Se ha producido un error en este gadget.

martes, 19 de junio de 2012

Mesa redonda de Diálogos Cf Sesión 10


Mesa redonda de Diálogos Cf Sesión 10:


Participantes por orden de aparición:


Javi Arnau
Gedece
Rolcon
Ricardo Germán Giorno
Juan Manuel Valitutti
Fátima Rodríguez
Teresa Mira de Echeverría
Guillermo Echeverría
Txerra
Felipe Ricardo Ávila

MC:
Publicar un relato en internet es para los autores como el mensaje en una  botella del naúfrago. Nunca se sabe si alguien lo leerá, si llegará a destino. Esto vale para los dibujos también. Ahora con herramientas como facebook hay cierto feedback con tildar en "me gusta". Pero aún así persiste la duda de que haya sido tildado automáticamente.
También se puede difundir con un comentario y un enlace directo en diferentes listas. Del mismo modo sirven las entrevistas.
Hay personas que piensan que esto no es muy honesto, que si el material esa bueno los posibles lectores lo hallarán por si solos. En mi opinión existe mucha gente tímida que no se valoriza como escritor o dibujante. Eso está bien como autocrítica, aunque también hay que ser honesto con uno mismo. El tema es ¿Es bueno el autobombo? ¿Es necesario?

Javi Arnau:

Es bueno, y necesario; como ejemplo que tú conoces muy bien, la promoción de la revista PLANETAS PROHIBIDOS en facebook, anunciando sus portadas, sus colaboradores, etc. Hay que darse a conocer, y luego, evidentemente, cumplir con las expectativas creadas. Porque esa es otra: autobombo, y que luego no llegue a las expectativas generadas, con lo que puede volverse en su contra.

Gedece (

Yo creo que es bueno el autobombo siempre que no se caiga en la exageración.

MC:
Sí, es cierto. Ocurre que la palabra autobombo suena fea. Es medio como "tributo a mí mismo". Lo que realmente se hace es darle difusión al trabajo, sin opiniones, o casi. A veces no describir lo que se promociona infiere inseguridad en el producto. Es como la promoción de un nuevo CD, siempre es el mejor trabajo de...
Recuerdo que hay estrenos cinematográficos que baten records de ventas antes de llegar a los cines.
Por otro lado hay slogans que provocan. La revista Fierro se autodenomina "La Historieta Argentina" cuando existieron y existen muchísimas otras revistas de historietas argentinas.
A mi me parece muy bien colgar banners de publicidad y añadir enlaces a nuestros trabajos. Lo que noto es timidez en ciertos autores. Aclaro que no apruebo ni falsa modestia ni la arrogancia del creído, pero promocionarse es necesario y me parece que los editores deberían tener en cuenta eso. Cuando estudiaba diseño gráfico teníamos como materia "Publicidad". Desde logos a mascotas y panfletos dar a conocer lo que trae el nuevo número de una revista es el paso siguiente a su elaboración. Si nadie se entera de que existís, nadie te leerá.
Salvo por las portadas, la CF de internet adolece de buena publicidad.
Sí, conozco ejemplos de exageración, pero eso juega en contra como dijo Javier y es cierto también que Facebook vale para difusión, En realidad creo que es la única función "real" para sacarle provecho.

Rolcon:

Saliendo del tupper (y meando fuera del tarro)... Y no sé si es el nudo del tema para que tengan que bancarme tanta lata, así que no es relevante leerlo (pero, perdonen, desde un lugar de gran egoísmo, casi casi a lo alienado y solipsista de Sheldon Cooper, necesito enunciarlo y romperles las bolas)


Tomando la respuesta de MC eso de "ver con otras perspectivas", una de esas cosas que le dan sentido a esto de la cifi es esa posibilidad de presentaciones del mundo desde otras perspectivas, y utilizarlas para las acciones mínimas, cotidianas y poco significativas que uno realiza (y con la apuesta de que esas acciones infinitesimales personales, sumadas, "integradas" con otras acciones infinitesimales de otras personas, van modificando la dirección principal de esa cosa que parece un fenómeno natural  inhumano, como la erupción de un volcán o un terremoto, de "la historia"... el implícito de la "microeconomía" frente a la "macroeconomía", a pesar de la prédica de los poderosos de toda época, los no poderosos también hacemos la historia; a corto plazo no se ven esas acciones, a largo plazo modifican incluso a los nuevos poderosos)
Al fin y al cabo una de esas cositas que nos hace ser humano es el de intentar tomar decisiones de vida con el máximo de significado y consistencia, y no dejar que nos conviertan en numeritos en una ecuación desde la que otros deciden que será de nosotros, meras cositas manipulables, "mercancía menor", "insumo", "recurso humano"... esclavo elegantemente formulado. 
Ahora no encuentro las referencias a "lo tecnológico"que se fueron haciendo en el diálogo, y siempre desde este centro de la "visión cifi", que no es tan masivamente condicionado por la pretensión de predominio de lo físico-matemático penetrada por la noción de ganancia monetaria de la cultura dominante.

Uso una vez más casos particulares para, por inducción incompleta e imperfecta, aproximarme a una proposición general:
Cálculo computacional; más allá de todos los usos no calculares de las computadoras (este mail por ejemplo no es "cálculo"), la base o el uso principal "científico" sigue siendo eso del cálculo de diferentes ecuaciones que representan o modelan cierto fenómeno.
Vengo leyendo algunos papers que plantean que esta herramienta lleva al desarrollo de modelos, proposiciones, demostraciones a partir del uso de la fuerza bruta de cálculo por sobre la de análisis lógico (el caso de la búsqueda del algoritmo de generación de números primos es un relativamente buen ejemplo), y de alguna manera estamos convencidos que sin microcircuitos sería imposible realizarlo.
Pero... tomo tres relatos donde dan otra perspectiva. Uno que leí hace décadas, que ni me acuerdo quién escribió ni dónde lo leí, ni la trama, pero frente a un desperfecto se caga la compu de la nave y deben resolver la trayectoria sin recurso tecnológico (tradicional), y para resolver el problema mortal, estructuran con todos los pasajeros una "máquina de cálculo" humana usando ábacos, recuperan las estructuras del cálculo básico de trayectoria que realizaba la máquina y encadenan esa secuencia en pasos parciales en paralelo con los operadores humanos, que sólo cuentan con esos ábacos para resolver el problema. Por supuesto, llegan a destino vivitos y coleando, con el único inconveniente de que algunos tienen despellejadas las yemas de los dedos.
Esa misma idea la retoma, en otro contexto, Stephenson en el Criptonomicon, donde un equipo de prisioneros de los japoneses durante la segunda guerra resuelven problemas de criptografía y sabotaje económico usando esta tecnología de cálculo humano ("resuelven"... son utilizados para resolver, fíjense cómo la formulación discursiva, ¿semántica? cambia la comprensión, no es lo mismo "resuelven" que "son utilizados para resolver", interesante problema ideológico respecto de qué son los seres humanos y si son utilizables o no como "cosas"... también presente en "tiempos modernos" de Chaplin).
Los otros que vuelven a tomarla en un contexto más científico son el hijo de Herbert y Anderson en "la yihad butleriana", donde Holtzman para resolver las ecuaciones de los suspensores, los escudos personales y tanto más, utiliza esclavos para resolverlas en esta secuencia o cadena de ábacos y lápiz y papel, ya que no pueden utilizar "máquinas que simulen la mente humana".
'Ta bien, con esta herramienta no se podrían ver videos en you tube, pero sí se puede estructurar una secuencia de cálculo que valide ciertas conclusiones de modelos cosmológicos o cuánticos (o sociales, de paso, como hizo Varsasky a principio de los sesenta y que ahora usan las empresas de publicidad).
La proposición general sería "para un mismo problema es posible encontrar diferentes formas de resolverlo", y se puede agregar, estirando un poquito la tesis de "aparatos ideológicos de estado", condicionadas u orientadas por los implícitos no percibidos que constituyen la superestructura ideológica de una sociedad.
Y las limitaciones o restricciones materiales de esa sociedad, sea la restringida y acotada temporalmente de la nave arruinada del cuento inidentificado, o el rechazo a las "máquinas" de la yihad, o la falta de otros recursos del Necronomicon (de paso, en este, otra variación, construir una memoria RAM para una antecesora de ENIAC con un órgano de iglesia, tubos de aire y mercurio... aparte de lo original de la idea, la conclusión de la anécdota con un orgasmo infernal es para reírse horas, pero es otra historia), dan "otra" solución al tema de la dependencia de circuitos de silicio al tema del cálculo (y cómo olvidar a la regla de cálculo frente al actual predominio de la "calculadora" que de cierta forma nos coloca anteojos borrosos sobre la percepción de lo que sucede, la definición primera de "ideología"...)

