felipe y un ejemplar de “Fusilen a Dorrego” de Massaroli,


La noche era hermosa e invitaba a seguir. Felipe y José tuvieron la ocurrencia de buscar un lugar más tranquilo para tomar algo y continuar la charla, Así nos fuimos caminando por la calle Bolívar, Como suele ocurrir a veces, algunos amigos del grupo fueron tomando otros caminos. Despidiéndonos en las esquinas. Dejando para otro momento la idea de continuar la conversación con José y Felipe. Quedamos caminando hacia la  avenida más ancha del mundo, Leo Figueroa, Augusto Gilimón, Germán Ponce y yo. El regreso en colectivo hasta casa se me hizo breve mientras rememoraba la cena, una noche en verdad gratificante, ahí con amigos, al comienzo del solsticio de verano y con el fin del mundo diluyéndose como una mentira inocente.Final del formulario



martes, 18 de diciembre de 2012

Fernando Sosa, en relación a la Ley de fomento de la Historieta Nacional.




Invitado Reincidente: Diálogo con un amigo de la casa, Fernando Sosa,   en relación a la Ley de Fomento de la Historieta Nacional.


Hola Fer ¿Cómo va todo? ¿Qué podés contarnos sobre Barricada Comics? ¿Hay nuevos proyectos en mente? Tienen un buen record de descargas ¿No es así?

Hola Mario, así  es, creemos que en estos 5 años de cerrado el grupo hemos logrado una buena cantidad de lectores y proyectos referidos a  la historieta y que ha sido bastante bien aceptado dentro del ámbito de los historietistas y los lectores de nuestro país y el extranjero.

Uno de los personajes estrella del grupo es “Mate Cosido” ¿Pensás dedicarle una publicación especial?
Si, es un personaje muy querido por mi, tanto como Heroína que es otra de mis viejas creaciones.
Hace poco vi que DC esta reeditando al persona del monstruo de Frankenstein y para mi sorpresa vi que el diseño del mismo guarda hasta similitudes con el diseño que hice para Mate, porque no lo niego mi personaje tiene un poco de ese monstruo y otro poco de el famoso forajido del mismo nombre que existió en la Argentina allá por principios del s.XX.
Pero no seria de extrañar tampoco que como esto de la Internet  llega a tantas partes y yo sin medir ni to,mar precaución he publicado en diferentes foros de comics yanquis que alguno pesco el rediseño del 2009 http://media.comicvine.com/uploads/11/114370/2165761-franky.jpghttp://media.comicvine.com/uploads/11/114370/2165761-franky.jpg (DC)
http://sapienstoonz.deviantart.com/gallery/?q=mate+cosidohttp://sapienstoonz.deviantart.com/gallery/?q=mate+cosido


. No deja de ser una coincidencia o no, y también un halago porque lo que uno tantas veces por falta de dinero o acceso a publicar en grandes editoriales, ve que una idea puede funcionar con la suficiente promoción y respaldo de un editor que lo banque.
Mate cosido tiene ya 14 años de creado, iba  ser parte de un suple de una vieja revista ahora desaparecida de Córdoba que se llamaba el Aspid y no se publicó y yo le tomé tanto cariño y veía que a muchos allegados les gustó y me preguntaba si lo iba a continuar que es así que cuando tuve la oportunidad lo volví a rediseñar y reescribir un poco su historia. Ahora esta enmarcado dentro del genero que se llama steampunk pero mas “criollo” por así decirlo, aunque  el lugar donde se desarrolla la historia en un hipotético futuro donde los seres humanos conquistan el planeta Marte.

¿Quiénes son las personas que forman y/o dirigen Barricada?

Barricada comics es un proyecto comunitario que nació hace 5 años atrás de las cenizas del Ariel-Olivetti-yahoo-groups que dicho autor tenía y que ante el inminente cierre por parte de sus creadores, derivó en que parte de muchos de sus seguidores decidiéramos unirnos y armar un grupo paralelo para hacer historietas.
Yo de alguna manera soy la cara visible e ideólogo de la misma pero me acompañan muchos colegas de este lado del océano y del otro que sin ellos no podríamos seguir aún en actividad. Yo estoy coordinando pero es una energía que se retroalimenta permanentemente con  la incorporación de nuevas propuestas y autores, los que están y los que van llegando.


