Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 13 de julio de 2012

Lea Caballero – Dibujante de Historietas - Autor de Yo NEN


Invitado de Hoy_ Lea Caballero – Dibujante de Historietas - Autor de Yo Nen













Hola ¿Quién eres? Preséntate con tus palabras, por favor.
¡Hola! ¿Qué tal? Soy Lea Caballero, dibujante y guionista de Yo Nen, ocasionalmente hago otras cosas pero en general eso.
Bien, pero…. ¿De dónde sos?
De Buenos Aires, Argentina, del barrio de Pompeya. Es un barrio muy gris, muy muerto y tranquilo. A veces detesto eso y a veces lo amo.
¿Hacés otras cosas? ¿Qué cosas son esas?
La mayor parte del tiempo que hago algo, ese algo es dibujar historietas. Pero también soy guionista y aficionado al cine y un poco al fútbol. Me gusta mucho crear historias, moldear personajes. Si pudiera elegir una profesión que no fuera historietista, sería escritor de novelas y cuentos. O si no, actor de doblaje. Eso también me encanta, el doblaje al español de series y películas.
¿Cómo empezaste a aficionarte en las historietas?
Mirá, yo crecí, y aún vivo, en una casa de clase media baja. Por lo tanto, muchas cosas no había en casa. La manera de paliar la situación siempre fue recurrir a la imaginación. En el jardín de infantes había algunas revistas de historietas y mi abuela me compraba alguna que otra de vez en cuando. Me gustaban muchísimo, y como no tenía muchas comencé a hacer las mías propias. Por suerte siempre me gustó dibujar, creo que mi primer historieta la habré hecho a los 6/7 años, aunque la más antigua que conservo es de cuando tenía ocho. En esa época hacía historietas copiando dibujos de Pokémon y Dragon Ball en general, que eran las cosas que veía en la tele y también leía en revistas. También me gustaba muchísimo Batman, me sigue gustando. Tenía un par de revistas de Batman, unas cuantas de Dragon Ball, que todavía tengo guardadas.
Sí, se nota la influencia del manga en tus dibujos ¿Leíste alguna historieta nacional?
¡Sí por supuesto! Lo primero que leí nacional fue El Eternauta, la original, también leí la segunda parte. Luego conseguí apenas salió Legión de Salvador Sanz, y es hasta el día de hoy el laburo que más me gusta de Salva. Otra de mis obras favoritas es Pesadillas, de Mazzitelli y Alcatena, simplemente me encanta. Tengo unos cuantos ejemplares de la Skorpio argentina y muchos de la segunda época de la Fierro, si bien la dejé de comprar, voy y vengo. A veces está muy buena la revista y a veces termino leyendo dos o tres historietas solas de todas las que trae. Necesitamos más revistas como la Fierro. ¡Así que si, no te creas que leo solo manga! De la historieta nacional te podría decir que a mi entender carece de dos cosas: Continuidad e historias para jóvenes adolescentes. Muy pocas historias tienen varios tomos por ejemplo, imaginate si tuviéramos algo como Tin Tin, tenemos a Inodoro Pereyra, pero no es lo mismo. En cuanto a los adolescentes, creo que hay un mercado sin explorar, simplemente estamos rendidos a que a los pibes les gusta más otras cosas, como los videojuegos. Y no es así, la mayoría de los chicos que compran manga son adolescentes. Tendría que haber historietas nacionales que puedan competir en ese mercado, yo estoy tratando de entrar ahí.
¿Qué temas te gustan en los libros e historietas?