Otra restricción, otro "anteojo borroso" que nos limita, ciertas formulaciones incompletas (retomo un comentario de creo que hizo Silvia, pero no estoy seguro) respecto de la escritura en las culturas americanas, estiro el sustrato de lo que enunciaba, y el condicionamiento que arrastramos en la comprensión de "esos otros, casi extraterrestres" con los que creemos que nos comunicamos...
A ver, creo que todos estamos bombardeados por una frase que por lo menos a mí me pega con extrañeza y admiración: "en América, antes de la llegada de los europeos, no había rueda, no se había inventado", palabra más palabra menos, lugar común bastante extendido... ¡mirá vos!, no sólo no sabían escribir, ni siquiera tenían la rueda y sin embargo, hicieron Cuzco, Tehotihuacán, las ciudades mayas... pero es limitada, sesgada e "ideológicamente" errada.
Que, bueno, creo que con los mayas (y las culturas sucesoras) eso de "escritura" al uso nostro, no es tan verdadero, en particular cuando los petroglifos mayas y posteriores han sido desculados al estilo de Champolion con los jeroglíficos egipcios, y para darle continuidad con los ejemplos computacionales, uno de los primeros usos, allá a fines de los 50, de la computadora, fue eso de romper el código de escritura maya... los tipos no tendrían libros (hasta ahí, el Popol Vuh es un buen contraejemplo olvidado), pero sí transmisión de sucesos históricos, con las mismas distorsiones de los documentos históricos que nos relatan acontecimientos de hace siglos... o sea, ¿vio? lo mismo pero en otra base.
Y vuelvo a la ausencia de rueda... esa ausencia de este ingenio o dispositivo era sólo, SÓLO y únicamente para el transporte; poleas, rodillos, husos para tejeduría y tantos otros usos de esa cosita redonda, incluso juguetes, sí estaba, pero nos queda la formulación "los pueblos precolombinos no conocían la rueda".
No puedo encontrar el libro en donde analizaba esta cuestión (supongo que era Marvin Harris, el de "vacas, cerdos, brujas..." pero no logro recuperar la referencia)
Pero había una base material, una condición de infraestructura tecnológica, que explica la falta de uso de este dispositivo para el transporte de personas y productos: no había animales en América que permitiera uncirlos con un yugo, como sí había en Eurasia... ni vacas ni caballos, o mejor dicho, animales con la estructura de cerviz que permitiera colocarle el yugo sin ahogar al animal para que tire de un carro. Los camellos, por ejemplo, no pueden arrastrar carros, por eso las caravanas de la ruta de la seda no tenían carros, todo a lomo. Y los camélidos americanos podían cargar pesos inferiores a los que un ser humano podía llevar, así que no eran herramienta útil...
Así, un recurso tecnológico inexistente llevó a que no se usara otro recurso tecnológico para resolver un problema, el del transporte de productos, por lo que se encontró otra solución tecnológica, que en la percepción limitada del extraño que los conquista (y para afirmar esa conquista "demostrando" la inferioridad del conquistado) se formula como "los pueblos precolombinos desconocían la rueda".
¿Hago evidente el condicionamiento ideológico, la limitación ideológica, en la ponderación de una cultura y de sus soluciones tecnológicas, y de cómo esa noción base de "tecnología" está sesgada y condicionada por "el paradigma dominante" (sí, estoy usando fuerte a Chalmers)?