 
 

Ahora vamos a hablar de un tema fundamental para los dibujantes de historieta. ¿Cómo surgió esto de la Ley de Fomento de la Historieta nacional?

Surge desde creo que era un autoeditor de fanzines y formaba parte de la A.H.I. de Córdoba, esa experiencia primaria de estar en contacto y organizados con otros colegas del país cuando eran épocas de cierres de editoras y de vacas flacas, cuando no había casi noción de la Internet y sin embargo se hacían cosas para preservar la historieta, ahora lo pienso y creo que esa fue la génesis o la semilla de esto que después fue tomando forma como fue la idea de llevar ante los diputados nuestra propuesta de ley. Y no es algo descabellado si uno se pone a ver estamos en una época de reivindicaciones de muchas áreas de la cultura, ya vemos y nos contentamos con lo sucedido hace poco con los músicos de Argentina. Que lograron tener su ley, vemos lo que viene sucediendo con otra ley importante para los historietistas como es el A.UR.A. Y seguimos viendo el crecimiento del cine y otras expresiones “hermanas”.

 
En tus palabras: ¿Qué es esa Ley?

Es un proyecto que surgió como iniciativa de muchos historietistas y dibujantes que  vieron la necesidad de preservar sus trabajos y fomentar que las editoriales nacionales publicaran más libros y publicaciones de de historietistas y dibujantes argentinos o residentes en nuestro país ante la disminución de posibilidades laborales, producto de la proliferación de historietas importadas. A partir de hablar con la Diputada Nacional  Victoria Donda (FAP) surgió esta posibilidad de tener este proyecto de ley (8181-D-2012) para instalar el tema.


¿Qué ventajas ofrece a los dibujantes y guionistas?

La posibilidad de que haya un incentivo para la producción principalmente y que creemos dará al menos la posibilidad de real de que sea algo mas plural, sin tantas trabas como sucede en la actualidad donde solo unos pocos pueden hacerlo y el resto se contenta con verlo desde afuera o rebuscársela para tratar de vivir como sea de este oficio que como decía el maestro Breccia, esta carente de  “dignidad”.


 Y con la mano en el corazón. ¿Qué aspectos negativos puede tener esta Ley?

Por ahí el organizarnos mejor para darle ejecución, en lo particular yo vivo a 800 km de Capital y a veces siento que eso juega en contra ya que siendo honestos, la  mayoría de los dibujantes y guionistas son de involucrarse poco a la hora de actuar y movilizarse. Lo he comprobado en la práctica y para mi pesar es así.
Veo que cuando tengamos formar la comisión de historietistas que deberíamos trabajar en conjunto para ser el organismo “crontralor” de la ley va a ser un poco mas difícil, pero  bueno, espero que para ese entonces la gente se involucre un poco mas y muestra interés y compromiso. La ley es para ellos y ellos deben luchar por la misma y dejar de lado la comodidad y egoísmo y trabajar en un bien en común.

Hace poco, junto con otros dibujantes participamos de una muestra en el Congreso en apoyo a la Ley ¿Ayudan en algo este tipo de exhibiciones?

Yo creo que si y te digo más, muchos no han caído aun de la importancia de la misma, es algo histórico lo que ha sucedido, porque que yo tenga conocimiento, no hubo en 200 años de historia argentina un acontecimiento así donde los dibujantes y la historieta pudieran exponer en ese ámbito.

¿Es relevante cual es el partido político que trate de legalizar esta ley?

Creo que no, el tema es que como toda práctica política también surgen las chicanas, las rencillas, los intereses y celos a los que la política nos tiene acostumbrado y en muchos casos pasan cosas como lo que nos sucedió a nosotros que en una primera instancia, nos trabaron la propuesta de ley, el partido que actualmente nos gobierna.
¡Ojo! que esto no es algo que solo se da dentro en la política sino que también que toda la sociedad padece lo mismo y el ambiente de la historieta no está ajeno a estos males.