Mi temática favorita es el shonen, un género japonés que en líneas muy generales se trata de historias para jóvenes de 12 a 16 años. Son historias protagonizadas por chicos de esa edad generalmente, claros exponentes serían Dragon Ball y Los Caballeros Del Zodíaco, y más actuales Bleach y One Piece. Lo que más me gusta de este género es la emoción que generan los personajes, y los climax que logran las historias, además del mensaje de auto superación que hay en muchas de las obras. También me gustan algunas historias de súper héroes, como ya te dije antes Batman es mi favorito. Las historias que más me gustaron en este último tiempo son las que logran plantear conceptos copados, por ejemplo Wanted de Mark Millar que plantea un mundo en donde los villanos ganaron y los superhéroes dejaron de existir. No me gustan mucho las cosas que pasan por lo autobiográfico o muy experimental, la historieta la veo más como un terreno fértil para la imaginación y cosas que no puedan pasar en la vida normal.
Me parece bien. ¿Cuál es tu aspiración? ¿Fama?
Mi aspiración es poder llegar al corazón de las personas que lean mi trabajo. Se podría decir que quiero fama, pero porque eso lleva a que mucha gente lea tu laburo, entonces te diría que lo que quiero es eso, que la mayor cantidad posible de gente lea mi laburo. No estaría nada mal poder vivir de esto también, cosa difícil pero no la veo imposible en absoluto.
 Es una buena opinión sobre la idea de la fama. Y me gusta esa respuesta. A veces converso con amigos que parecen entregados a la idea de no ser nadie y pasar absolutamente desapercibido. Es como un auto ninguneo. También es cierto que la fama es una ilusión. Sin embargo leemos y admiramos a personas que hace mucho tiempo dejaron de existir y eso me parece como hacerle una zancadilla a la muerte. Fíjate que el creador de Batman ya no está en este mundo y su personaje sigue y seguirá mucho tiempo más. Entre nuestros dibujantes. Hay gente como Lucho Olivera o Meglia, que tienen personajes que mucha gente quisiera volver a leer. ¿Estudiaste o sos autodidacta?
Soy autodidacta, es un camino largo pero lleno de satisfacciones. Me gusta pensar que uno es autodidacta porque sintió la necesidad, la chispa esa por aprender las cosas sin que viniera alguien a enseñarlas, que la curiosidad nació de adentro. Después obvio, lo mejor que podés hacer es estudiar con los que saben. Ahora en este momento de mi vida sigo aprendiendo por mi cuenta y mecho con talleres y cursos, a los 19 hice un taller con Salvador Sanz y a los 21 con Quique Alcatena. El año que viene por ahí estudie de nuevo con alguien más. Por ahora, sigo leyendo muchos comics y aprendiendo de ahí. ¡Y del cine, y de la música! Se puede aprender tanto de la música. Los cambios de ritmo, la cosa épica del heavy metal. La melancolía del pop oscuro, o la fuerza y energía de la música que hacen los ponjas para los anime. Una cosa muy importante también es participar, ir a los eventos, conocer a los autores. En este último tiempo conocí a muchos autores que de una u otra manera me han sabido aconsejar y guiar un poco, para no crecer tan torcido, gente como los organizadores de dibujados (el Bruno, Lubrio y el Gory) a Clemente Montag, poder compartir mesa en varios eventos con él también es un privilegio. A Jorge Lucas y a Fer Calvi, con los que no tuve conversaciones largas pero me parecen tipos muy amenos a la hora de conversar. Y muchos, muchos colegas fanzineros y dibujantes, a los que sería muy largo nombrar. Me siento realmente un privilegiado.
¿Qué es lo que te hace juzgar si un comic es bueno o malo?
En principio, el dibujo es algo fundamental. Me cuesta acercarme a un libro si el dibujo no me atrae. Una vez superada la barrera de lo estético, la idea, el concepto de la historia tiene que ser buena, ganchera. Diría que es una combinación de guión y dibujo. No me gusta que se justifique una historieta dibujada de manera pobre porque tiene un buen guión, o viceversa. Con esto no quiero decir que el dibujante tiene que ser Da Vinci o el guionista Shakespeare, mientras el dibujo se adapte al tipo de historia que queremos contar, alcanza. En lo personal, me gustan los dibujos con alma, los dibujos que transmiten mucha emoción, no las cosas estáticas. Y los personajes bien definidos, con sentimientos y pulsiones reales.