Acá empiezo a hacer "ciencia ficción sociológica"...
Un debate que nos queda escondido por preponderancia política (detrás de todo tema aparentemente neutro de las ciencias duras se cuela, pero no se visibiliza, un debate ideológico, como sucede con el candente de "deterministas" y "probabilísticos", ¿Hawkins vs Prigoyine?), es el alcance de esa palabreja "tecnología", una posición, aparentemente dominante desde el discurso que nos llega, es básicamente anglosajona, es que sólo está referida a las aplicaciones productivas de las ciencias duras en la producción de artefactos y las tasas de ganancias (monetarias... eso de "las mercancías") que le da a las empresas (visión fuertemente "capitalista"... está de fondo otro debate, el de la propiedad de los medios de producción, y remito a la explicación de Guillermo a Adso de porqué discutían franciscanos y dominicos en "el nombre de la rosa"), frente a un uso más amplio del término, como organización de las fuerzas sociales para resolver los problemas de subsistencia y bienestar, en donde también existen "tecnologías sociales", caso, las formas de organizar a esa cosa multiforme que denominamos "estado", no sólo los gobiernos actuales, sino formas que desde nuestro condicionamiento básico no percibimos, por ejemplo las culturas de economía del regalo (¡¡increíble concepto que hoy toma como base la ecoeconomía!!) (Y otro camino bifurcado en este jardín: la pervivencia del antropologismo evolutivo, que nos sobrevuela en el modelo histórico que empapa la concepción de la fundación asimoviana... el Platón autoritario jerárquico de "la república" mechado con el mercantilismo capitalista que el buen doctor cree es "la democracia alla USA")
Tecnología social que, andá a saber por qué, no estamos educados para percibir, quizás porque hay consecuencias políticas concretas que nos afectan y que hacen a nuestro lugar en el juego de poder: sistema D'ont o de cociente y mayor resto para la distribución de los cargos electivos (la versión más evidente es esa cosa extraña, en realidad de fuerte raíz histórica, de los electores en el sistema estadounidense para la elección presidencial, creo que se modificó la base de cálculo, pero la cuota original era un hombre blanco un voto, un negro, sea esclavo o no, 5 octavos, una mujer blanca y un niño blanco 0,5, mujer negra o niño negro 3 octavos, que da esos coeficientes de pocos electores a ciertos estados aunque con mucha población y viceversa)... vuelvo, ¿uno u otro y por qué?
El D'ont favorece a las fuerzas mayoritarias, como consecuencia hace que se tienda a alta representación de las fuerzas mayoritarias, tiende y fortalece al bipartidismo y la concentración de las minorías en esos dos polos. Resulta "más eficiente" (y esta noción de "eficiencia" sesgada por la visión empresocéntrica, que no se corresponde con la eficiencia del estado), "mejora la gobernabilidad", en realidad, favorece (y beneficia) a aquellos que hoy ejercen mayor poder, cierta concentración en pocos que coinciden en los intereses en detrimento de muchos con multiplicidad de intereses (si se quiere, el modelo de clase media suburbana uniforme y sin minorías rompepelotas de las series de los sesenta, trasfondo tanto en "fundación" como en "tropas del espacio", y muchos de los clásicos, tal vez rompen con este modelo "fin de la infancia" y "mercaderes del espacio")
Cociente y mayor resto favorece la representación de las minorías, atomiza la representación, habiendo mayor cantidad de opiniones e interlocutores y por lo tanto la conformación de acuerdos, negociaciones y equilibrios inestables. Desde los prejuicios dominantes, es más "ineficiente", los tiempos para encontrar soluciones compartidas son mayores, pero diluye las hegemonías posibles (en otra clave, reduce las presiones hacia la uniformidad y hacia el corporativismo, mis fantasmas personales, si se quiere "mis enemigos sociales", referencia "the wall") y da espacio en la resolución de los conflictos a las voces de todas esas minorías (de género, de sexo, de clase, o toda otra identidad que identifica a distintos grupos, incluso ese otro tema que D'ont no considera de que un individuo en particular integra diversos grupos de inserción con intereses contrapuestos, y que modificará sus respaldos según los distintos temas).
Así, cuando ese debate arcano y misterioso en el Congreso de cómo se contabilizarán los votos está suponiendo dos modelos básicos de sociedad, por supuesto que los sectores minoritarios (sean protofascistas o anarquistas irredentos) tendrán una posición diferente a los mayoritarios (sean "conservadores" o "progresistas")
Hay una tecnología social que realiza un producto, el proceso que se aproxime a la sociedad deseada, que en forma grosera será autoritario-jerárquica uniformada y "homogénea", que tiende a un aristocraticismo concentrado, "eficiente" en términos de los intereses de los neoaristócratas, u horizontal y diversa (y despelotada, "ineficiente").
¿Cuál preferimos, por qué lo preferimos, qué consecuencias deseadas o no, tiene una u otra herramienta? y como escritores (ustedes, yo escribidor) de cifi, ¿sobre cuál construiríamos nuestra utopía o distopía referente?
Y en este, como en tantos temas de esa índole nos estamos jugando nosotros y qué queremos de nosotros, ¿un mundo feliz o Anarres?
O alguna variación entremedio de las dos.


Recomiendo fuertemente la trilogía de Marte de Robinson. Además de construir el relato desde las acciones y posiciones de diferentes personajes que interactúan (varias voces para un único relato), integra lo fuertemente político e ideológico en el proceso de terraformar Marte (y la Tierra) en un modelo social bastante similar al actual que deviene en otra sociedad, No plantea "la utopía", plantea (con cierta similitud muy difusa de cuál hubiera sido el proceso que constituyó a los fremen en Arrakis) sino la construcción de esa utopía que, cuando se realiza, es natural y evidente (y necesitada de ser perfeccionada) por los que nacieron en ella pero es inentendible para los que la realizaron...
Bueh, de nuevo perdón por tanta diarrea escrita.

MC:

¡Claro! ¿Y el Popol Vuh qué es?
Y pasá esa trilogía de Marte si la tenés. ¡Un abrazo!

Rolcon:

El popol vuh es un conjunto de códices, casi un libro precolombino, de los mayas de Guatemala donde tenían registradas su cosmovisión. En algún momento se lo comparó o identifico como una suerte de Biblia, por esa suerte de reducción peyorativa de todo lo que no se entiende de otra cultura como "religión"; hay una traducción de Miguel Ángel Asturias (es la que leí), pero hará unos cinco o seis años sacaron otra (no la encontré, tampoco me esforcé demasiado, a decir verdad) que dicen que difiere de la de Asturias a partir de todo el trabajo de ¿inmersión? antropológica en los casi setenta años que hay entre una y otra, además de ese otro trabajo de descule de los petroglifos mayas... 
Tendría que buscar bien, seguro que hay millones de cosas que se me escapan respecto del Popol, pero sí que es un registro librezco americano.
Y acá adjunto los tres de Marte Robinson

MC:

Sí, yo también lo tengo al libro, pero preguntaba porque Fátima había dicho que no había escritos precolombinos.


¿Tenés el Popol Vuh, Rol? 
Justo estoy compilando sobre los Mayas, loa Aztecas y los Incas. Quiero armar una guerra entre los dragones chinos y los hijos de las águilas y la serpiente emplumada. Hay muy poco en la web. Si querés mitología griega, celta o cualquier otra verdura de por allá, encontrás pilas de cosas. En fin...

Si alguno tiene algo, por favor envíemelo a mi privado. Será muy apreciado.

MC - Epilogo:

Cuando se me ocurrió comenzar con estas sesiones de CF para el blog Diálogoscf, mi intención era recrear las apasionantes conversaciones que se manifestaban en una tertulia. Mucho me había inspirado asistir al Curso de filosofía y Cf que dictaba Teresa Mira de Echeverría. En mi necesidad de difundir las actividades de los consumidores de CF quería emular esa práctica en un medio de internet. Por fortuna, muchos amigos respondieron a la convocatoria.
Desde un primer momento, me imaginé que tan osada tarea tendría un tiempo de caducidad. No por agorero, sino porque mantener la llama encendida en esto no es tan fácil, requiere presencia, perseverancia e insistencia. ¡Ah! y sin querer ser altanero, inteligencia.
Pienso que no estaría mal dar por concluida esta aventura. No por breve será menos significativa. Estaría bueno que otro tomará la antorcha, a mi me falta tiempo y estoy muy conforme con el resultado.
Voy a contarles algunas cositas que me pasaron mientras me ocupaba del blog.
Hubo muchos convocados que no respondieron. A varios les insistí repetidas veces. Algunos explicaron que estaban escasos de tiempo. Esto lo comprendo muy bien. No existe la profesión de editor de CF o escritor de Cf. Así como no hay sindicatos de dibujantes.
Esta actividad en la que todos intervenimos en menor o mayor escala tiene motivos aún por esclarecer.
Después de un año de hacer entrevistas he notado que la gente de la CF no es mucha. Tiene un límite marcado. Ya sé, van a pensar que falta mucha gente para participar en los Diálogos, pero como dije antes hay una gran cantidad que no ha respondido por motivos más que entendibles. En contraste, la lista de gente relacionada con las historietas es todavía muy extensa. ¿Por qué será? Hace poco asistí a la Primera Reunión del grupo Woodiana. Estaban presentes muchos dibujantes y guionistas de historieta que fueron, y son, parte de la época dorada. Fue emocionante conversar con Alcatena, Morahin, Ray Collins, De María, Ibáñez, bueno un montonazo más. Encontré a varios conocidos de la CF como Edu Carletti, Martín Panizza y Pablo Gramajo. Allí estaba uno de los guionistas más prolíficos de la editorial Columba, Robin Wood, firmando libros, haciendo anuncios de próximos proyectos y hasta dando la noticia sorpresa de la preproducción de la película "Nippur de Lagash" Me ha costado mucho trabajo llegar a publicar historietas, tiempo y dedicación y aún no siento ni por lejos el nivel al que aspiro. Hoy, muchos de estos artistas
me llaman colega, es muy emocionante. Podría continuar describiendo la reunión, pero eso no es lo que quiero trata acá. Sino un hecho significativo. Haciendo la comparación con la movida de Cf en habla hispana. ¿Quién en el medio de la CF podría convocar a seguidores tan
devotos? Supongo que en España puede darse… Pero… ¿En Argentina? ¿O en México? ¿O en Venezuela o Chile?
Robin Wood no salía de su asombro en la fiesta organizada por los muchachos de woodiana. Esos chicos buscan constantemente números perdidos de las historias, las escanean y limpian para publicarlas en orden cronológico.
¿Necesita la Cf en idioma español un héroe?
Anticipo que soy detractor del fervor mesiánico, de los personajes que pretenden armarse una mitología o de la devoción sacerdotal que tienen ciertos grupos por deportistas, políticos o artistas. Pero, más allá de lo que yo opine, esa reunión me demostró que un nombre, un autor que ha entretenido a personas durante tanto tiempo es una razón, una excusa, perfecta para reunirse.
Otra cosa notable fue ir de mesa en mesa (cosa que hice) para conversar con dibujantes a los que considero mis motivadores a entrar en ese mundillo. La relación fue de igual a igual. No había divas ni inaccesibles. Tampoco miradas cómplices de menosprecio, no. Sobraban abrazos e invitaciones a unirse en la conversación. Es más, un guionista super conocido me presentaba diciendo: ¿Sabés quien es este?
No es sólo por mí. Ahí estaba Pablo Gramajo, un chico super predispuesto y siempre amble a más no poder.
No quiero alejarme del punto en cuestión. ¿Hubo o hay un escritor hispano de Cf al que hayamos leído todos? ¿La Cf hispana está en aún etapa larval?
Sé que me van a tirar nombres como Gorodischer, Gaut vel Hartman o Gardini. Es cierto, pero no me refiero a gente publicada, pues es muy diferente tener un libro en un escaparate a ser alguien con lectores hambrientos de tu obra. Entiendo que esto es un tema tan personal como los gustos. Y el gusto no siempre está ligado con la calidad o el profesionalismo. Beavis and Butthead fue muy popular en su momento, pero gráficamente era deplorable. Hay muchos posteos que comentan lo negativo de la proliferación de blogs y sitios web donde una persona se autodenomina "escritor", artista, y hasta el mejor en su rubro. Eso es libertad. Sin embargo no es algo nuevo. Siempre existió, sólo que antes estaba más monopolizado. Recuerdo una publicidad radial de un álbum de Phil Collins (No se necesita llevar saco). Lalo Mir gritaba que no había que perderse el disco del "mejor solista". Yo no lo había escuchado antes, pero si lo decían en la radio tendrían razón.
En una época decían que Julia Roberts era la mejor actriz, de hecho tiene un Oscar por eso. Para mi es pésima. Sí, es muy linda, pero me parece muy mala en sus interpretaciones. Como estos, hay cientos de ejemplos. No es necesario coincidir conmigo. Si hay algo positivo es el disenso. Pero la idea es que te pueden decir que es bueno o que es malo, pero al final prevalece lo de calidad.
Perdura en el tiempo. Más allá de las intenciones de trascendencia. No me refiero a "fama". Ese término para mi es virtual y totalmente desubicado. Los famosos en su concepto son un desprecio social a la humanidad. Muchas de las personas calificadas de esa manera son fruto de la propaganda o la moda (otro termino virtual).
Las cuestiones, para dar cierre a estas sesiones son varias.
¿Hay alguien en el medio que convoque a seguidores? ¿La Cf hispana necesita de un héroe, una persona que la represente por su calidad creativa? ¿Seguimos la obra, los cuentos de un escritor en particular?
En definitiva ¿Por qué estamos en esto? ¿Vale la pena el esfuerzo y el tiempo? ¿Aparecen nuevas estrellas en el firmamento de autores o todos pertenecen a una generación de mayores de treinta?
Son muchas preguntas, pero relacionadas. Me gustaría que cada uno aquí presente exponga su opinión y así cerrar con un broche de oro esta gran ciber tertulia internacional.

Juan Manuel Valitutti:

¿Un héroe? ¿Y qué tal si hablamos mejor del concepto de "héroe colectivo" que manejaba el amigo Oesterheld? La cf en español, ¡somos nosotros!

MC:

Es bueno Juan. Y gracias por contestar, en un momento pensé que estaba solo, je, je. En cierta forma es eso lo que ocurre, pero me parece muy endeble todavía. Tal vez en unos años. ¿Y que pensás de las otras preguntas?
¿Hay alguien en el medio que convoque a seguidores? ¿La Cf hispana necesita de un héroe, una persona que la represente por su calidad creativa? ¿Seguimos la obra, los cuentos de un escritor en particular? ¿Por qué estamos en esto? ¿Vale la pena el esfuerzo y el tiempo? ¿Aparecen nuevas estrellas en el firmamento de autores o todos pertenecen a una generación de mayores de treinta?


Como héroe colectivo podríamos mencionar a cosas como las revistas online como Axxon, Revista NM, miNatura, y montones y montones más que esperamos cada entrega con ansia. Además existen cosas tangibles como las revistas Próxima o Pistas del espacio, que siempre espero que aparezca el próximo número. 

Entonces no es que tengamos un héroe, sino un conjunto variable de héroes que se aglutinan en diversos espacios, espacios que apreciamos a veces incluso más allá de la razón. 