Vos hiciste un grupo en facebook para convocar dibujantes que apoyen la ley ¿Cuál fue la respuesta?

Más que satisfactoria, logramos  en muy poco tiempo instalar el tema dentro de las redes, muchos medios gráficos y radiales tomaron conocimiento de esta movida. Hubo muchas adhesiones al punto tal que hoy a menos de 8 meses de creado ese grupo logramos tener más de 1400 colegas, lectores y gente del medio y que en algunos caso también hay firmado un petitorio acompañando y promulgando el tratamiento de la misma.
A ellos solo debo agradecerles que en los momentos que yo me sentí decepcionado y abatido estuvieron dando todo su apoyo y por ellos es que yo me comprometí a seguir y querer lograr que la misma sea una realidad.

 

Sé que hubo muchos cuestionamientos a la ley que ayudaron a modificar y mejorar la propuesta. ¿Hay gente que se oponga a la realización de esta Ley?

Como te dije hay gente que por diferentes motivos no acompañan esta ley, algunos por un interés meramente político, otros por estar desinformados, otros porque nos les interesa que se modifique nada que por lo general son los llamados privilegiados de este sistema y otros porque directamente descreen de todo lo que significa una lucha organizada y política, que lo queramos o no es la única manera en la actualidad de lograr algo. Ya hable de las diputadas del FPV que se opusieron porque pretendían cajonear la ley para luego proponer otra ley similar, hable de los viejos artistas de historietas que están con otra ley y no quieren que se mezclen las propuestas porque van por diferentes partidos políticos y también comente de las luchas fútiles del pasado que quedaron en la nada porque sin un respaldo de una ley, de algún ministerio o del gobierno mismo detrás, nada de esto puede ser tratado seriamente y con el peso que realmente debe tener.

¿Qué opinás sobre la idea de formar un gremio para dibujantes?
Es el camino hacia donde vamos y lo que va a suceder por decantación. Un buen banco de prueba va a ser este grupo que se formo que somos los “unidos por la historieta” y si llegase a implementarse la ley, el organismo que estará controlando que se cumpla la ley.

¿Y sobre obtener la jubilación para dibujantes?
Me parece algo lógico y merecido, pero no es algo que venga a dar una gran solución hoy en día para los que estamos aun en actividad, sin gremio y muchos otros autores independientes que están tratando de publicar y/o trabajar.
Si uno se pone a hilar fino, los dibujantes que están registrados y que sirvieron como argumento para pedir su tratamiento, no son más de 300, que irán paulatinamente jubilándose en una proyección de 20 años, muchos de ellos   son monotributistas. En síntesis prácticamente no todos los dibujantes podrán jubilarse porque como toda ley hay ciertos requisitos, entre ellos tener una cantidad determinada de publicaciones hechas, aportes, estar registrados, etc.
 No es algo que sea en beneficio en corto plazo para las generaciones actuales y al paso que vamos lejos estamos de algún día aspirar a jubilarnos, en  todo caso serán los que estuvieron trabajando en épocas donde había una actividad en la argentina y después siguieron aportando de manera autónoma para completar los años que han trabajado desde los cierres de esas editoras a la actualidad.

¿Qué impresión tenés de los dibujantes y guionistas argentinos en relación a unirse en una idea que pueda beneficiar a este oficio? ¿Somos laburantes o bohemios soñadores?
50 y 50, hay un poco de profesionalismo otro poco de bohemia y una muy poca conciencia de nuestra profesión y eso nos juega en contra a la hora de agruparnos y trazar planes en beneficio de toda nuestra comunidad.

 

¿Qué es lo mejor que se puede hacer para que la ley sea aprobada?

Acompañarla, no  solo a través de Internet, que es importante, pero además aquí uno debe involucrarse, difundirla, moverse, despegarse el tablero y manifestarse. Que sepan que detrás de esta ley hay personas y no solo un número.