Sí, es una fusión particular. Pero creo que sin un guión bueno, por más que el dibujo la gaste, no funciona. Hace años, cuando se conseguían unos compilados de Superman, me compré varios, dibujados por Jhon Byrne, el dibujo estaba bueno, pero la historia era una merda. ¿Qué es la historieta para vos?
¡Pregunta difícil! La historieta es una de las cosas más lindas del mundo. Un medio de comunicación que se puede hacer con dos pesos de papel y tinta china y mucha imaginación y trabajo, y te puede llevar a mundos geniales jamás imaginados, a diferencia de una película que necesitás millones de billetes verdes y centenares de actores y productores y que se yo. Está más cerca de lo que sería un libro, que también depende de muy poquito para hacer cosas gigantes. Es una de mis cosas favoritas, si no saben que regalarme, una historieta es la mejor elección, ¡ja!
¡Já! ¡Já! Cierto. Y a veces requiere muchísimo esfuerzo de parte de los autores. No sé si estás enterado sobre la búsqueda de aprobación de una ley que aliente la producción de los dibujantes nacionales. También se trata de legalizar leyes para los derechos de los dibujantes. Ya se dio un gran paso con el día de la Historieta ¿Qué te parecen estos asuntos? ¿Te interesan?
Bueno el mismo Quique Alcatena me invitó hace poco a formar parte de ADA, el tema conmigo es que no soy de involucrarme mucho en ese tipo de cosas. Soy un poco cerrado, una vez sola fui a una reunión. Me parece que el laburo que hacen todas las organizaciones es muy importante, no sé si yo podría aportar algo en este momento. Cuando sienta que puedo hacerlo, seguro haré todo lo posible para ayudar.
En cuanto a la Ley, es fundamental. Ya de por si somos una profesión bastante bastardeada, mal paga, necesitamos leyes que nos amparen.

¿Crees que hay público para lo que haces?
Sí. Te digo, he hecho otras cosas, y me costaba muchísimo que la gente lo leyera. Pero desde que público Yo Nen en Internet y en la revistita que vendemos en los eventos, me di cuenta que mucha gente lo lee, y lo que es mejor, lo sigue, capítulo a capítulo, se conoce a los personajes y hasta tiene a sus favoritos. Lo más reconfortante que hay es cuando dejan comentarios personas que nunca leyeron un comic en su vida (pensemos que los chicos de las nuevas generaciones ya no están acostumbrados a leer material impreso como los de mi generación y anteriores) diciéndoles que les encanta mi comic. Le tengo mucha fe a lo que hago y confío en que si algún desprevenido le da una oportunidad y lo lee, se engancha casi seguro.
Sí, está bueno y veo que localidad grafica mejora página a página. ¿Tienes un e-zine favorito?
La verdad no, soy de leer algunos blogs nomás, uno de cine fantástico que lo tengo de blog de cabecera, y el Blogazo del Comic del amigo Esteban Espósito. También frecuento el blog de Andrés Valenzuela, me divierten los revuelos que se arman ahí a veces, los historietistas muchas veces nos creemos que somos los más importantes del mundo y lo único que hacemos son dibujitos en papel, la gente importante de verdad esta en otro lado, ayudando a los que necesitan, salvando vidas.
Hummm. No comparto eso de categorizar a la gente por lo que hace. Y las historietas son importantes, más allá de uno. Fijate que de cierta manera son cultura y no podés saber si lo que hacés le cambia la cabeza a alguien para ser mejor. Eso opino al menos. ¿Hay algún autor contemporáneo que sigas?
Me encanta lo que hace Salvador Sanz, estudié con él un tiempo y mantenemos una cordial camaradería. Es un gran narrador y creador de conceptos muy copados. También a los creadores de Death Note (exitosísimo manga) que son muy buenos, tanto guionista como dibujante. Leo todo lo que hace Fer Gris, una gran amiga y colega que tiene un arte hermoso y cuenta historias con personajes llenos de vida. Cualquier cosa que venga de Mark Millar o Grant Morrison me llama la atención seguro. Debe haber alguno más, pero no se me viene a la mente en este momento.