Rolcon:

Por un lado, como con tantos otros post, este me lo perdí... en este caso (más allá que de alguna forma valore el silencio como respuesta, pero no es este el caso) pues que se me pasó, no lo vi...
En cuanto a las preguntas
¿Necesitamos "héroes" (y me resuena la canción de Mad Max III)? No sé... la verdad que no sé...
¿Alguien que convoque seguidores? idem
En realidad, y a modo de pregunta o cuestionamiento o reflexión (pifiada): más allá de los años, décadas más bien, de "locos de cifi" en estas lejanas tierras, no sé si no estamos en una situación similar a la de los pibes (aunque no lo seamos) de la movida del rock nacional a fines de los sesenta, ¿cuántos eran? ¿Quién los conocía? ¿Cuántos le daban bola? ¿de esa pequeña tribu de no más de cuarenta, cincuenta tipos quién entre ellos era fan de otro? y de alguna forma, con sabor local, tenían un ojo y una oreja (o diez y diez) en lo que pasaba "allá", sea ¿Woodstock o Wight?... y sí, después, mucho después, decimos "la movida de La Perla y La Cueva", y "Ahhh, Almendra, Los Gatos, Manal" como alucino se dirá "Iberia" y el bar franquista en diagonal y Carper, Giorno, Carletti, Gardini, Mira, Ponce, Axonita... y poné el nombre que quieras.
Salvo con ¿porqué estamos en esto? y la respuesta será diferente para cada uno, eso de la "motivación" y el gusto personal (hoy no me enrosco en una suerte de verborrágica diarrea incontinente, ¡menos mal!, hoy zafan)
Pero ¿vale la pena y el esfuerzo?
Sí vale la pena y el esfuerzo, porque me parece que vamos dando forma a un movimiento que en su origen era tan berreta que era "pulp", tan marginal como el jazz y el tango prostibularios, o cumbianchero guachiturro despreciado hoy (como el rap, el rock o el cancán ya que estamos) y terminó "allá" con.... ¿Dick, Heinlein, Robinson, Herbert, Aldiss, Card, Bujold y tantos más?
Todavía están armando qué es y qué será la cifi "argenta" y por lo tanto "sudaca", en donde el positivismo de "allá" de los cuarenta y cincuenta ni siquiera en los cuarenta y cincuenta significaba más libertad para nosotros, siempre estuvo en crisis... "allá" con su horizonte de homogeneidad social y cultural que estalla en los sesenta con las minorías "acá" fue y sigue siendo esa cosa de "liberación o dependencia", todavía no encontramos una identidad como sí la adquirió esa movida de los sesenta, y que persiste adaptando, adoptando y siendo adaptada y adoptada de "acá" para "allá" y viceversa.
Creo que hay una voz, todavía susurrada que hace identificable a los "argentos sudaca" (que no identifico en otras "sudacadas", sólo identifico personas pero no inmersas en un colectivo, como se utiliza actualmente, simplemente por distancia y sordera), que está en construcción, y no sé si debe ser "famosa" y "reconocida", pero que como un ruidito se va metiendo sutilmente en esos espacios famosos y reconocidos.
Nada, "persiste en tus errores y encontrarás tu estilo" dice un tipo por ahí y tiene razón.
Sigamos tozudamente en nuestros (sus, seamos honestos, sus) errores.

MC:

Muy cierto también, Gustavo. Quizá aquello que leemos no es a un autor sino a un grupo de autores. También esto demuestra cierta precariedad. Hay muchos escritores que conocí en estos años que parece, se han bajado del fervor creativo. Hay varios nombres que ya no aparecen o aparecen muy poco. Algunos escribieron tres o cuatro cuentos y jamás se supo nada. Siguiendo esta línea de conceptos, los autores necesitan de sus colegas para permanecer. ¿Solos se desvanecerían? Puede ser. Sobre todo esto no estoy seguro de nada. ¿Y sabés que es lo más significativo? En lo personal, me gustan muy pocos autores y de los que me gustan no todos los cuentos son de mi agrado. En la reunión de Woodiana estuve charlando con una persona que dudo alguien de este grupo conozca. Siempre tuve un buen diálogo con él, pero es un especialista en desvalorizar mucho de lo que se hace. Hablamos de la falta de autocritica y de que el techo de mucha gente, en este caso los dibujantes, está muy por debajo del piso de
historietistas de trabajo. Me explico, en el mundo de la historieta hay gente que trabaja mucho y no es recordado en ninguna conversación. Han convertido el dibujar en una rutina con formula y método. Es como si no tuviera espirité. Es obvio que estoy hablando desde lo sensible. Como todos acá, hemos tenido conversaciones sobre los sueños, aspiraciones y criterios entre nosotros. No hace falta mencionar a nadie, "Los iguales se atraen y se reconocen".
La otra vez hablábamos de los talleres, en ese momento no lo noté, pero creo que hay algo muy perjudicial en todos los talleres de Ciencia ficción. Aclaro Cf, porque eso de la fantasía, el realismo fantástico tiene otros "objetivos" podría decirse. Me refiero a cierto "monopolio" de cómo debe ser un cuento de CF. A esto escapan claramente Rolcon y Teresa. Y para de contar, los otros somos la sombra de la sombra de otros escritores. Siempre hablando de mi, al único tipo que le doy bola cuando me dijo algo de un cuento fue a Ric Giorno, porque siento que entiende lo que quiero decir, lo comparta él o no. Otros escritores lo único que hacen es aplicar esta u otra regla en un cuento. Es bueno tener al profesor en un taller, pero en Cf se necesita más que manejar palabras como escuché decir una vez a León Arsenal,
Somos un héroe colectivo, lo pienso más y más me convenzo. Y el ejemplo es esta lista, Este grupo no existe sin sus opiniones. Yo solo acá haciendo preguntas no soy nada. Y cuando más honesto se es, más pedregoso es el camino. Imaginen a Eduardo Carletti con Axxón o a Laura con Próxima. Y sigo con Santiago, Javier, José Joaquín y Ricardo. Si dejo de postear en Universo EdlD, el grupo se cae. Quizá la Cf hispana siga la regla de muchas cosas que se valoran cuando ya no están. A mí me pasó con la Nueva Dimensión y la revista Skorpio. Lo hablábamos en la reunión Woodiana
¿Cuantas revistas del Dargtagñan tiramos pensando que estarían por siempre? Y eso que las tiradas eran cien veces más que las revistas que se publican hoy de Cf.

Fátima:

Estimado M. C.


La experiencia de participar en los Diálogos C F, fue para mí única, el enfoque de la entrevista contempla tantos ángulos, y está muy bien diseñada, realiza un análisis integral del entrevistado.


Y es verdad, todo tiene un principio y un final, no estarán todos, quizá tampoco los más fotografiados por la prensa, pero los que participamos estamos muy contentos de haber trascendido a través de ese espacio.


En mi experiencia con la ciencia ficción, este año el club de fans Star Trek Asociación Cultural cumple 20 años (sin embargo estoy involucrada con el género prácticamente desde que nací), descubrí que son muchas las personas apasionadas por el tema, escribiendo historias y relatándolas a sus más cercanos amigos, pero el tema crea duda e incertidumbre, porque se está adivinando el futuro, con hecho imposibles hoy pero improbables nunca,  frase que siempre acuño, porque la imaginación es infinita.


En cuanto a la masiva presencia de admiradores hacia otros tópicos, es comprensible, la mayoría son seres no pensantes, no le resto el valor a dichos ídolos, pero para admirar a la ciencia ficción se requiere pensar y especular ante teorías inciertas.


Para escribir ciencia ficción se necesita inventar algo que no existe, que quizá nunca sea realidad, útil para nuestra vida diaria, por ello lanzamos la idea al espacio con el deseo que un especialista en el tema la desarrolle.