 

Y cuando se apruebe ¿Cambiará algo? Ya sabés sobre la Ley de Medios, todo aprobado, pero siguen estando los mismos, los que tienen más poder y más plata para armar medios de mayor alcance y calidad. Es eso de la radio con la antena más poderosa, siempre la van a escuchar más. ¿No sucederá esto con la Ley de fomento de la Historieta?
Creo que no, uno nunca debe perder la esperanza a que las cosas finalicen bien, los intereses que pueda haber dentro de las historietas son una nimiedad al lado de los grandes intereses que están detrás de la ley de medios.
 Detrás de la ley de medios hay una lucha empresarial y de intereses muy marcados. Por un lado están los amigos del gobierno que quieren rapiñar y beneficiarse de ese poder y por el otro los empresarios que también se beneficiaron en el pasado tanto de este gobierno actual, como la de otros anteriores, tanto democráticos como de facto.
Ninguno son santos, aquí el pueblo no se beneficia en nada, es todo un verso y cortina de humo para seguir robando, sin que se juzguen muchos funcionarios corruptos, sin atacar los principales problemas que aquejan a la población como ser la inflación, falta de empleo en blanco, viviendas, los bajos sueldos, el pésimo sistema de salud, el educativo y de formadores/capacitadores de talento.
Si uno sigue analizando aquí no se cambió nada, siguen estando en función y sin juzgarse los mismos funcionarios que hicieron de este un país cada vez mas soja dependiente, sin haber profundizado un cambio verdadero de una apertura industrial y no ser solamente un país exportador de materias primas, explotador de recursos minerales en beneficio de las multinacionales y que además sigue pagando entre otras cosas una deuda multimillonaria al extranjero aun cuando esta comprobado que dichas deudas son ilegales.
La historieta es una actividad de expresión cultural, independiente, no debe ser tampoco una actividad militante del poder de turno, sino conservar su independencia pero eso si, debe acompañar y ser parte de su momento en la historia y ser los relatores de lo que acontece en el aquí y ahora.
Eso será nuestra visión particular, el registro de los artistas para las actual y futuras generaciones.

Muchas gracias por tus respuestas, Fer.
 

miércoles, 12 de diciembre de 2012

William Gezzio –Dibujante de Historietas – Ilustrador y Pintor.



Invitado de Hoy: William Gezzio –Dibujante de Historietas – Ilustrador y Pintor.







Hola ¿Quién eres? Preséntate con tus palabras, por favor.
Me llamo William Gezzio.( Gezzio es apócope de mi apellido italiano: Geninazzio). Vivo en Montevideo, la capital de la república oriental del Uruguay, donde he realizado la mayor parte de mi carrera de dibujante, ilustrador, historietista y pintor.
¿Cómo empezaste a aficionarte a la Historieta?
Ya desde los 3 o 4 años copiaba los dibujos que se me presentaran en los envases  de comestibles o mirando a mis tíos maternos que eran aficionado al dibujo y la pintura.
¿Y cuando sentiste el impulso de empezar con el dibujo?
A los 10 años sentí que mi objetivo era ser dibujante, pero para eso debía capacitarme porque no me gustaban mis dibujos, generalmente copiados de revistas americanas y argentinas, así que le pedí a mi padre si podía pagarme un curso- en esos años se estilaban los cursos por correspondencia, pero como no éramos una familia de las “pudientes”, tuve que esperar hasta los 16 para, luego de emplearme en una oficina, pagarme los estudios que fueron los de la famosa Escuela Panamericana de Arte, la de “los 12 famosos Artistas” de Argentina. Luego de tres años, conseguí terminar y me diplomaron con 10.
Excelente.  ¿Recordás algún compañero de curso de ese tiempo?
No, porque estudié los Cursos por Correspondencia. Luego que recibí el diploma, fui a la Escuela, pero ya no quedaban los principales profesores, aunque había algunos buenos, como Guillermo Dowbley quién me atendió muy bien y me conectó con algunas editoriales que me dieron trabajo: Mazzone en sus revistas y Ferro en Patoruzito. Años después colaboré en Rico Tipo cuando lo tenía Mazza y para MOPASA.
¿Qué temas te gustan en los  dibujos y las historietas?
En el dibujo realista, me siento mejor dibujando gauchos, caballos, animales, paisajes, ya que tuve la fortuna de colaborar con revistas para niños y los pedidos que me hacían eran sobre la historia de nuestro país, que aunque pequeño, supo tener grandes luchas por su independencia. El otro tema que me gusta es el policial: estuve siete años en un diario dibujando una tira diaria de un detective y su compañera: “Viviana y Yamandú”, que lo escribía, lo dibujaba y lo coloreaba yo. El pago a un dibujante en este país no da para tener ayudantes.
 