Ah, si Death Note. Tiene muchos seguidores. Yo vi las películas, ya sé que no se pueden comparar ¡Pero qué buenas que están! También vi las de GANTZ y las de Crucero Espacial Yamato. Me refiero a las live action, primero vi los animés, Bueh, soy fanático de Crucero Espacial Yamato que ya tiene cuarenta años de estrenado. En todas prevalece el sacrificio de uno para salvar a muchos. Parece que los orientales tienen esa idea fija. Como también eso de encontrarse con aquel amor de la niñez ya de adulto. ¿Tomas estos elementos de narración para tus historias?
Definitivamente, los ponjas tienen una cosa por el honor, el “proteger al otro, cueste lo que cueste”. El sacrificio, que me encanta. Es algo que los occidentales mucho no cazamos, y que particularmente a mí me fascina de ellos. En mis historias trato de meter cosas de nuestra cultura, modismos, nuestras escuelas, nuestras calles, nuestra identidad, y también trato de meter esa emoción, ese sacrificio, esos ideales que me vienen de la cultura del manga, del manga de peleas en particular. La “batalla final”, el climax, son cosas que no pueden faltar en una buena obra épica. Creo que lo que yo hago, con todos sus defectos y desviaciones, es en el fondo una obra épica y profunda. Muy en el fondo ja, ja.
¿Cuál es tu autor favorito?
Uy no podría decirte uno. Me gustan muchos. Tengo épocas que me vuela la cabeza uno, después se me pasa y aparece otro. Pero uno de mis favoritos de todos los tiempos es Akira Toriyama, lo leo desde muy pibe. Quique Alcatena también me encanta lo que hace, no voy a decir que lo admiro porque se que no le gusta, pero es un capo, un maestro que te enseña aunque no quiera. Lo que hizo Tite Kubo con Bleach, sobre todo la emoción que transmiten los personajes, lo bien que diseña, es una inspiración. Al igual que Satoshi Tajiri y Ken Sugimori, los creadores de Pokémon, que sigue siendo mi concepto favorito del mundo.
Más allá de que le guste o no, es difícil no admirar el laburo de Quique, je, je. ¿Según tu parecer, Los autores de historietas  colaboran entre sí o son individuos aislados?
Me gusta pensar que colaboramos entre nosotros, pero hay excepciones. Por ejemplo, durante la época de aprendizaje, en cursos o cosas así, no hay nada como rodearse de gente que ande en la misma que vos para crecer y retroalimentarse el uno del otro. Yo trabajo solo, hago todo desde el guion hasta ponerle las letritas a la página, pasando por lápices y entintado. Pero podría trabajar tranquilamente con más personas, si bien me cuesta mucho subordinarme a un guionista. Es difícil encontrar gente con tiempo o la perseverancia suficiente que se necesitan en esta profesión bastante sacrificada, por lo menos sacrificada en este país donde ganas el quíntuple haciendo story boards que haciendo un libro de comics. Me molesta que haya cierta pica entre historietistas a veces, a mí me gusta disfrutar del laburo de mis colegas y no me gusta verlos como “competencia”.
Coincido con vos, la competencia es medio una cagada. Lo mejor es competir con uno mismo. Sin embargo, hay algo positivo en la idea de la competencia y es eso de buscar un techo de comparación. Hablábamos de Alcatena y te podría nombrar varios más con los que es bueno compararse buscando un nivel de calidad. Aspirar estar a la altura de los profesionales que trabajan en las editoriales más exclusivas. Lo que no me gusta es ver a los dibujantes que no evolucionan, esos tipos que hace veinte años curran con el mismo dibujo y el mismo guión. Hace poco le comentaba a Fernando Sosa del grupo Barricada, que sigo la carrera de Simon Bisley y cada vez que creo que puedo compararme on uno de sus dibujos, el loco edita algo nuevo superándose más. Pasa lo mismo con Meriggi para nombrar a uno nacional. ¿Qué opinas de los ilustradores?