Y si mi estimado M. C., vale cada segundo de nuestra vida en realizar lo que nos agrada, así lo leamos solo nosotros, como sub titula una de tus preguntas, el simple hecho de decir: lo hice,  para mí tiene un valor infinito, desarrollé algo distinto, único, diferente.


Me agrada tanto lo que te estoy escribiendo que lo colgaré en mi blog.


Un fuerte abrazo virtual M. C., yo continúo con mi deseo de fomentar la ciencia ficción, a mi estilo, desde el punto de vista de una Economista, con el deseo de progresar.


ola Carper, mira yo muchas veces también pensé si el esfuerzo de Tere con los cursos, si el esfuerzo de Tere y Laura con las actividades que organizaban en la fundación - donde trabaja Tere - y en otros lugares como Mercedes, como el sindicato A.T.I.L.R.A., etc., valía la pena, porque siempre vimos que venía muy poca gente tanto de las listas como de fuera de las listas, obviamente nos llamó más la atención la falta de participación de la gente de la CF sobre todo porque siempre vimos que la queja era que no había espacios para que la gente de la CF hiciera cosas; y eso que hicimos actividades los días de semana, los sábados, pagas, gratuitas, incluso pensamos que más gente de la CF iba a participar del concurso de cuentos, pero no. Donde tuvimos mejor repercusión fue en Mercedes y en A.T.I.L.R.A., o sea con gente que no era del ámbito de la CF. Queríamos darle un enfoque distinto a la cosa, desde el lado filosófico y simbólico que nos pareció que para la gente de la CF iba a ser interesante y para los que no eran de la CF tratar de mostrarles que la CF no es solamente una película con armas de rayos y naves espaciales; en este último caso en la fundación hay un grupo de unos 7 u 8 personas que se anotan en todos los cursos de Tere y compran los libros que ella menciona y después le dicen que les pareció y están entusiasmados. Pero la cantidad de gente siempre fue poca.
Es poca la cantidad de gente que va a las reuniones de Axxon, poca la escribe en las listas.
Pero al final me di cuenta que si vale la pena, sobre todo con el taller que tienen Tere y Lau donde ya armamos un grupo de amigos no solo para escribir CF sino para charlar sobre CF, donde hay gente de la CF y gente que le gustaba pero que nunca había participado en ninguna actividad y mucho menos escrito algo de CF y que lo siente como espacio propio.
También son importantes los 7 u 8 que siguen los cursos de Tere que tenían esa idea de las pistolas de rayos.
No sé si necesitamos una figura que convoque, no creo que sirva de mucho, la CF en la argentina siempre fue marginal, con luchas internas, con nula difusión, fíjate que a HGO se lo reconoce como historietista y desde el lado político y no como uno de los grandes escritores de CF de la argentina, Cardini no creo que tenga el reconocimiento que debería.
No creo que podamos cambiar las cosas, creo que tenemos que hacer lo que nos gusta, llegar a la gente que podamos y listo y tratar de sumar de a poco.

Un abrazo

Teresa Mira:

 Hola Carper y hola a todos:

                                          A ver, como siempre me pasa, veo el libro en el escaparate, digo "¡qué bueno!" y cuando vuelvo a comprarlo ya no está... "Que ya habrá tiempo..." mentira, ¿no?

 Y de golpe veo este mensaje y pienso: NOOOO, ¿cómo que se cierra?, ¿otra vez tarde yo, como siempre?

 Bueno, esta vez intentaré correr el tren y subirme aunque sea al último vagón.

 Obviamente no te voy a decir que no cierres los diálogos porque es tu decisión, pero si fuese por mí, te pediría que siguieras. En nuestro caso, hemos tenido clases con dos asistentes y clases con más de veinte, la cuestión es la persistencia y ahí entroncamos con el tema que planteás.

 Antonio Machado decía "necio el que confunde valor y precio"; y si es por eso, nuestra sociedad es necia con mayúsculas en muchas de sus opciones (tal vez siempre lo fue, no sé). Y las editoriales (¿o es LA editorial, ahora que se andan fagocitando entre sí?) suelen tener ese sello grabado en la frente.

 ¿Se necesitan héroes? Sí, siempre. El asunto es que el héroe que se necesita no viene de afuera es uno mismo. A ver, lo pongo de este modo: cuando yo vivía en Pilar (por entonces, zona avícola, no countrística) creía que estaba en la finis terrae por no decir el cutis mundis. Era medio ermitaña y encima estaba "lejos". Crecí con esa sensación toda mi vida, la de estar siempre "lejos". Lejos de mi verdadero lugar, de los que admiraba, de todo lo que uno idealiza y fantasea. Lejos, siempre lejos. Y esa lejanía siguió prendida a mí como un temple de ánimo: la verdadera CF estaba allá, en el Norte, lejos; o la posibilidad de publicar es siempre algo remoto, lejano...

 Un día mandé un cuento a un concurso de Axxón y perdí mal, no salí ni entre los 20; frustrada y herida, entré en la lista y San Herbert o San Dick (2 de mis héroes) deben haber tenido compasión de mí porque las cosas comenzaron a "acercarse"; ¿o será que yo empecé a acercarme? Pasó el tiempo, me casé con alguien de CF, mis mejores amigos pertenecen a esta misma maravillosa "calaña" (je, je, je) y un día hicimos una cosa extraña a la que llamamos "taller" (tranquilo, ya llego al punto, sabés que soy vueltera). Y "ví la luz", jejejejejeje.

 No, de veras, entendí algo que había leído hace muuucho tiempo, con admiración, con muchos suspiros, con el "quien pudiera" en la boca y con aquel sentimiento de lejanía envolviéndome. El buen doctor Asimov (algo de él me gusta mucho, algo nada, pero el tipo era CF de pura cepa) decía que la CF era endogámica: nosotros la leemos, nosotros la escribimos, nosotros la criticamos y nosotros nos premiamos. Claro que su "nosotros" contaba con unos cuantos miles de seres más que el que nuestro... Pero no el núcleo de escritores. Uno lee las anécdotas de Paul Anderson y Gordon Dickson, o de Sturgeon y Farmer, o mejor de Ellison y la genial Octavia Butler (quedándose a escribir a la madrugada para poder entrar a laburar a la fábrica a las seis de la mañana) y dice, como despertándose de un sueño: "¡pará!, yo esto ya lo ví", lo conozco, lo experimento... salvando las ciclópeas distancias: no están tan "lejos".

 El otro día estaba en el taller (que no es un taller, porque no hay maestros ni clases, sólo es entre pares, bien horizontal; es más bien un espacio de encuentro, nuestro lugar, nuestro hogar, como lo definió una integrante; el sitio al que por ahí estamos toda la semana ansiosos de volver, hasta que llega el día señalado, porque la CF no es con lo que nos ganamos el morfi, sino que es nuestra vocación, nuestro llamado); digo, el otro día estaba en el taller y miré a mis compañeros: Max, Rolcon, Verónica, Lex, mi Guille, Roxana, Laura, Adry, Federico, Omar y Axxonita... y pensé: "así se debían sentir aquellos cuando se juntaban a matar el hambre de ciencia ficción todos juntos" y por "aquellos" entiendo "AQUELLOS", esos a los que admiramos: Zelazny, Heinlein, Pohl, Lafferty, Leiber, Silverberg, Mieville... Sí Rol, tenés razón, los locos del Iberia, con los mozos que ya nos conocen y nos cuentan anécdotas para nuestros cuentos, con un tótem hecho de peluche, con más charla que escritura...