 
No, no da… ¿Pero vivís del oficio de dibujante?
Durante los primeros años, empecé como profesional a los 20 y hasta los 33, viví exclusivamente del dibujo, pero había formado una familia y tenía uno de mis 3 hijos y había que conseguir algo más productivo y seguro, ya que el dibujante está muy mal pago, así que conseguí un puesto en el municipio, en la Sección Arte.
De todas formas seguí colaborando con los diarios y revistas con dibujos e historietas que por suerte nunca me faltaron pedidos.
¿Cuál es tu aspiración? ¿Fama?
Mi aspiración está cumplida: he dibujado y pintado desde los 10 años hasta ahora que rondo los 68. Nunca pensé en la fama, solo en dibujar para mi satisfacción personal primero, lo que incluye cobrar por mi trabajo, y si logro que se me recuerde después, por ser un buen dibujante, será el mejor precio conseguido.
Eso es muy coherente. ¿Hay historietas tuyas en La Duendes ¿Cómo llegaste a publicar allí?
Alejandro Aguado vio mi blog (mundodibujado.blogspot.com), le gustaron mis dibujos y me envió una invitación para colaborar con ese exitoso blog. Empecé con “Tente y sus amigos”, y después con historietas gauchescas, además de dibujarles los cabezales de los 2 blogs, y otras ilustraciones sobre hechos puntuales ( Día de la Historieta, etc.) 

 
¿Qué es lo que te hace juzgar si una historieta es buena o mala?
El dibujo primero. Por deformación profesional, si un dibujo tiene errores de construcción anatómica o perspectiva mal realizada, es mala. Luego leo su guión, pero la historieta entra por los ojos, debe estar bien construida, sinó no hay guión que la salve.
¿Qué es la Historieta para vos?
La realización de un sueño donde soy el productor, el guionista, el director y sus actores hacen lo que les impongo. Es como una película dibujada. Un poderoso medio de comunicación.
Muy de acuerdo con eso ¿Y como se ve la historieta en Uruguay? Hace un tiempo conocí a un tipo encantador, Claudio Moreno y al poco tiempo empecé a conocer tus trabajos en la DUENDES. Sin olvidar que el maestro Alberto Breccia es oriental también. ¿hay una nueva generación de dibujantes o historietistas uruguayos?
No tenemos mercado para revistas y los pocos diarios que salen, ya no compran dibujos nuestros. Consideran un gato superfluo el publicar tiras. Este año (2012) me clausuraron la tira que hacía desde 7 años para el diario La República porque –según el editor en jefe- “necesitaban el espacio para la publicidad, aunque al final fue rellenado con resultado de la quiniela, horóscopo y juego de palabras. Estoy integrando un grupo de dibujantes que intentará sacar una revista el año próximo (2013) autoeditada y tengo una invitación para un libro de 72 páginas con otro de mis personajes gauchescos: Santos Cruz, pero solo si se consigue un sponsor que lo financie, ya que el guionista es otro colega.
 
¿Crees que hay público para lo que haces?
Sí, y con el advenimiento de Internet se ha ampliado hasta lo insospechable.
¿Tienes un e-zine favorito?
No por ahora.
¿Hay algún autor contemporáneo que sigas?
Los autores de historietas e ilustraciones que “seguía” ya no están y los actuales tienen estilos que no me satisfacen, excepto Milo Manara.
¡Milo Manara! A mi también me gusta mucho. Siempre recuerdo que mi primer libro de Manara fue el monje en el Tibet y quedé impactado, después leí El Hombre de Papel, muy bueno ¿Qué es lo que te gusta de Milo Manara?
Su línea perfeccionista. Ese dibujo elegante y detallado. Sus dibujo de mujeres son especiales y muy eróticas, aunque lo mezcla demasiado con lo porno. No soy un “pacato” pero cuando estoy leyendo sus historias, preferiría que no abusara de ello, porque le quita la esencia a la historieta y la bastardea.