¡Los envidio! Ojalá yo tuviera la calidad y técnica que tiene un ilustrador, la cantidad de detalles que le hacen a sus laburos, los conocimientos artísticos y técnicos que manejan. La historieta es distinta, tenés una página, y después que la termines, tenés 20 más que terminar, así que no podés estar 4 días haciendo una página. No le podés poner tanto detalle, porque no solo te tarda más, si no que muchas veces entorpece la lectura. No podes pintar todo hasta el mínimo detalle, porque no te da el tiempo. Menos si haces todo vos solo. Yo igual me quedo con la historieta, no hay con que darle. Pero cada vez que veo ilustraciones de profesionales que me encuentro en Internet, se me cae la baba.
En parte tenés razón. Trabajé para editoriales españolas y ahora lo hago para USA y siempre me apremiaron con la entrega. Aunque para una historieta propia, no veo porque correr. Probá a hacerlo con más tiempo y vas a descubrir que empezás a conseguir una calidad interesante, la velocidad viene después. Igual, es bueno ser veloz para dibujar, la vida pasa como un rayo. ¿Es importante la divulgación de las novedades sobre historietas?
Es importante la divulgación para el público en general. Lo que pasa acá es que no tenemos un “mercado” de historietas, dentro de todo las leemos nosotros que somos también autores, y hay grupos de personas que consumen comics, pero no son una mayoría. Estaría bueno hacerle saber a las personas de todos los días, el señor que va a la oficina, la chica que va a la secundaria o a la Facu, la señora que atiende la panadería, que hay historietas y que las pueden leer, que están buenas. Ahí recién va a haber un cambio.
Es raro. Acá dicen que el show de Tinelli es “exitoso”· porque el tipo es un gran “conductor”. Pero en realidad no podés evitar verlo porque lo pasan en todos los canales repitiendo las situaciones escandalosas y mostrándote las chicas casi desnudas que bailan ahí, Durante todo el día. Eso se llama PUBLICIDAD. Es ponerte un cartel sobre un producto en medio de un programa que no tiene nada que ver. Siempre pienso que con la historieta se puede hacer eso ¿Qué opinás de esto?
Mientras publicitemos en lugares acordes, debería hacerse. No sé si quisiera que mi producto se publicitara en un programa como el de Tinelli o similar, porque lo considero de una bajeza y calidad moral dudosa. No quiero que mi producto se relacione con eso, ni que en un futuro eso me impida hablar mal del cabezón adentro de mis páginas. Sí deberíamos hacer más publicidad en la vía pública, en radio. Yo estudié publicidad por 5 años (3 de ellos en el Fernando Fader, escuela a la que asisten los protagonistas de Yo Nen) y entiendo un poco del tema. La historieta de acá no tiene ni un gramo de publicidad encima, lo único en lo que chocan es que muchos dibujantes laburan como storyboardistas además de historietistas. Pero claro, para hacer publicidad, se necesita mucha guita, y guita e historieta no son partes de una misma ecuación en la mayoría de los casos. No hay guita para editar libros como la gente, hacer tiradas como la gente, no hay público que lea esos libros, no hay revistas que se publiquen semanal, bisemanal o mensualmente (que son en donde el dibujante de comics ve realmente dinero por su laburo) menos va a haber publicidad. Todo esto que suena tan pesimista, en realidad a mi me fascina bastante. En Argentina hay muy poco, está casi todo por hacerse. Y ese es nuestro objetivo, digo el de los nuevos autores. Hacer las cosas que no hay acá.
¿Qué opinás de la autoedición?