 Y con eso me refiero a nuestro propios héroes. Ni en el arte, ni el pensamiento, ni ahora en la ciencia, suelen surgir genios solitarios (a veces sí, y eso es admirabilísimo), si te fijás en cada época, surgen en grupo: los impresionistas, los románticos, no eran movimientos abstractos, eran una banda concreta de locos en un bar. Yo no digo que vamos a ser "famosos" (cuestión de "precio", hoy en día) ni creo que le interese a nadie, pero sí que hay "valor"; lo sé, lo veo. ¿Alguien puede leer "Las cloacas del Paraíso" de Rodrigo Juri, "La tormenta" de Laura Ponce o "En el museo de los sueños verdaderos" de Néstor Figueiras y dudar de la calidad altísima de lo que se hace por acá? Y estos son los que primero me vienen en mente, hay muchísimos más, entre ellos Juanma.

 Cuando se leen ciertos trabajos en Axxón, Próxima, NM y tantas otras, te das cuenta objetivamente que no hay nada que envidiarle a los clásicos y sí mucho que agradecerles. Creo que se está formando una identidad propia, como dice Rol, algo que ya puede perfilarse como nuevo. Los autores sudamericanos que nombraste, Carper, fueron y son punta de lanza (¡Gardini, Tarik Carson!), pero el grupo está creciendo, la masa está fermentando. La cuestión crucial a mi entender es: sostener el esfuerzo, como algo lúdico, divertido, pero también comprometido con nosotros mismos, con nuestra hambre de ser. Alguien dijo que la CF no era un género sino una forma de ver el mundo, bien, ésta es nuestra forma; y cuando la gente que no está acostumbrada empieza a fijarse, te aseguro que cambia el brillo en sus ojos. Lo he visto: he contemplado personas que creían que la CF eran pistolas de rayos y efectos especiales, volverse fanáticos de la Le Guin, o buscar libros de Sturgeon hasta bajo las piedras...

Y por eso insisto: lo importante es continuar... digo, bah. De todos modos para muchos de nosotros ni siquiera es una opción el renunciar, porque la CF es una necesidad vital (y sé que sueno más rara y más fanática de lo usual, pero bueno, los que ya me conocen no se asustan).

 Como siempre hablé un montón y dije poco, mea culpa: soy barroca, je.

 Perdón Carper por dar por sentado que lo bueno dura siempre y empezar tan tarde, te admiro mucho y sos una persona increíble que me ha honrado muchas veces con su ayuda y su amistad. ¿Viste?, llegué como siempre, con la lengua afuera pero me subí al último vagón... ¡Oiga don maquinista! ¡Usted!, el que tiene tanto talento para llevar esta lista adelante y difundir como nadie lo nuestro, ¿de veras no quiere hacernos disfrutar de unos cuantos viajes más?, ¿he?



Txerra:

Mario, mea culpa en lo que respecta a participar. Tienes razón: la triste realidad es falta de tiempo para hacer tantas y tantas cosas.
En cuanto a buscar un héroe, no veo la necesidad. Ya dije en una ocasión anterior que para mí esto es un hobby que ocupa parte de mi tiempo y no tengo otras aspiraciones. Pero si me presionas, yo diría que no existe tal héroe "físico"; si acaso es una heroína: la Ciencia-Ficción. Ella es la que nos mueve a leer, a escribir, dibujar, acudir al cine, hacer tertulias, organizar eventos como el Especial de las próximas Jornadas TerBi del 27-28 de Abril (aquí meto la cuña jeje)... Nosotros tenemos un gran poder, pues somos los que mantenemos viva la CF.
Un fuerte abrazo amigo, y ya sabes que cuentas conmigo.

Rolcon:

Uf!! ¡Tanto para agregar!! Pero chicana: ¿27 de abril? NOOOO, voy a escuchar a Bob Dylan, y a cagar la cifi...

MC a Fátima:

Es cierto todo lo que dices y sí, yo también continuaré en esto. Tengo unos veinte proyectos para madurar y unos tres o cuatro en gestión. Así que hay para ocuparse- Sin embargo es como una isla solitaria. El Cf no es un continente, es un archipiélago.

MC a Guillermo:

Es así. Y es notable que los grupos más "fervorosos" o mejor " Muy cierto lo que decís y sobre los grupos, creo que los más predispuestos a la continuidad son de entre siete y ocho personas. Creo que sobreviven más todavía cuando no hay un líder. Aunque de esto último no estoy muy seguro. Yo estuve en la etapa final de taller siete. Allí aprendí cosas, pero también hay gente, y esto es totalmente personal, que no consigo respetar, en lo que a literatura respecta, por más esfuerzo que haga. Aunque amigos que si respeto me hablen maravillas de ellos. Tampoco es algo tan tremendo, yo considero que todas las personas tienen derecho a ser como quieran y a decir lo que quieran. Quizá este grupo que mencionás sea la semilla o lo auténtico. Conocí grupos que solo querían emular al mentor elegido. Está bien, es una decisión. Pero a mí no me gustan los escritores que se parecen mucho. Ni los que se repiten. A veces esto es sin quererlo. También está bien. Es a mí al que no le gusta. Vuelvo a la cuestión de los gustos. Coincido también en que somos menos de los que estamos. Fíjate este ejemplo, el asunto dice "A todos los amigos de la lista" ¿Cuantos respondieron?
Je, je. Lo más rescatable y significativo de esto es que nos hemos conocido y contactado. Eso ya es inquebrantable, sin importar distancias o tiempos. Basta volvernos a leer para experimentar la presencia del otro.

MC a Teresa:

¡Já! Já! ¡Qué labia! ¡Arranca una sonrisa para risa!
Eso que vos dijiste sobre que somos aludiendo a otros grupos de otras épocas yo lo he dicho montones de veces. Acá me encanta coincidir con vos. Yo lo veo tal cual. En las tertulias más de uno me miró como diciendo ¡Que dice! ¡Cómo puede creerse eso!
Voy a contar unas cositas que me pasaron y son comunes a varios amigos que conozco. Cuando empecé a mostrar mis dibujos en el entorno más cercano de familiares y amigos me tiraron abajo comparándome con tipos como Boris Vallejo o Frazetta. Después mostré mis primeros cuentos y lo mismo ¡Si te dijera las cosas
que tuve que oír! Muy feas. En las tertulias, el noventa por ciento de la gente me recibió super bien. Otros no tanto. Bah ¡Que no tanto! ¡Mal! Me miraron con sorna cuando mencioné que escribía algunas cosas y que dibujaba. Ya todos conocen a la gente que me cae bien porque no dejo de mencionarlos cada vez que puedo o de hacer comentarios personales cuando publican algo. Yo creo que ese grupo va a dejar su huella. No es un grupo localizado en un sitio, tampoco tiene una bandera. Por ejemplo, para mencionar a uno, con Txerra siempre tuve un diálogo perfecto y pienso seguir teniéndolo. Recuerdo conversaciones con Jimmy Jazz, un hombre increíble. O con Claudio Landete Anaya al que admiro muchísimo.
Hay un montón como Santiago, Javier, Magnus, José Joaquín, Guille, Rol bue un montón que ni hace falta.
Voy a que después de mi esposa que siempre me alentó considero a este grupo gente a la que le agrado "de verdad" lo que hago.
Y no menciono a los maestros de Historieta, porque ahí si me tiembla la pera. Para mí fue romper la barrera del sonido hacer unas novelas gráficas para España. Eso me abrió las puertas a editores de afuera y de acá. El héroe interior es muy real y aunque al principio no entendí a que te referías, ahora lo siento.
¿Sabés qué es lo que nos falta? ¿Recordás aquella colección de Hispamerica, la de tapas azules con bordes plateados? Pues eso, libros de un sólo autor, pero dentro de una colección. Y tenemos que estar todos. Quiero decir todos, al menos con uno o dos volúmenes por autor. Lo menos prolíficos aparecerán en alguna compilación.
Pienso que eso es lo que ocurrió con Woodiana. No fueron Robin Wood o Lucho Olivera, fue Nippur de Lagash quien llevo a esos chicos a reunirse.
No es Frank Herbert, es Dune. Nosotros somos cultores. Como yo soy fanático de Black Sabbath. Tarareame una canción de toda la discografía y te la saco. Juan Manuel habló de publicar un librito y me dejó pensando mucho en eso. Ahora leyéndote me doy cuenta que además del héroe es bueno ese "altar" al que volvemos cada tanto: la historia, sea En el Museo de los Sueños Verdaderos,
Dextrógiro, La ciudad del Domo, La Mano Izquierda en la Oscuridad o El Efecto Tortuga. Ojalá llegue a verlo. Algunos ya lo han conseguido y por fortuna he podido leerlos. Todos acá deberían tener un libro en una colección común.

MC a Txerra:

¡Ah! Estaba ahí todo el tiempo, Sí, es la ciencia Ficción quien nos ha unido y amigado. ¡Brindo, por ello, amigo!!!!


¡Mario querido! Yo los leo...aunque no les escribo. Y leo para aprender.
Muy buenos comentarios, no cierres la lista, che.
Ah, y gracias por comentar varias veces sobre la reunión de Woodiana, escribinos también allí, dale.
Un abrazo a toda la CF de Universo...


MC a Felipe:

¡Que grande, Felipe!!! Sí, más vale que voy a comentar allá. Encima tengo un par de anécdotas copadas. ¡¡¡¡¡¡Fue genial la reunión!!!!!!!

MC (despedida):
Muchas gracias a todos los que se unieron al grupo.
Aclaro que no voy a bajar la persiana del blog Diálogos siempre hay alguien interesante que puede pasar a dialogar, incluso algunos amigos pueden volver a tomarse un café por allí. También hay muchas personas que ya dialogaron y esperan su momento para ser publicados. Hoy mismo pienso subir un diálogo con Mariano Antonelli, un dibujante argentino que me asombro por sus ideas y talento. Hay muchos artistas más y también una escritora cubana bastante conocida. Pero si voy a terminar aquí estas sesiones grupales. Me gustaría seguir pero ya no encuentro un minuto en mis horas para poder dedicarme como merece, sin repetirme y poniendo toda la energía. Algo parecido a esto me sucedió cuando hacia los Shocks en Axxón y de pronto se me presentaron otros trabajos que me exigían toda la atención. De pronto sentí que mi parte con los Shocks estaba
cumplida con todo mi cariño y vigor. Esteban Decker continuó la serie un tiempo largo, lástima que ya no se haga, el ingenio de Pedro es muy personal y original.
Respecto a los Diálogos, esto como más de uno mencionó cuando hablaba con amigos en una tertulia de encontrar la manera de promocionar a los desconocidos de siempre. Fue forjadores quién me dio lugar para dar vida a la idea. Y pasaron muchos amigos por ahí. Después, pasado un largo tiempo quise probar desde un blog. Soy de tenerle cierta idea a los blogs, Ya saben lo que se dice. Desde que
existen todos son escritores, todos son músicos y todos son artistas. Tenía que dar un toque de honestidad y se me ocurrió lo del cuestionario. En principio fueron ochenta preguntas ¡Ochenta! ¿Se imaginan? Se me ocurrió que esta vez no sería condescendiente con mi interlocutor, en forjadores yo fui muy baboso con cada entrevistado. Además quería estar en el mismo nivel no sólo como preguntador impune. De ahí que lo llamé diálogos. El tono era importante
también, Nada de tratos distantes, iba a tutearlos a todos, a menos que la persona no se sintiera cómoda.
Como sabrán algunos, no veo mucha tele, pero escucho radio todo el día, tanto AM como Fm y muchas radios de internet. Escucho a todos los que puedan imaginar. Díganme un conductor de alguna radio y les digo el nombre del programa. Hago mucho zapping. Hay quienes pueden pensar como hago para escuchar, digamos a Victor Hugo y a Grondona que tiene ideologías diferentes, O a Nelson castro y a
Felipe Piña, O Dolina y a Etchecopar, Pues me gusta oír todo. Opino que para entender algo hay que verlo desde más arriba, ¿Vieron cuando dos amigos están jugando a las damas? Uno ve claro la movida que tiene que hacer, pero los que juegan, no. Para hablar de feminismo o de machismo, es igual, lo primero es despegarse del tema, un machista no puede tener una opinión imparcial. Con la política es lo mismo, muchos lo llevan como un BOCA-River, tildando al que piensa diferente de enemigo. Para las entrevistas traté de despegarme de las
fichas y entender al tablero. Por eso hay preguntas generales. Algún día voy a publicar todas las preguntas que deseché. Recuerdo esta: ¿No te parece que todo lo que se produce hoy en día es una basura?
La idea era provocar un poco, sacudir el tablero. Escuchando a muchos entrevistadores radiales como Guerrero Martínheiz en "A solas" o a Jorge Lanata en “La hora 25" hasta Micki Valviani en "Nombre de Pila". Tomé apuntes de cómo debería llevar esos "diálogos".
Llegué a muchas conclusiones gracias a los invitados. Muchas son personales y me las guardo. Pero hay una que se enfatizó en los últimos comentarios de esta lista y es que La ciencia ficción es una sola y es el nexo. Así como "La tierra Permanece", la Cf permanecerá en cada nuevo lector. No tiene fronteras, tampoco reglas, por más que muchos hemos intentado clasificarlas.
Y como los historietistas y los rockeros, basta conversar unos minutos para reconocer a un lector de Cf. Un lector que tal vez pueda devenir en escritor. Y eso si que es alentador.
Ahora sí, amigos, doy por terminadas estas sesiones y voy preparando todo lo conversado para subir al blog en las semanas próximas.
Un abrazo enorme a todos.

















No hay comentarios:

Publicar un comentario