 
¿Cuál es tu autor favorito?
Milton Caniff, el máximo exponente en historietas.
¿Según tu parecer, Los autores de Historieta colaboran entre sí o son individuos aislados?
Por estos lados, los jóvenes tienden a juntarse y charlar, pero están poco en la mesa de dibujo. Yo he sido todo lo contrario. Una especie de lobo estepario. Aunque cuando me solicitan un consejo o un dibujo, lo doy.
En eso te entiendo un ciento por ciento. Yo pasó casi todo el tiempo dibujando o planificando una historieta, si lo hiciera menos podría participar en todos los eventos historietísticos que hay. A propósito ¿Qué opinás de las ferias de comics?
Me parece un buen lugar donde se encuentra el material que, en otros sitios es difícil de encontrar. Además se ven los artistas en persona, que a muchos le colma el cholulismo y pueden tener un libro o un dibujo autografiado para ostentar de ello luego.
 
¿Qué opinas de los guionistas y escritores?
Aunque parezca lo mismo, hay un abismo de diferencia entre ellos. El guionista debe ser muy conciso, ceñirse a unos personajes dibujados por otro; conocer mucho sobre historietas para señalarle al dibujante personajes y encuadres interesantes. El escritor en cambio, puede escribir libremente 200 o 300 páginas donde regodearse con la descripción de un pueblito y sus gentes, o ponerse a filosofar sobre la levedad del ser, puede explayarse todo lo que le venga a la mente. El guionista no. Debe ceñirse a veces a dos o tres páginas para contar una historia creíble e interesante. Tiene un trabajo más arduo.
Veo en facebook que hablás muy bien el italiano ¿Has trabajado para Europa o USA?
Mi familia paterna es de orígen italiano, de Tremezzo, a orillas del lago di Como. Y yo heredé esos genes, aunque los tengo mezclados con portugueses y españoles de parte de mi madre, pero Italia los venció y me siento un ítalo-uruguayo.
Aunque tuve una invitación de un amigo italiano, no era suficiente el pago como para enviar dibujos. Con USA menos, porque no me van los superhéroes. Pero mis dibujos para niños andan por varios países (Israel, España, Brasil, Venezuela) sin yo cobrar nada ahora, porque cedí los derechos hace años.
 