La autoedición es algo muy bueno y muy malo, en partes iguales. En otros mercados, vos sos dibujante, vas, buscas laburo en una editorial, y listo. Acá vas a una editorial, y aunque tu laburo sea bueno y te quieran tomar, muchas veces no se da. Entonces no te queda otra cosa que auto publicar, para que lo que haces no se muera en el cajón. Entonces gastás un montón de tiempo en eso, en aprender los gajes de la edición, gastás de tu propia plata, salís a vender vos tus revistas. Esta re bueno, yo lo hago y lo disfruto la mayoría de las veces, pero si las cosas funcionaran como tienen que funcionar, podrías usar ese tiempo para aprender a dibujar más, o para hacer tu vida. Lo que conlleva la autoedición es que mucha gente que se auto publica no tiene el nivel necesario para entrar a una editorial.  Terminás relegando tu pasión a un hobby que haces cuando te deja tiempo el laburo que les da de comer a vos y a tu familia. Por otro lado, no tenés a un editor que te diga que poner o que no poner en tu comic, ni tenés que andar pensando en si se va a vender, o que público lo va a leer, eso te da una libertad muy copada. A mí en particular sí me gusta pensar en esas cosas, y me gusta hacer algo sabiendo que la gente lo va a leer. Me gustaría poder golpear las puertas de 10 editoriales distintas, presentar material y que en alguna guste, que salga todos los meses en alguna revista, poder comer de lo que me gusta. Soñar no cuesta nada dicen.
¿Te animás a opinar sobre algún editor?
Mirá por ahora no tuve la oportunidad de entablar relación ni diálogo con ninguno. Recién en estos días empezaron las tratativas para publicar Yo Nen a través de un sello independiente, pero hasta que no esté más avanzada la cosa no te podría decir como es mi experiencia en el mundillo de la edición por medio de editor.
¿Ves televisión?
Poca. Me gusta mucho mirar fútbol o los Simpsons, o documentales. Siento una gran atracción por programas que estén en vivo y en directo, no se bien por qué. Prefiero usar la computadora para mirar películas y algún que otro animé. Pero no puedo engancharme con ninguna serie, desde que la tele perdió su “exclusividad” y podés mirar casi lo que quieras a la hora que quieras en la compu, perdí esa costumbre de un día a la semana, a cierto horario, mirar algo en particular, seguirlo.
No entiendo ¿A que te referís con que la tele perdió su exclusividad?
Te doy un ejemplo más claro: hoy ponele estrenan una serie en Fox, o en otro canal, vamos a suponer que es la nueva temporada de The Walking Dead o Game of Thrones. ¿Para qué voy a esperar que se estrene el lunes a las 10 de la noche en Fox si en Cuevaza están los primeros 5 capítulos hace semanas? Es solo un ejemplo, no miro ni TWD ni uso Cuevana, pero digo, a menos que sea para ver el noticiero, a Tinelli o alguna novela, la tele ya no tiene exclusividad, si quiero ver un animé, digamos Naruto, Bleach, Death Note, ¡en Internet están hace años! Los chicos de 8, 9 años no saben lo que es ver el magic, que te pasaba dibujitos ponjas todo el día. Estaría bueno que algo como eso vuelva. Cuando trato de ver Pokémon en Cartoon Network nunca lo agarro a la misma hora. También está el tema que antes las series tardaban años en llegar, entonces cuando llegaban y las pasaban en la tele podían pasar un montón de capítulos por semana, ahora se pasa un solo capítulo a la semana y es más difícil engancharse. Yo miraba Kenshin todos los días a la hora de la merienda. Ahora si quiero comer mirando dibujitos, los tengo que tener bajados a la compu. Otra cosa que no ayuda es que se hagan pocos doblajes al castellano. A los grandes les gusta ver las series en su idioma original, pero los chicos necesitan que esté en latino. Yo como todos fui chico y lo sé por eso. Además, si se descuida al público infantil, después no tenemos un público juvenil acostumbrado a ver series de anime o dibujitos yankees (aunque estos por suerte todavía tienen un trato mucho más ameno, se siguen estrenando y doblando todas las series importantes, como batman brave & the bold y young justice y todas las de marvel también) Lo mismo pasa en el terreno del comic, por suerte ahora se está apostando por la historieta infantil, la gente de Banda Dibujada por ejemplo. Pero deberían hacerse todavía cosas más grosas para nenes. Series de comics largas y, por qué no, series de dibujitos animados también. Pero de calidad, no mierda que este hecha así nomás o sea absurdamente inocente, solo porque es para chicos. Mirá Adventure Time, es para chicos y lo miras vos que sos grande y te cagas de risa.
¿Qué opinas sobre los adelantos tecnológicos en la vida diaria?
Son una mierda. Nos hacen la vida más fácil, y a la vez nos re esclavizan. Quedate un día sin Internet y hablamos. De golpe te agarra la histeria. O sin luz, la muerte. Yo soy bastante adicto al facebook y a Internet, y no me gusta. Te chupan la energía vital, el contacto con las demás personas y la naturaleza. Pero no lo puedo evitar. Algún día seré un ser más iluminado. Por ahora, trato de hacer todos mis laburos de historieta en forma tradicional, para que si algún día hay un apagón nuclear o una catástrofe, los papeles estén dibujados y no flotando en la red virtual.
¿Qué pensás de las nuevas formas de comunicación? ¿Y las redes sociales?
Creo que ya te respondí un poco de esto en la anterior. Agrego que sin Facebook, por más que reniegue de él, no podría haber difundido ni ahí mi obra, por lo menos no con el alcance que estoy logrando en estos días, y que tiene posibilidades de seguir creciendo. Así que para resumirlo con una frase hecha, son un mal necesario.
Ahora los chicos siguen aventuras a través de juegos de video o historias en cine condicionadas por el merchandising ¿Pensás que eso reemplazará a la literatura tradicional?
A la larga creo que sí. Hasta que un día se apague toda la luz en el mundo y tengamos que volver a escribir con una lapicera y no tipeando, a darnos cuenta que el ctrl. Z es una mentira y todo eso. En lo personal casi ni juego videojuegos modernos, pero sí veo cine, bastante. Y me encanta todo lo que sea merchandising, es otra manera de llegar al público con tus creaciones. Me gusta imaginar a mis personajes en las cartucheras de los chicos que van al cole, o en forma de muñecos en repisas de personas que no solo les guste el comic. Ni hablar de imaginarlos animados y saliendo en la tele. La idea no es que se dejen de hacer películas, ni videojuegos, la idea es que también haya un espacio para la literatura, no se, hay gustos para todo, es difícil que te relajes jugando un juego de guerra, es mas fácil que te relajes leyendo un libro a la luz del sol, con la brisa de la tarde rozándote. Creo yo.
¿Por  que pensás que en la opinión general, la Historieta es tan infravalorada?
Ahora igual se la está viendo más como un producto para intelectuales. Antes por ahí era algo más para chicos. Pensá que al principio la historieta estaba dedicada a gente que no podía leer cosas complejas, ya sea porque eran inmigrantes que no dominaban el idioma, o porque eran faltos de estudio. Entonces se tiene esa creencia de que la historieta es algo liviano. Pero no lo es, digo, hay de todo. Me gustan tanto las cosas simples como complejas, no las intelectualoides o muy experimentales, de esas paso. Nosotros mismos a veces no le damos valor a lo que hacemos, eso tampoco ayuda. Hay que pensar que lo que hacés va dirigido a un público, que no es estúpido, que va a valorar lo que hacés si dejás todo en la cancha. No me gustan las historietas que están hechas así nomás.
¿Imaginás que algún día conquistaremos el espacio como en Star Trek?
Me gustaría creer que algún día aprenderemos a convivir con nuestro espacio, la Tierra, a cuidarla y respetarla, y que ya no necesitaremos de cosas como el dinero o el bien y el mal, o McDonald’s. Pero es mucho más probable que terminemos siendo todos Spocks y Zulus antes de que pase lo que digo yo, ¿no?
Puede ser, ja, ja. Si hubiese un holocausto climático o ecológico ¿Qué harías?