¿Es importante la divulgación de las novedades sobre Historieta?
Seguro, es lo que hace que estemos informados de lo que se está haciendo en el resto del mundo.
¿Qué opinas de la autoedición?
Es la solución a los gastos siderales de las imprentas. Yo la he utilizado muchas veces con revistas propias y fue la única forma que encontré de publicarlas. Ahora lo hago de forma digital.
Así es. ¿Te animás a opinar sobre algún editor?
Los editores no son personas de mi agrado porque se quedan con la parte del león de todo el esfuerzo que hace un dibujante. Pero son un mal necesario. De todas maneras, no voy a nombrar a ninguno.
¿Ves televisión?
Muy poca. La televisión que tenemos en Uruguay deja mucho que desear. Desinforma y estupidiza con contenidos burdos y chabacanos, que atentan contra la inteligencia. Prefiero dibujar…o leer un libro.
¿Qué opinas sobre los adelantos tecnológicos en la vida diaria?
Que me llegaron muy tarde. Si hubiese tenido esta tecnología cuando era estudiante, la cantidad de cosas que me hubiese facilitado. Por ejemplo: conseguir libros de arte, que en aquellos años, me eran prohibitivos por su costo. Los de Andrew Loomis, por ejemplo.
¿Qué pensás de las nuevas formas de comunicación? ¿Y las redes sociales?
Esta pregunta está contestada en la anterior.
Ahora los chicos siguen aventuras a través de juegos de video o historias en cine condicionadas por el merchandising ¿Pensás que eso reemplazará a los comics?
No. Porque se retroalimentan. Así como el cine debió tomar los personajes de historietas buscando captar la generación que leía esos cómics, lo mismo pasará con los juegos. Hay lugar para los dos.
¿Por  que pensás que en la opinión general, la Historieta es tan infravalorada?
Ese concepto viene de la década del 50, cuando en EEUU, querían desprestigiar la historieta, a causa de editores que con tal de vender sacaban títulos sobre crímen, horror, sexo, y obligaban a los dibujantes a mostrar escenas desagradables, creyendo que con eso levantarían sus ventas. Consiguieron lo contrario, hasta que aparecieron los superhéroes, pero ahora hay un impasse y el mercado espera algo nuevo para revitalizarse, porque de super estamos hasta las narices.
¿Cuál es tu opinión acerca de la propuesta de ley para incentivar la historieta nacional para la que se están juntando firmas?
En todos los países debería existir una ley de protección a la obra del dibujante y el guionista. No dejar importar, por más bueno o barato que sea el material extranjero, primero el nacional hasta un 80 por ciento, luego el importado.
La excusa que me han dado es que no hay buenas historietas o que el mercado es chico. Pero ¡si no nos dejan trabajar! ¿cómo vamos a hacer buenas historietas? Y si la historieta es buena, el mercado la compra, pero allí también están los intermediarios que llevan su tajada…Lo que sobra es gente con sueños de ser dibujantes de comics, pero faltan los editores que arriesguen un poco de su cuenta corriente. En fin, es una utopía. En mi país nadie se embarcaría en tamaña locura aunque hay dos o tres grupos de pocos miembros que buscan incansablemente la forma de autoeditarse.

¡Y respecto a la idea de agremiarse para conseguir la pensión o jubilación para los dibujantes?
Debería ser obligatorio que se le dé una pensión o jubilación ya que el dibujante es un trabajador como cualquier otro, aunque con un don que lo privilegia sobre los comunes, porque es indecente que llegado a una edad en la que ya no puede dibujar o no deba por algún impedimento propios de la edad, debería contar con todos los beneficios para que no pase necesidades como le ha sucedido a infinidad de colegas. En mi caso tengo una jubilación pero por haber sido empleado municipal, además nadie se ha movido para lograr ni siquiera una ley que obligue a publicar nuestro material antes que el extranjero.
¿Imaginás que algún día conquistaremos el espacio como en Star trek?
Si es por imaginar, por supuesto, de ahí a llevarlo a la práctica, no creo que yo lo vea.
Si hubiese un holocausto climático o ecológico ¿Qué harías?
Aparte del susto que me agarraría, nada ya que soy un simple mortal y no tengo poder alguno ni dioses a los que invocar.
¿Cuál es tu película de COMIC favorita?
Prefiero el comic dibujado, porque cuando lo filman pierde esa valoración que solo el dibujo lo da. Con esto digo que las películas basadas en comic no me gustan ya que es otro “lenguaje” y las pocas que he visto no me han satisfecho, ya sea por las forzadas adaptaciones, los actores que no se parecen generalmente a los dibujados y los guiones que agregan o sacan cosas  de acuerdo a los centímetros de celuloide que disponen.
¿Crees que los autores de Historieta son nerds o ratones de biblioteca despegados de la realidad?
Creo que vivimos en un mundo paralelo, porque si estamos en el real no podríamos dibujar tranquilos. Nos damos una vuelta por la realidad cuando no nos pagan o cuando llegan las facturas mensuales…
¿Cuál fue la última historieta que leíste?
Gracias a Internet encontré historias que ilustró un gran dibujante italiano: Franco Caprioli, sobre leyendas del mar. En Argentina lo publicó la pequeña revista “Pimpinela”, allá por los 50 o 60. Tenía un dominio en el dibujo de barcos y toda su parafernalia de velas y sogas que es un gusto ver sus dibujos.
¿Pensás que alguien leerá este diálogo?
Sí, yo he leído casi todos los que tienes en el blog, por lo que deduzco que otros también lo leerán.