Sentiría pavor, y emoción, saldría a verlo, y trataría de experimentar la situación tratando de comprender que estoy viviendo algo único, que muy probablemente me cueste la vida. Así que va a haber que disfrutarlo lo más que se pueda, por más kamikaze que suene.
¿Cuál es tu película de historietas o comics favorita?
The Dark Knight, la segunda de la saga batmanezca de Nolan. Las de Batman de Burton también me gustan, de pendejo las amaba. Igual, los personajes de comic pertenecen al papel, ahí rinden mejor que en ningún otro lado.
Sí, creo que sí. ¿Crees que los autores de historieta son nerds o ratones de biblioteca despegados de la realidad?
Sí y no. Yo trato de tener una vida normal, pero no me sale. Una profesión que te tiene “atado” al tablero la mayor parte de tu vida, no puede ser llevada a cabo por gente normal. De todas maneras, no creo que tenga nada de malo ser raro. Eso sí, a veces hace mal a la salud, hay que tener cuidado de hacer vida al aire libre de vez en cuando, y de pasar tiempo con la gente que uno quiere.
¿Cuál fue la  última historieta que leíste?
Recién en el colectivo venía leyendo “Saint Seiya: the lost canvas” que es una precuela del manga original de los caballeros del zodíaco, dibujada por una japonesa, Shiori Teshirogi. La minita es re fana del autor original de la serie, y se re nota. Sus dibujos tienen mucha emoción, sin perder el toque clásico que necesita una historia de los caballeros. Lo recomiendo para todo aquel que el guste el tema. Y hace poco leí uno que me regalo el señor Alcatena, “House of Secrets”, publicada por Vertigo en USA. Muy buena, atrapante, con dibujos despojados de realismo fotográfico y convencionalismos, que se adaptan muy bien al oscuro y por momentos turbio guión. Leo mucho, así que eso es solo una mínima parte de lo que leí en esta semana. Pero si sigo, no terminamos más.
¿Pensás que alguien leerá este diálogo?
Vos y yo seguro, y alguno de los gatos locos que leen Yo Nen en Facebook seguro que lo leen, ja, ja. ¡¡Un abrazo y muchas gracias por la entrevista!!




Página web de Yo Nen:  http://yonen.com.ar/http://yonen.com.ar/  (todavía esta en construcción)

6 comentarios:

  1. Creo que hay algún problema con los colores. El texto no puede verse. Por cierto, hice una reestructuración en los enlaces de mi blog. Pasé tu blog a la sección "Blogs personales". Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo arreglé, amiga. muchas gracias por avisarme. Yo también tengo que actualizar mis blogs y desde ya el tuyo estará ahí. Un abrazo!

      Eliminar
  2. Muy interesantes reflexiones. Por cierto, estuve leyendo el número uno de Yo Nen, y encuentro que cuesta engancharse porque la historia parece que tarda un poco en arrancar. Supongo que es porque está contada linealmente y el comienzo es más mundano que el resto, tal vez hubiera venido mejor la última página al principio y luego algo así como "2 días antes", entonces es más sencillo digerir el comienzo porque nos prometieron una escena más interesante.

    ResponderEliminar
  3. JAJAJA

    Si Gustavo el comienzo es medio a los tumbos, estoy trabajando para corregir ciertos aspectos. Un saludo y gracias por leer!

    Lea

    ResponderEliminar
  4. Genial la obra de Lea, interesante entrevista.
    Por mi parte, disfruto el comienzo de Yo Nen así como está, porque a mi entender usa ya de por sí una escena intrigante y fuerte al comienzo, y la historia se desarrolla bastante rápido y con toques de humor que son el condimento que da mayor fluidez al relato, sin necesidad de recursos estrambóticos o gastados que funcionen de cebador.
    Lea es sin dudas un gran artesano/artista de la historieta local.
    Salut, Mario! Impecable el blog, como siempre.

    Augusto

    ResponderEliminar